miércoles, 20 noviembre 2019
Inicio Deportes El Lobito conquistó París

El Lobito conquistó París

FERNANDEZ VUELVE AL NUMERO UNO EN TENIS SOBRE SILLA DE RUEDAS

El cordobés Gustavo «Lobito» Fernández se coronó otra vez campeón de Roland Garros en tenis sobre silla de ruedas y regresará al primer puesto del ranking mundial, tras imponerse ayer en la final sobre el británico Gordon Reid por un cómodo 6-1 y 6-3.
Fernández, nacido en Río Tercero hace 25 años, conquistó por segunda vez en su carrera el Grand Slam parisino, ya que también se había coronado en 2016, y estuvo muy cerca en otras dos ocasiones, cuando perdió las finales de 2017 y 2018.
Además, el Lobito estiró a cuatro su cosecha de «grandes», puesto que se había coronado en las ediciones 2017 y 2019 del Abierto de Australia en Melbourne.
En su camino al título, Fernández superó en cuartos de final al sueco Stefan Olsson por 4-6, 6-1 y 6-1, en semifinales al británico Afie Hewett por 6-1 y 6-2, y ayer a Reid en la definición.

Emoción.
«Jugué un partidazo y él lo hizo muy bien también. (Reid) No está en un buen año pero sabe lo que es jugar y ganar este tipo de partidos», dio sobre el escocés de 27 años, campeón en Australia y Wimbledon 2016.
El tenista de Río Tercero había insinuado que podía conquistar Roland Garros, ya que en la gira previa sobre polvo de ladrillo ganó el Abierto de Roma, tras imponerse en la final sobre el francés Stephane Houdet por 7-5 y 6-2.
«Ganar un Grand Slam y de esta manera es una sensación para ponerla en un frasquito y dejarlo en la mesita de luz toda la vida», graficó el Lobito Fernández en declaraciones a la cadena ESPN después de la final.
«Todavía estoy procesando lo que pasó, se me venía negando en los últimos dos años y jugando bien. Entonces lo de hoy es una emoción enorme. Tenía que estar muy enfocado, consciente de hacer mi juego y lo que sabía que podía dañarlo y lo hice excelente», comentó.

El Nº 1.
El cordobés ascendió por primera vez al tope del ranking mundial de tenis adaptado en julio de 2017, justamente después de desplazar a Gordon Reid, y desde el lunes volverá a esa posición de privilegio.
«Lo sabía pero no lo quería decir, es demasiado grande todo, todavía estoy con la adrenalina muy alta para procesarlo», se emocionó antes de recibir una sorpresa a metros de la cancha 7 donde consiguió el torneo luego de jugar una hora y diez minutos.
El presidente de Estudiantes de La Plata, Juan Sebastián Verón, se le acercó para felicitarlo y le regaló una camiseta del Pincha, que Fernández recibió con gusto y humor futbolero cuando aclaró que «ni en pedo» se la probaría debido a su fanatismo por Boca Juniors.
«Bostero de siempre y hasta siempre», se definió el Lobito con una sonrisa ante la Brujita, que admiró su calidad tenística.
«La coordinación que tiene, cómo le pega… Fui jugador amateur cuando era joven y no le pegaba ni la mitad de lo que le pega él», reconoció el ex mediocampista del seleccionado argentino en los Mundiales Francia 1997, Corea-Japón 2002 y Sudáfrica 2010.
«Al principio disfruté el partido, en el primer punto, pero después no, lo viví con muchos nervios. Pero lo importante era cómo estaba él y se lo veía muy tranquilo», separó. «Muchas gracias por haber venido, es un honor para mí como deportista profesional», se despidió el flamante campeón.

Otro argentino campeón.
El argentino Thiago Agustín Tirante y el brasileño Matheus Pucinelli De Almeida se proclamaron ayer campeones en el torneo de dobles masculinos, categoría Junior, de Roland Garros. La dupla sudamericana se impuso en la final al italiano Flavio Cobolli y al suizo Dominic Stephan Stricker por 7–6 (7–3) y 6–4. Tirante y Pucinelli De Almeida fueron los únicos representantes sudamericanos que consiguieron clasificarse a alguna de las finales Junior del torneo parisino.

Barty, la nueva reina.
La australiana Ashleigh Barty (8) le ganó ayer a la checa Marketa Vondrousova por 6-1 y 6-3 y se consagró campeona de Roland Garros, su primer Grand Slam.
Barty, de 23 años y que pasará a ser la número dos del ranking mundial, detrás de la japonesa Naomi Osaka, es la primera australiana que se impone en el Abierto de Francia desde que lo lograra Margareth Court hace 46 años.
Barty tardó apenas una hora y 10 minutos en superar a la checa Vondrousova, de 19 años, que había llegado a la final parisina sin ceder un set.
«Estoy muy feliz de ganar mi primer Grand Slam aquí. Marketa ha hecho una gran temporada. Pese a las apariencias yo estaba muy nerviosa antes de empezar», expresó Barty, que hace tres años volvió al circuito tras una interrupción de dos en los que prefirió dedicarse al cricket, deporte en el que llegó a ser semiprofesional en la liga de su país.

Nadal-Thiem.
El tenista austríaco Dominic Thiem avanzó ayer a la final de Roland Garros tras completar exitosamente el partido que había dejado inconcluso ante el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, a quien venció por 6-2, 3-6, 7-5, 5-7 y 7-5, y por segundo año consecutivo irá en busca del título ante el español Rafael Nadal, amo y señor en París con 11 coronas.
Thiem, cuarto en el ranking mundial de la ATP, completó su victoria sobre Djokovic (1) en cuatro horas y 20 minutos de un partido que había sido suspendido el viernes por las malas condiciones climáticas.
Hoy, desde las 10 de Argentina (televisa ESPN), el austríaco irá en busca de su primer Grand Slam ante el multicampeón Nadal (2), quien viene de superar en semifinales al suizo Roger Federer (3) por 6-3, 6-4 y 6-2.