Inicio Deportes Duro golpe para la Selección

Duro golpe para la Selección

ARGENTINA, CON EL REGRESO DE MESSI, PERDIO ANTE VENEZUELA

Con una imagen difusa y desdibujada, sin brújula y con errores conceptuales, la Selección argentina perdió ayer con Venezuela por 3 a 1 en un encuentro amistoso disputado en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid y que marcó el regreso de Lionel Messi.
El gol argentino fue de Lautaro Martínez, cuando la Vintotinto ya ganaba por 2 a 0, con los tantos de Salomón Rondón y John Murillo. Luego Josef Martínez estiró ventajas con un penal.
El partido marcó el regreso de Messi a la Selección tras el Mundial de Rusia 2018, ya que su último cotejo había sido en Kazan, en la eliminación por octavos de final ante Francia por 4-3.
El próximo partido de la Selección será el martes, ante Marruecos, en suelo africano, pero sin la presencia de Messi.

Para el olvido.
El planteo de Lionel Scaloni fue salir con cinco defensores, con Montiel, Mercado, Foyth, Lisandro Martínez y Tagliafico, pero nada pudo impedir que a los 5 minutos Rondón le ganara la espalda a Mercado y sentenciara a Armani.
Lejos de un circuito de juego organizado, porque mucho dependió de la individualidad de los protagonistas, Argentina estuvo lejos de Messi, contrario a lo que había pedido Scaloni en la previa. El capitán argentino tuvo dos chances que el arquero Fariñez logró sacar al córner, pero esas llegadas fueron algo más cercano a su propio brillo que a un juego asociado.
Una “hectárea” parecía haber entre los delanteros y los defensores, y esos desacoples argentinos fueron aprovechados por los venezolanos, que con orden y criterio lograron mantener a los de Scaloni a raya.
Sobre todo cuando a los 44 Murillo aprovechó la desatención de la defensa argentina y desde afuera del área sacó un remate lejos del alcance de Armani.

Leve mejoría.
Tres cambios hizo Scaloni en el arranque de la segunda mitad. Algunas asociaciones de Suárez con Messi y los acertados cruces en los cierres de Kanemann, fueron las luces de esperanzas de Argentina.
Venezuela se escalonó bien, logró reducir espacios y tomar en zona a Messi, que trataba de oxigenar buscando atacar por los laterales. Así encontró a Suárez, quien cedió a Martínez y el ex Racing definió ante Fariñez, para el descuento.
No obstante, algo no daba buena señal en el conjunto argentino y el ingreso de Josef Martínez en la Vinotinto, por Rondón, reforzó el peligro venezolano, que derivó en un penal que le cometió Foyth y que el propio atacante de Atlanta United transformó en gol.
Muy lejos de un juego asociado y criterioso, con muchos desacoples y sin poder sacarle el jugo a todo lo que Messi genera en cada partido, Argentina se mostró superada y sin respuesta frente a una Venezuela que hizo bien los deberes, ni más ni menos. (NA)