El Albo logró un claro triunfo

LIGA PAMPEANA: RACING VENCIO A COSTA EN EL ADELANTO DE LA SEGUNDA FECHA DEL APERTURA

Racing Club de Castex derrotó ayer por 2-0 a Costa Brava en el estadio Nuevo Pacaembú de esta ciudad, en el partido que abrió la segunda fecha del Torneo Apertura de la Liga Pampeana de Fútbol. Los goles fueron marcados por Silvio Suzan e Isaías Similán, uno en cada etapa. El dueño de casa terminó con diez jugadores en cancha, merced a la expulsión de Luciano Pildain.
El partido comenzó parejo, aunque Racing mostró mejor trato de pelota y mayor precisión en la zona de generación de juego.
El Costero se aproximó con un disparo de Facundo Petisco desde afuera que pasó cerca del palo, cuando apenas iban 8 minutos de partido. Sin embargo, poco antes del cuarto de hora, la visita encontraría la ventaja en los pies de Silvio Suzán. El “10” ejecutó un tiro libre frontal desde muy atrás, y tras una mala salida de Leo Oberts, quien se mostró muy inseguro por momentos, la pelota ingresó al arco cuando arremetía Emiliano Otero.
El enganche Albo comenzó a ganar protagonismo en el juego, manejando los hilos del ataque y haciendo gala de su buena pegada. A los 21 minutos probó desde afuera con un disparo bajo, que puso en riesgo al arco de Oberts. También se mostró Suzan dueño de todas las pelotas paradas a favor de Racing, y tras un envío al área Alan Torrisi despejó casi sobre la línea tras otra defectuosa salida del “uno”.
Muy poco mostró Costa para llegar al empate, al chocarse con un rival bien parado en el medio y sin fisuras en el fondo. Apenas algo de Petisco, que se retrasó y se tiró por los costados, y otro poco de Kevin Leguizamón, ofreció el dueño de casa para inquietar al arquero Sebastián Ré.
En la segunda parte, Racing se mostró superior desde el comienzo, y tuvo a favor un tiro libre en los pies de Suzan. Poco más tarde Alan Cáser, uno de los mejores de la cancha, desbordó por izquierda y ganó un tiro de esquina tras el exigido cruce de Torrisi.
Sin conexión entre sus líneas, al local le costaba salir limpio y se repetía en pelotazos largos a sus dos hombres de punta, que eran rechazados por la defensa Alba.
A los 25 minutos del complemento, y tras haber reemplazado a Cáser, Isaías Similán con un disparo bajo, contra el palo, venció al “uno” costero y estableció una diferencia que sería definitiva.
Con el ingreso de Rodrigo Vizcarra (se repartió la zona media con Germán Scarola), el técnico Ignacio Archieri buscó tener mayor peso en la zona de recuperación y ganar así una salida clara. Pero la dupla no dio mayores frutos y duró apenas algunos minutos.
En el tramo final Similán se perdió un mano a mano con Oberts, y Pildain se ganó la tarjeta roja, tras ir con el brazo arriba contra un defensor contrario, con el partido ya resuelto, cuando no le quedaba casi nada por delante.
El Albo de Edgardo “Tuco” Leguizamón, que divide esfuerzos entre el certamen doméstico y el Federal Amateur, logró un merecido y claro triunfo que lo deja como líder en el arranque del Apertura.