Echegaray contra FIFA

AFIP PODRIA INVESTIGAR A GRONDONA

El responsable de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, denunció ayer que la FIFA le negó información sobre los fondos que se manejan en el pase de jugadores argentinos e informó que le solicitó a la Justicia que le pida información documental a su par de Estados Unidos.
En una conferencia de prensa ofrecida en la sede de la AFIP, Echegaray comentó que mantuvo una reunión en Suiza con el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, junto con el embajador argentino en ese país, Antonio Trombetta, y que el titular de la entidad le prometió darle los datos.
“Pedimos que se nos brinde acceso al sistema de las transferencias de los jugadores de fútbol porque queríamos saber quiénes manejaban esos fondos y a donde iban”, señaló el funcionario. “Estuvimos trabajando un año para conocer cómo funciona el sistema, para acceder a la información y siempre hubo de la Gerencia Operativa de la FIFA una evasiva, diciendo que nosotros pretendíamos acceder al balance y los datos internos de la FIFA”, denunció el recaudador de impuestos.
En ese sentido, Echegaray recordó que en de la última década durante siete años la Argentina fue la primera exportadora mundial de jugadores, y que sin embargo los clubes argentinos “son pobres”.

Los Grondona.
Por otra parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se sumó ayer a Etchegaray, al admitir que el ente recaudador podría investigar a la familia del fallecido presidente de la AFA, Julio Grondona, tras el destape de supuestos sobornos en FIFA y Conmebol.
“Julio Grondona, al morir, extingue la acción, pero no terminan los efectos de las acciones, tanto civiles como tributarias”, sostuvo el funcionario y dejó en claro que la investigación podría extenderse a la familia porque “los efectos de las relaciones tributarias no se extinguen con la muerte”.
Mientras tanto, Humberto Grondona, uno de los tres hijos del dirigente fallecido y actual director técnico del seleccionado sub 20 que juega el Mundial en Nueva Zelanda, reclamó que “a los muertos hay que dejarlos tranquilos”. (DyN)