Inicio Deportes Dino Pieraligi no baja los brazos

Dino Pieraligi no baja los brazos

El santarroseño Dino Pieraligi, a bordo de un Chevrolet, ocupó ayer el tercer puesto en la decimaquinta carrera del año y la cuarta por los play off del TC Pista Mouras, disputada ayer en el autódromo de La Plata. El ganador de la final fue el santafesino Ian Reutemann (Dodge) y segundo quedó Fernando Iglesias (Chevrolet).
La cuarta posición fue de Agustín Suárez (Chevrolet), relegando a Franco Passarino (Dodge), Matías Frano (Ford), Maximiliano Feito (Ford), Rodrigo González (Ford), Guillermo Ferrón (Dodge) y Juan Ignacio Maceira (Chevrolet).
Tras la competencia de ayer, Pieraligi se ubica séptimo en la Copa de Plata con 137,5 puntos. El primer puesto es de Reutemann con 176,5, segundo se ubica Frano, con 164, tercero, Iglesias, con 156, cuarto, Marcos Castro (Ford), con 152, quinto Otto Fritzler (Ford), con 146, y sexto, Maceira, con 140,5.
Pieraligi, con parte de la trompa de su Chevy rota, saltó al tercer puesto en el relanzamiento después del ingreso del último pace car. El pampeano había largado quinto, luego de retrasó para esquivar a Frano.
Fiel a su temperamento, Pieraligi no bajó los brazos y la luchó hasta el último para poder subir al podio, y seguir teniendo posibilidades matemáticas de alcanzar el título.
Ayer, de regresó con su equipo (Pieraligi Sprint) a la capital pampeana, en diálogo por teléfono con LA CHUECA, se mostró feliz de su desempeño al mostrar una vez más que está en el lote de los más rápidos. «El auto me estaba levantando temperatura, pero a la vez quería subir al podio y entonces no dudé de ir para adelante», dijo Dino.
El piloto pampeano sostuvo que el final del campeonato viene siendo muy apretado, y que si bien se impuso Reutemann, ya no marca tanta diferencia como en otros momentos de la temporada. «Es cierto que las Dodge marcan la diferencia en lo derecho, tienen un plus en el reglamento, pero ahora no les resulta tan fácil».
Con respecto a las posibilidades de consagrarse campeón, Pieraligi admitió que es muy difícil porque está 39 puntos abajo. «Aunque no pierdo las esperanzas porque la última fecha otorga puntaje y medio. Ahora hay que seguir trabajando en el auto pensando en el cierre del campeonato, que será el 8 de diciembre en La Plata».
En cuanto a la final del TC Mouras, el vencedor fue Marcos Landa, con Torino, superando a Lucas Boero y Lunas Panarotti, ambos con Dodge.