El Auriazul goleó a Independiente

LIGA CULTURAL: ALL BOYS SE CONSOLIDO EN LO MAS ALTO DEL TORNEO APERTURA EN LA ZONA NORTE

All Boys superó al Rojo de Doblas por 4-1 y se consolidó en lo más alto del Torneo Apertura. Rubén Pérez, en dos ocasiones, Tomás Arzer y Jerónimo Gutiérrez marcaron los goles; mientras que Emiliano Cocco estampó el empate parcial.
All Boys se consolidó en lo más alto del Torneo Apertura en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol, al golear ayer como local por 4-1 a Independiente de Doblas, que llegaba como escolta, pero ahora cedió terreno en la lucha por el primer certamen local.
Los goles del alboyense, que quedó como único invicto tras la caída de Deportivo Rivera, fueron anotados, todos en el complemento, por Rubén “Titino” Pérez, en dos ocasiones (una de penal), Tomás Arzer y Jerónimo Gutiérrez; mientras que Emiliano Cocco había puesto el empate parcial.
Los dos equipos terminaron con diez, ya que a los 43 minutos de la primera etapa el árbitro, Cristian Rubiano, expulsó al mediocampista local Mauro “Tapón” Barreiro y al arquero del Rojo, Eduardo Coria, tras una agresión mutua.
El encuentro, como se esperaba, tuvo mucho dinamismo, con dos equipos que intentan constantemente buscar el arco rival. Aunque esto hizo que el primer tiempo fuera más bien luchado en la zona media, por lo que las ocasiones más claras llegaron mediante pelotas paradas.
En el complemento, con la rápida apertura del marcador por parte del local y la respuesta del visitante para empatar, quedaron algunos huecos que supo capitalizar mejor el Aurizul, para terminar ganando ante un Rojo de Doblas, que nunca bajó los brazos, pese a la diferencia en el marcador.
Con el protagonismo que lo llevó a la final del Torneo Provincial y sabiendo de la individualidad de sus jugadores, Independiente de Doblas salió a jugarle de igual al igual al Auriazul en el Doctor Ramón Turnes.
Y fue justamente el visitante el que generó la primera acción de peligro, con una pelota parada.
El tiro libre, al borde del área, del “Marciano” Cocco hizo vibrar al travesaño del arco defendido por Brian Roston. La respuesta del local fue a través de la misma vía, cuando remató Juan Pablo Saffeni, en este caso dio rebote Coria y la pelota le cayó a Gastón Ceccani, que no alcanzó a darle de lleno.
Promediando la etapa, se juntaron Ceccani, Barreiro y Saffeni, para habilitar a Gutiérrez que no pudo romper la paridad. El Auriazul consiguió tomar las riendas del mediocampo y a los 32 gestó la jugada más clara de la primera parte. Gutiérrez avanzó por izquierda, le ganó a su marcador y sacó el centro; la pelota, dentro del área chica, le cayó a Saffeni, que definió de frente al arco, aunque Coria en una espectacular reacción metió el manotazo para que el encuentro siga igualado.
A los 40 minutos, un largo pelotazo fue a parar a las manos de Coria y Barreiro fue a apurar al arquero, ante el cierre de Matías Narcué. Una agresión mutua, entre el arquero y el mediocampista, terminó con la expulsión de ambos. Si bien en primer término Rubiano le había mostrado la amarilla a Barreiro (mientras Coria era atendido), el asistente Sergio González le informó lo que había pasado y los dos se fueron a los vestuarios antes de tiempo.

Llegaron los goles.
En la segunda etapa, y como había pasado en el inicio del juego, Independiente de Doblas avisó a los 2 con un remate de Cocco, que salió por arriba del travesaño. A los 5 respondió All Boys, cuando Joaquín López ganó en el área rival, tras un tiro de esquina, pero Cocco rechazó sobre la línea.
Dos minutos después llegó la apertura del marcador. Nicolás Ibáñez recuperó en la zona media, trasladó la pelota y habilitó por derecha a Pérez. “Titino”, ya dentro del área, definió, tapó Juan Torres, pero el rebote favoreció al atacante, que tocó para el 1-0.
Independiente no alcanzó a sentir el golpe. A los 12, Cocco aprovechó una mala salida defensiva del local, y capitalizó una pelota que quedó dando vueltas cerca del área. “El Marciano” amagó, enganchó ante un defensor y sacó un remate que se metió contra el poste derecho de Roston.
En ese juego del golpe por golpe, salió mejor parado el Auriazul, porque a los 18 volvió a tomar la ventaja. Ibáñez sacó un centro desde la derecha, recorrió todo el área y por el segundo palo llegó Tomás Arzer, que metió un zurdazo para el 2-1.
A los 30, López volvió a ganar en el área de Independiente, Torres dio rebote y esto fue aprovechado por Gutiérrez que solo tuvo que tocar la pelota para estirar las cifras.
El partido se terminó a los 36, con una acción que tuvo como protagonista a “Titino” Pérez. El delantero tomó la pelota sobre la banda derecha, le ganó a Bruno Schaab, que ya dentro del área lo derribó y el árbitro sancionó penal. Fue el mismo “Titino” el encargado de convertir el 4-1 final, que le permitió a All Boys estirar el invicto en el campeonato, consolidarse en lo más alto de las posiciones y llegar bien perfilado de cara al debut en el Federal “B” (el sábado a las 20 ante Belgrano), aunque todo indica que, entre semana, tendría que visitar a Deportivo Mac Allister (otra chance es jugar este encuentro el domingo próximo).