Dirigentes y entrenadores quieren reflotar federación

EL BOXEO BUSCA LIMAR LAS DIFERENCIAS

Dirigentes y entrenadores de boxeo manifestaron ayer que es necesario reflotar la Federación Pampeana de Box, teniendo como premisa dejar de lado las diferencias y pensar sobre todo en los púgiles. El segundo paso será crear una comisión normalizadora.
“Queremos reflotar la Federación Pampeana de Box, y lo hacemos pensando en los boxeadores, sin ninguna mezquindad personal”, dijo ayer Carmen Bertone, en la conferencia de prensa que brindaron dirigentes y entrenadores en el club Argentino de esta ciudad.
Bertone asistió a la rueda de prensa representando a la subcomisión de Argentino junto a Rubén Carriqueo, Carmen Bertone, Juan Campos, Valeria Roble y Oscar Lezano (presidente del club). También participaron Hugo Marinángelis (Escuela Guante de Oro), Luis Musa (El Fortín), Roberto “Pocho” Arrieta (Cuna de Campeones), Gustavo “Zorrito” Campanino (Cultural y Humanidad), José Giménez (Boxeo “Pepo” Giménez) y Mauricio Serrano (Escuela de Boxeo Lonquimay Club).
Bertone indicó que ya se realizaron varias reuniones con el propósito de ver de qué forma se puede reflotar a la Federación Pampeana de Box, que actualmente se encuentra acéfala debido a que sus principales integrantes de la comisión directiva renunciaron hace bastante tiempo.
“Como club, sentimos que tenemos tradición en el boxeo. Y por esa razón Queremos reflotar la Federación Pampeana de Box, y lo hacemos pensando en los boxeadores, sin ninguna mezquindad personal. Ojalá que podamos trabajar juntos”, sostuvo Bertone.
Bertone consideró que la federación deberá trabajar no sólo para capacitar y educar, sino para que los púgiles tengan un estilo de vida.
Lezcano recordó que cuando la actual comisión directiva asumió en Argentino, se propuso seguir teniendo boxeo. “Nuestros deportistas son los boxeadores, tal es así que estamos construyendo un gimnasio para ellos. Y nuestra pretensión como institución es estar la federación, como otros clubes”.
Campanino, por su parte, recordó que de la Federación Pampeana de Box sólo quedan él, Arrieta y Juan Carlos Ceballos. “La idea es incluir a todos, para trabajar de forma mancomunada. Se necesita una federación, y esperemos que con la colaboración de todos podamos tenerla. Lo que no me parece ético es que el nuevo presidente de la federación sea a su vez organizador de festivales”.
Consultados sobre la reunión que se realizó recientemente en la ciudad de General Acha, Campanino consideró que no fue inclusiva, que se dejó afuera a varias escuelas. “A Arrieta ni a mí nos invitaron a esa reunión, siendo que con Ceballos somos los únicos que quedamos de la federación”.
Arrieta, quien actualmente es parte del cuerpo técnico de la Federación Argentina de Box (Fabox) y delegado de La Pampa ante ese organismo para hacer las licencias de los amateurs, dijo que más allá de las diferencias que se puedan tener, el boxeo es un solo. “No puede ser que nuestra provincia y La Pampa sean las únicas dos provincias que no tengan federación. La idea es que se conforme, que se pueda trabajar en conjunto”.
Giménez consideró que hay que dejar las diferencias de lado para armar la federación, y que el nuevo presidente represente a todo el boxeo. “Acá en Argentino se trabaja bien, con apoyo, y por eso estamos dispuestos a apoyar a la federación”.
Musa opinó que nadie se tiene que enojar cuando alguien se interesa por reflotar la federación, y que es bueno que se vote a un nuevo presidente.
Marinángelis expresó que es imperioso crear la federación, y enfatizó: “Tenemos que estar todos juntos, que se terminen las rivalidades. Acá, en La Pampa, tenemos buen boxeo, y deberíamos unirnos para tirar todos hacia un mismo lado”.

Segundo paso.
Los entrenadores y dirigentes explicaron que el segundo paso será armar la comisión normalizadora, para luego llamar a una asamblea y elegir nuevo presidente de la federación.

Enojo.
Héctor “Sapo” Valquinta fue invitado a participar del anuncio, aunque se mostró molesto y se retiró. El ex boxeador y ahora entrenador del barrio Matadero se mostró disgustado, a tal punto que interrumpió la conferencia de prensa. Bertone, en todo momento, trató de calmarlo.
El breve cruce de palabras de Valquinta, Bertone y Lezano incomodó a los periodistas. “Esto es democracia, y si alguien está en desacuerdo podemos conversarlo. Acá estamos pensando en los boxeadores”, enfatizó Bertone.