El boxeador pampeano Miguel Angel Cobas peleará por el título Sudamericano

El púgil pampeano Miguel Angel Cobas partirá hoy desde Buenos Aires con destino Quito, Ecuador, en donde este sábado buscará el título Sudamericano de los medianos ante el local Jeyson “El Verdugo” Minda.
Cobas viaja junto a su entrenador Gustavo “Zorrito” Campanino. Ambos visitaron ayer la Federación Argentina de Box (FAB), en donde tramitaron el permiso que otorga dicha entidad a todo boxeador que pelea fuera del país.
“Voy a ganar el título. Para esto me vengo preparando de forma intensa hace 40 días”, afirmó ayer Cobas en diálogo con LA CHUECA, tras mantener una reunión en la FAB.
Cobas reaparece después de dos años. Debutó en el profesionalismo en junio de 2007 y llega con sólo 19 peleas, de las cuales ganó 12, perdió dos y empató cinco. Su familia está compuesta por su esposa Yésica y sus tres hijos: Valentino (9 años), Lisandro (6) y Juliana (3).
“Me faltó continuidad, siempre puse como prioridad a mi familia y a mi trabajo. Aunque casi nunca dejé de entrenar porque me gusta mucho el boxeo. Inclusive, cada vez que podía guanteaba en algún gimnasio porque me llevó bien con todos los entrenadores”.
El boxeador nacido hace 30 años en Mendoza y que se siente pampeano debido a que
desde los seis meses vive en Santa Rosa, contó que cuando Campanino le propuso enfrentar a Minda, casi de inmediato aceptó el combate. “Miré algunas peleas de Minda, y no me asusta. Es un novado, buen boxeador. Pero no es de la calidad de algunos rivales que tuve como el paraguayo Isidro Ranoni Prieto o el uruguayo Noe Tulio González Alcoba (con ambos perdió)”.
Cobas perdió en su última presentación ante Prieto por nocaut en el quinto asalto. En esa oportunidad también buscó el Sudamericano, aunque en semipesados. “No estoy arrepentido de haber aceptado enfrentar a Prieto en dos categorías por encima de la mía. Fue una chance que me surgió, y la aproveché. Son experiencias”.
“Voy a ganar el título. Para eso me vengo preparando de forma intensa hace más de 40 días con Wálter Buscarini y Campanino. Me siento diez puntos, y ya estoy en mi categoría. Viajo contento de poder volver a combatir, y por una corona”, enfatizó Cobas.