Inicio Deportes El Depo arma el plantel para la Liga

El Depo arma el plantel para la Liga

WINIFREDA QUIERE SER PROTAGONISTA EN EL CAMPEONATO DEL FUTBOL CULTURALISTA

Deportivo Winifreda arrancó el 10 de enero los trabajos de pretemporada de cara a la reanudación del Torneo Oficial de la Zona Norte de la Liga Cultural de Fútbol, previsto para el próximo 3 de marzo.
En este verano 2019, de los entrenamientos participan prácticamente todos los jugadores locales de primera división que terminaron el semestre pasado, los refuerzos y los juveniles.
Los lugares elegidos para las prácticas son el estadio Miguel Eloy Baldovino y dos espacios municipales: el parque recreativo y el vivero.
Los futbolistas se pusieron a disposición del entrenador Cristian Savarese para intentar construir desde el esfuerzo diario un equipo competitivo que pueda soñar en algo más que mantener la categoría. Eso es lo que desea el director técnico ratificado en su cargo.

El plantel.
Para lograr ese ambicioso objetivo se sumaron caras nuevas al plantel. Los nuevos refuerzos son Esteban Miranda, volante proveniente de Deportivo Anguilense; Giuliano López, media punta y delantero cuyo pase pertenece a Sarmiento de Santa Rosa y que viene de jugar en Unión Deportiva Bernasconi; más Luciano Andrada, delantero de All Boys de Santa Rosa y Anguilense.
Además se sumaron dos conocidos que regresan a los estadios culturalistas. Ambos estuvieron jugando en La Liga de Profesionales de Santa Rosa: Diego Ponce de León (marcador central o defensor) y el winifredense Néstor «Turi» Pacheco (volante o marcador de punta). Este último se comunicó con Savarese para comentarle «sus ganas» de retomar la actividad deportiva y fue recibido.
También se puso en movimiento el local Gustavo «Pasto» Fridirich (central); mientras que su hermano Fernando se tomó un descanso por cuestiones personales. Los que siguen en el Girasolero, en tanto, son Gastón Bornes (primer marcador central y medio campo) y Horacio González (volante por izquierda).
Los locales que entrenan son José Luis Wiggenhauser (arquero), Bruno Ballester, Dino Martínez, Emanuel Navarro, Maximiliano Alles, Agustín Pieraligi, Enzo Furch, Facundo Peralta, Alejandro Mazzina y Cristian Efemenco. En contrapartida, los que se fueron son Flavio Ermantraut, Nolberto Tomaso y Franco González.
Con respecto a la conformación del plantel, Savarese, en diálogo con LA CHUECA, avaló la permanencia de algunos referentes como Bornes y González, y se mostró conforme por la llegada de los nuevos. «La idea es que ellos continúen por la función que cumplen dentro de la cancha. Se destacan como compañeros dentro del grupo y el trabajo que hacen es positivo. Consideramos que son importantes más allá de lo futbolístico, también desde lo humano. Del resto que se sumó obviamente tenemos referencias y ojalá todos se complementen y nivelen el plantel en calidad hacia arriba», analizó el entrenador.

Aspirar a más.
«Todos saben que el que esté mejor preparado y en condiciones físicas va a tener la posibilidad de jugar», sostuvo Savarese. Y consultado sobre sus aspiraciones, respondió: «Lo que intentamos sacar de a poco de la mentalidad de los jugadores es esta cuestión de que participamos para mantener la categoría, si no te estructurás para eso. Pienso que a partir del trabajo cotidiano que hagamos podemos aspirar a ir un poco más allá y tenemos recursos humanos para pelear por eso».
En el mismo sentido, el DT agregó: «El plantel, el cuerpo técnico y los dirigentes, cada uno desde su lugar, puede contribuir a que Winifreda esté un poquito más arriba desde lo deportivo. Este trabajo conjunto empezó el 10 de enero y ojalá nos encaminemos al objetivo deseado».
«Vamos a trabajar muchísimo para lograr una buena complementación entre los chicos que vinieron con el grupo local y afinar el margen de error para que podamos depender cada vez más de nosotros en cuanto a un posible resultado. Debemos estar preparados y ser fuertes porque hemos pasado por diferentes etapas de las cuales nos pudimos recomponer», insistió Savarese, que también se desempeña como preparador físico; mientras que Fabio Gatica lo acompaña una vez más como ayudante de campo y técnico de la categoría juvenil.