El futuro de Penales en suspenso

La vinculación del Deportivo Penales con la Colonia Penal es histórica; desde su fundación el 9 de julio de 1939 (el impulsor fue Arturo Vara, ex director de la Unidad 4) hasta estos días, en los que el fútbol ha vuelto a darle vida con chicos y grandes vistiendo las casacas azules y blancas.
En los últimos años, con el regreso del club al fútbol culturalista después de cuatro décadas de ausencia, su lugar en el mundo ha sido la cancha ubicada en el predio que la Colonia Penal (Unidad 4 del Servicio Penitenciario Federal) posee en la calle Pueyrredón, a metros de la Avenida Circunvalación.
En ese espacio, la familia del Carcelero ha generado un sentido de pertenencia muy especial, porque son ellos quienes en las últimas cuatro temporadas han mantenido la cancha (con varios arreglos incluidos), atendiendo a un convenio con las autoridades de la unidad carcelaria que cada año se renueva.
Sin embargo, en este 2017 ese acuerdo se ha complicado más de lo normal, porque en los últimos días le comunicaron a los dirigentes del club que la decisión de cederles la cancha ya no dependerá de las autoridades de la propia Colonia Penal, sino de la dirección nacional del Servicio Penitenciario Federal (SPF), de quienes aún no han obtenido respuesta.
En ese contexto, la participación en los torneos de la Liga Cultural de fútbol del Deportivo Penales, con sus divisiones inferiores y sus equipos superiores, hoy es una incógnita, porque sin cancha propia deberían salir a alquilar, con todo lo que ello implica en cuanto a costos y disponibilidad.

Delicada.
“Es una situación delicada la que estamos atravesando”, reflexionó el presidente del Deportivo Penales, José Clemente, quien cada año tiene conversaciones con las autoridades de la Colonia Penal y el Círculo de Suboficiales para poder contar con las instalaciones y tener un lugar donde desarrollar una actividad que trasciende lo deportivo, al albergar a más de 70 chicos de inferiores y a unos 30 mayores que compiten entre Primera División y reserva.
“Cada año tenemos una entrevista con el director de turno y él nos permite o no la utilización de la cancha”, explicó Clemente, e informó que desde 2013 vienen con esa metodología, luego de haber utilizado otras canchas desde su regreso a la Liga Cultural en 2010.
Sin embargo, cuando hace unos días fueron a ver al actual director de la U4 se encontraron con una respuesta diferente, porque les explicaron que la decisión “debería venir de una autoridad superior”. En ese sentido, desde la propia Colonia Penal se ofrecieron para oficiar de nexo mediante una carta que ya fue enviada a la dirección nacional del SPF, pero que aún no ha tenido respuesta.
“Todavía no sabemos nada”, dijo ayer Clemente. “Es algo raro lo que está pasando porque nunca habíamos tenido problemas”, agregó con tono de preocupación, como adelantándose a una posible respuesta negativa que los dejaría “en la calle” y con un centenar de futbolistas que atender. “No entiendo por qué cambiaron las cosas, pero es una decisión que se ha tomado, hay que respetarla y vamos a esperar unos días más a ver qué pasa”, comentó.

Sin tierras.
El Deportivo Penales cumplirá en julio 78 años de vida, a lo largo de los cuales ha tenido muchas actividades y disciplinas, pero sin lograr contar con un lugar propio para formar un polideportivo. “Nunca tuvimos un terreno. Ojalá alguien algún día nos de una mano; sería importante para toda la gente que está y para la que quiere acercarse al club, porque hoy no tenemos lugar para crecer”, reflexionó ayer Clemente, al tiempo que recordó que el Estadio Municipal fue el escenario utilizado en la etapa futbolera anterior, hace ya medio siglo.
“Del ’83 al ’89 jugamos con inferiores en la cancha de la Colonia Penal, y en 2013 empezamos a utilizarla con todas las divisiones hasta el año pasado, con el compromiso de mantenerla e ir haciendo mejoras”, señaló, y adelantó que para este 2017 tenían proyectadas algunas obras en vestuarios y baños.
“Esperemos que se solucione el tema porque salir a alquilar una cancha para inferiores y Primera es casi imposible desde lo presupuestario. Y sería muy doloroso tener que decirle a los chicos que no pueden jugar más”, explicó el presidente del club, que agrupa a jóvenes de toda la ciudad y especialmente de la zona de Villa Alonso y del Plan 5000, a raíz del convenio que tiene con las infantiles del Centro de Empleados de Comercio.
Hoy, el club no tiene cancha y son muchos los que esperan una respuesta favorable del SPF: los que ya forman parte de la familia “carcelera” y aquellos chicos de la zona que ven en la institución un posible lugar para ir a formarse como deportistas y como personas.

Podios en Córdoba
Tres divisionales del Deportivo Penales participaron la semana pasada del torneo internacional de fútbol Córdoba Cup, que contó con la participación de equipos de diferentes lugares del país y el exterior. En la categoría 2003 y 2004, los chicos del Carcelero fueron subcampeones; en tanto que la 2002 logró el cuarto puesto.

Compartir