Inicio Deportes "El hincha está grabado a fuego"

«El hincha está grabado a fuego»

ISLAS PARTICIPO DE LOS FESTEJOS DE LA PEÑA ROJA LIBERTADORES DE AMERICA

Más de un centenar de simpatizantes del Club Atlético Independiente de Avellaneda celebraron anoche en esta ciudad el 47 aniversario de la «Peña Roja Libertadores de América de General Pico», con una cena en la que el ex arquero Luis Alberto Islas, fue la figura invitada. El evento se desarrolló anoche en el Salón de Usos Múltiples del Club Sportivo Independiente de esta ciudad.
La Peña Roja, que fue creada en 1972 en coincidencia con el comienzo de un exitoso ciclo deportivo de la institución de Avellaneda en el que alzó cuatro veces consecutivas la Copa Libertadores de América, desarrolla una importante función social en General Pico, organizando campañas solidarias y haciendo colectas de alimentos para entidades de bien público, como comedores, merenderos y el mismo Hogar de Ancianos.
La Peña piquense, que en sus inicios se llamó «Fernando Bello», aprovechó anoche la ocasión para homenajear a parte de los referentes de la etapa fundacional.

Hincha del Rojo.
Previo a participar de la celebración con la comunidad Roja de Pico, Islas brindó una conferencia de prensa en la que habló de la actualidad futbolística de Independiente y de la Selección argentina, dado que vistió ambas camisetas. Con la del Rojo ganó el Torneo Clausura 1994, la Supercopa de ese mismo año y la Recopa Sudamericana en 1995. Con la celeste y blanca, integró el plantel campeón del mundo en 1986, ganó la Copa América de 1993 en Ecuador y fue el arquero titular en la Copa de Mundo de Estados Unidos, ganándole la pulseada final a Sergio Goycochea.
«El hincha de Independiente está grabado a fuego en mi vida. Hoy vine con parte de mi familia, que son hinchas de Independiente, a compartir un momento muy importante para la Peña pero para mi es un placer muy grande», dijo. Además agregó: «Yo a Independiente lo empecé a amar a partir de la convivencia. Yo de chiquito era hincha de Huracán, pero cuando uno empieza a recorrer el camino del fútbol respeté a todos los equipos en los que me tocaba atajar. Pero a lo largo de los 13 o 14 años que estuve, se empezó a sentir un sentido de pertenencia con el club, que el club sentimentalmente mío es Independiente, sobre todo el hincha».

Selección y el Club.
El arquero también se refirió a la actualidad de la Selección nacional, y subrayó que el arco se debe dirimir entre los arqueros de Boca y River, Esteban Andrada y Franco Armani, respectivamente
«Los veo bien a los dos. Hay cuatro o cinco arqueros de un nivel parejo y bueno pero para mi el arco está entre Armani y Andrada. Si yo soy técnico de la Selección me juego por uno y le empiezo a dar continuidad. Ya no se necesita más incorporar y probar, la Selección necesita empezar a darle una idea de juego al equipo», señaló.
Consultado sobre por qué no se le dio la posibilidad de estar sentado en el banco del Diablo de Avellaneda, aseguró que a Independiente «lo voy a esperar siempre».
Por último, hizo alusión al presente futbolístico del club de sus amores y se mostró analítico respecto al funcionamiento del equipo en la cancha.
«Uno quiere que gane el equipo, pero también uno lo ve como entrenador y como técnico, y no me gusta. Pero creo que este Independiente de hoy futbolísticamente no me identifica, tiene que mejorar mucho. Los equipos se arman cuando se arma el campeonato. Cuando armas el plantel no le tenes que errar. También considero que como entrenador no podes ir a buscar seis o siete refuerzos cada cuatro o cinco meses. Vos tenes que armar un plantel sólido y a lo sumo tenes que ir cada cinco o seis meses a buscar un refuerzo, algo que te puede colaborar en potenciar el equipo. Ahora cuando vas a buscar cinco o seis refuerzos estas dañando mucho un funcionamiento y una estructura económica», sostuvo.