Despedida a lo grande

Las finales de los Juegos Evita en Chaco marcaron la despedida (por edad) para el atleta ciego Ezequiel Palacio, de 18 años. El joven de Catriló, que supo destacarse en los Juveniles Parapanamericanos en San Pablo, comenzó en los Evita cuando era un niño y ésta fue su sexta participación. En la despedida logró oros en 100 metros y salto en largo, superando su propia marca con 4,67 metros.