El Auriazul sacó una mínima ventaja

LIGA CULTURAL: ALL BOYS SUPERO COMO VISITANTE A BELGRANO EN LA PRIMERA FINAL DE LA ZONA NORTE

All Boys le ganó ayer por la mínima diferencia a General Belgrano, en el encuentro de ida de la final en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol, que se disputó en el Nuevo Rancho Grande ante un marco aceptable de público. El árbitro, Cristian Rubiano, terminó el partido con el tiempo cumplido, ya que la policía tuvo que dispersar a los violentos hinchas locales que cruzaron por detrás de la tribuna para arrojar piedras al sector visitante (ver aparte).
El clásico, que tendrá su revancha el lunes desde las 20.30 en el Ramón Turnes, tuvo como protagonista excluyente a Jerónimo Gutiérrez, quien en la primera pelota que tocó marcó el único gol de la tarde. Luego se iría expulsado junto a Kevin Bornes, del local, por una agresión mutua.
El partido no fue bien jugado. Quizás por todo lo que hay en juego a lo largo de la serie de 180 minutos. Ayer pasaron los primeros 90, que parecían tener un cero grande en el marcador, pero fue el visitante el que logró la mínima ventaja, que ahora deberá defender en su cancha.
En la primera etapa, arrancó mejor Belgrano, con un buen desempeño de Alexis Uhaldegaray, aprovechando algunos desajustes defensivos, que no lograron ser capitalizados ni por Tenca Hernández ni “Uhalde”.
Lentamente, el Auriazul fue equiparando las acciones en la zona de gestación, y el partido se disputó lejos de los arqueros. La visita tuvo su llegada mediante un remate desde afuera del área de Gonzalo Arriola, que sacó bien el arquero José Urigüen, cuando se metía abajo.

Gol, expulsiones y suspensión.
El segundo tiempo mantuvo la tónica de la primera parte. Hasta que se produjo el quiebre a los 11 minutos, cuando “Luchy” González mandó a la cancha a Gutiérrez, en lugar de Arriola, justo cuando la visita tenía un tiro libre a su favor, desde el sector izquierdo. El encargado de poner la pelota en juego fue Gonzalo Turri (el mejor del visitante), que ubicó a Nazir Leones, para que de cabeza se la baje a Gutiérrez. El delantero, en la primera que tocaba, con un toque cruzado definió ante Urigüen y marcó el único gol.
Minutos después, los dos se quedaron con diez por la expulsiones de Gutiérrez y Bornes, tras una agresión mutua. El local tuvo el empate en un tiro libre de Tenca Hernández, que salió cerca; mientras que el Auriazul pudo haber liquidado la serie, cuando Juan Pablo Saffeni eludió a Urigüen y quedó de cara al gol, pero se demoró y permitió la recuperación del arquero y el defensor Nicolás Sosa, que salvaron su arco sobre la línea.
En los minutos finales, Belgrano fue con todo en búsqueda del empate, pero se chocó con un equipo visitante bien cerrado atrás. Cuando se debían haber disputado, al menos, tres minutos más, el árbitro Cristian Rubiano tomó la decisión de dar por finalizado el partido, por los incidentes generados por los hinchas locales.
La revancha se jugará el lunes, donde el Auriazul afrontará el compromiso sabiendo que con un empate se clasificará a la final del Torneo Oficial. Por su parte, Belgrano estará obligado a ganar para buscar ese lugar.

Otra vez, un mismo final
El clásico Belgrano-All Boys no terminó de la mejor manera. Ya en tiempo cumplido, un grupo de hinchas del local, identificados con La 14, se dirigió hacia donde estaban los visitantes y comenzó a arrojar piedras, por lo que la Policía tuvo que efectuar disparos con balas de gomas, para frenar a los violentos, que una vez más volvieron a ganar.

Compartir