El ascenso no arranca si la AFA no paga

Los principales dirigentes del ascenso endurecieron su postura de no comenzar los torneos de la B Nacional, B Metropolitana y de la Primera C y D, tras fracasar la reunión que mantuvieron ayer con el Comité de Regularización, sin Armando Pérez, en el edificio de la AFA.
“No podemos iniciar los campeonatos de las distintas divisionales si no nos pagan los meses de enero, mayo, junio y julio. Así, el ascenso no arranca”, disparó Claudio “Chiqui” Tapia, presidente de Barracas Central, de la B Metropolitana, y vice de la AFA, en un cónclave tenso que duró cerca de una hora y media.
“Si no querés, no arranques, nosotros no estamos en condiciones de hablar de plata. Pero no te olvides que en este Comité hay miembros de la FIFA, de la Conmebol y del Gobierno”, le retrucó Javier Medín, vicepresidente del ente de Regularización.
De esta manera fracasó un nuevo intento por llegar a un acuerdo para que el 13 de agosto comiencen la B, la C y la D, y el 20 lo haga la B Nacional. Es que la AFA le debe 44 millones de pesos a la B Nacional, 20 a la B Metropolitana, 10 a la C y 1.500.000 a la D.
A lo largo del encuentro hubo dos posturas firmes y opuestas, algún que otro grito, y una resolución: en estas condiciones no habrá fútbol de ascenso.
Además, los dirigentes del ascenso atacaron a Fernando Marín, director de Fútbol para Todos, porque “no tiene ningún cargo” en AFA y “no aporta soluciones” desde su función como integrante del gobierno.
También estos directivos se reunieron con Guillermo Dietrich, el ministro de Transporte, y Guillermo Madero, el encargado de Seguridad en el fútbol, para bajar los costos de traslado y operativos policiales, respectivamente.

300 millones.
Mientras tanto, el Secretario General de la Presidencia de la Nación, Fernando de Andreis, anunció ayer que el Gobierno abonará 300 millones de pesos a la AFA en concepto del pago correspondiente al segundo semestre de 2016 en el marco del Acta Acuerdo firmada en febrero.
El abono de 300 millones será uno “de los últimos pagos pendientes antes de la rescisión del contrato por el programa Fútbol Para Todos”. Los dirigentes argentinos, a partir de 2017, comercializarán con empresas privadas la televisación de los partidos para incrementar los ingresos. (Télam y DyN)