Del simulador a las pistas de carreras

SIMULADOR

El victoriquense Juan Manuel Aguerre (20 años) debutará en el automovilismo a nivel nacional cuando dispute una nueva fecha del campeonato de Fiat Abarth, a llevarse a cabo el 4 de noviembre en el autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires.
Aguerre, que estudia Turismo en La Plata, se ganó un lugar en dicha categoría, que comparte el espectáculo junto con el Súper TC2000, a partir de mostrar sus condiciones en el Reality Show Desafío Motor, un programa que se está emitiendo todos los lunes a las 19 por el canal Fox Sport 3.
La historia de Aguerre en el automovilismo surgió a los 15 años en un simulador de carrera en su casa. Sentado frente a la computadora, se fue apasionando cada día más por las competencias, y un año después se pudo comprar su primer volante y demás elementos para comenzar a competir con otros jóvenes en red de distintos puntos del país.
A medida que fue pasando el tiempo, el entusiasmo de Aguerre fue creciendo, a tal punto que entrenaba de forma periódica. Aprendió a cómo configurar un auto según el trazado elegido, estrategias de carreras y demás aspectos para ser un buen piloto virtual en las categorías Turismo Carretera, Súper TC2000 y Turismo Nacional.

Reality.
La pasión de Aguerre por el automovilismo dio un giro inesperado en 2017, a partir de que un amigo le contó sobre el programa Desafío Motor. En el primer casting para ingresar a este programa, no participó debido a que la inscripción tenía un costo de 5 mil pesos. “No me anoté por el dinero, y porque tenía que subirme a un kárting de verdad por primera vez, y no me tenía confianza”, dijo Aguerre.
Este año, Aguerre se terminó entusiasmando con dicho reality a partir de acceder a una beca que le llegó de la provincia de Buenos Aires, aunque primero debió superar el casting que consistió en dos exámenes.
En el primero, en el que participaron 1.500 jóvenes, logró hacer uno de los 40 mejores tiempos en una prueba virtual, y el segundo examen fue en el autódromo de Buenos Aires, utilizando autos de calles. En este escenario deportivo también evaluaron prensa y físico.
Aguerre explicó que en dicho circuito se propuso dar lo mejor para poder seguir avanzando. “En la prueba de manejo anduve lo más rápido posible de entrada. Fueron tres vueltas en la pista y luego zigzag entre conos. Cuando finalizó la prueba, el coach estuvo conforme. Luego me informaron que había pasado a otra etapa, ya para sumarme al programa, que arrancó en abril y se sigue filmando”, señaló.
Aguerre es uno de los jóvenes que en el programa ha logrado sobrevivir a las eliminaciones. Sigue en competencia, cuya cuarta etapa se emitirá mañana. “En cada prueba doy lo mejor. Ojalá pueda seguir, pero si no lo hago, lo importante es que algo vieron en mí que me invitaron a correr en la categoría Fiat Abarth”, dijo.

– ¿En qué consistieron la segunda y tercera etapas?
– La primera fue en el kárting, con motor Rotax. Se realizaron entrenamientos y clasificaciones, y al no hacer un buen tiempos quedé nominado para dejar el programa. Sin embargo me salvó el couch. Luego superé la tercera etapa, que se realizó utilizando los Fiat Línea. Somos siete pilotos por equipos.

– ¿Cuando te surgió correr en la Fiat Punto Abarth?
– Hace poco me propusieron correr en esta categoría, con muchos beneficios por ser piloto del Desafío Motor. Luego de invitarme a correr, recurrí a la colaboración de mi pueblo para poder juntar el presupuesto. Estoy agradecido a todos los que me están dando una mano.

– ¿Qué significa debutar en el automovilismo?
– Para mí, debutar será cumplir el segundo sueño de mi vida. El primero fue poder subirme a un auto de carrera. Nunca imaginé que me iba a pasar esto. Es una gran oportunidad.

– ¿En qué te sirvió correr en el simulador?
– Me sirvió para aprender a memorizar los circuitos, a tener concentración. Aunque entre un simulador y un auto de carrera existe una diferencia abismal. En un auto de verdad se siente la emoción de forma completamente distinta, y cuando se comete un error las consecuencias de un golpe son diferentes. Además no es lo mismo poner a punto un auto de forma virtual, que hacerlo en la pista.

– ¿Qué objetivo tenés para tu primera carrera?
– El objetivo es poder lograr un buen desempeño en mi debut, nada menos que en una categoría de nivel nacional. Si pudiera terminar entre los cinco mejores sería muy bueno para los que me están ayudando.

– ¿Tenés pensado seguir corriendo el año que viene?
– La intención para el 2019 es correr en Turismo Pista Clase 1, que se presenta junto al TC2000.