El más veterano

José es toda una institución. Todos lo conocen; todos lo saludan; todos bromean con su edad e irónicamente lo llaman “El Pibe”. Todos pasaron los 65 años y siguen jugando al fútbol, pero José ya hace más de 15 octubres que superó esa edad. Por eso todos hablan de él.
Mientras sus compañeros comienzan con la entrada en calor después de algunos masajes y muchas cremas -a esta altura prácticamente obligatorias-, José camina la cancha con la paz de un tipo realizado. Sabe que, si es necesario, entrará unos minutos en el segundo tiempo y por eso mantiene los pantalones largos y una campera para protegerse de la fresca tarde.
No es necesario verle la camiseta roja que lleva debajo para darse cuenta que allí hay un deportista. El tranco, las zapatillas adecuadas y la pegada cuando le tiran una pelota terminan de acreditar su identidad de futbolista. La edad, en este caso, apenas sirve para encasillarlo en una categoría.

Siempre el fútbol.
José Cornelio Garrido nació el 29 de octubre de 1937 y, con 81 años recién cumplidos, es el futbolista más veterano de los miles que están disputando desde el viernes el Torneo Argentino de Fútbol para Veteranos en canchas de Santa Rosa y Toay.
Nació en el pueblo chileno de Lonquimay, en el límite con Argentina, pero se crió en la zona cordillerana de Neuquén, su lugar en el mundo desde hace 80 años.
Desde chico jugó al fútbol, deporte que lo llevó a ponerse la camiseta de Villa Mitre de Bahía Banca cuando tenía 18 años, a fines de los ’50. Pero la familia y el trabajo lo devolvieron a su Neuquén, donde comenzó a ejercer su profesión de albañil.
Trabajó como capataz en la construcción de la Universidad Nacional del Comahue y en la misma casa de estudios quedó como empleado, primero en tareas de construcción y luego como jardinero, para jubilarse a los 68 años como supervisor general de parques y jardines en la Universidad.
Mientras tanto, el fútbol fue llenando todos los espacios libres de su vida: como jugador amateur en diferentes equipos, como entrenador de inferiores, como DT del equipo universitario (en el que también jugó), y más tarde como pieza clave en la Asociación de Fútbol de Veteranos del Neuquén, donde aún hoy defiende la camiseta de Unión de Limay.
“El fútbol es mi vida”, resume José mientras mira de reojo los preparativos de sus compañeros en las canchas del Regimiento de Toay. “Me siento bien y feliz haciendo esto”, dice tímidamente quien participa de estos torneos nacionales desde 2006, y prácticamente con esa frase sintetiza el porqué de su bienestar.

Familia y salud.
“Todas las semanas espero a que llegue el sábado para ir a jugar al fútbol, y mi señora me dice ‘está bien, andá viejo’, porque ella sabe que me hace bien”, relata con ternura refiriéndose a quien desde hace más de 60 años es su compañera de vida, y con quien conformó una familia que además conforman cinco hijos y todos sus descendientes.
“La familia es parte del fútbol, y mucho más a esta edad. Incluso acá (en el torneo) están mis amigos y mis compañeros, que son como parte de mi familia también”, agrega José, quien se define como “un puntero izquierdo” que maneja las dos piernas.
“¿Hasta cuándo?, je, hasta que me den las patas”, señala quien llegó a La Pampa como invitado del equipo de Camioneros de Neuquén. “Porque al fútbol lo llevo en el alma y mientras me de el físico voy a jugar. Además me ayuda a estar bien de salud, a tener una vida sana y a seguir en contacto con los amigos”, agrega. Y tocándose el pecho remata: “Lo que pasa es cuando a usted le entra el fútbol y lo siente de verdad, no puede dejar de jugarlo”.

– ¿Y cómo se define como futbolista? ¿A qué jugador de la actualidad se parece?
– Soy hábil, todavía tengo fuerzas como para correr un rato y hacer algún pique… Antes me gustaba el Betito (Norberto Alonso); ahora sería parecido al ‘Pity’ Martínez…

Llega la hora de las definiciones.
El XIV Argentino de Veteranos de Fútbol “Hugo Pérez”, que se juega en Santa Rosa y Toay con la presencia de más 130 equipos de distintos puntos del país, entrará hoy en etapa de definiciones con la tercera jornada, que tendrá los cuartos de final por la mañana y las semifinales por la tarde.
El certamen, organizado por la Asociación Liga de Veteranos y fiscalizado por la Federación Argentina, se cerrará mañana con las finales en cada una de las categorías: Seniors, Maxi, Súper, Master y Fundadores.
En la categoría Seniors, hoy desde las 8.30 se jugarán los cuartos de final en el Predio Forestier: Chaco vs. AMFA (San Luis); Catamarca vs. General Pico; Sindicato de la Carne vs. Trelew; HK Pinturas vs. Las Estrellas.
En Maxi, los cuartos de final (desde las 10 en Forestier) serán los siguientes: Il Cafeto vs. Catamarca; Carmen de Patagones vs. Trelew; General Pico vs. Isidro Casanova; La Amistad vs. Tres Arroyos.
En Súper, en tanto, los cuartos (a las 10 en Forestier y el Horacio del Campo) serán Afuven vs. La Emilia; Comodoro Rivadavia vs. Villa Congreso; AMFA vs. Deportivo Boulevard; Villa Regina vs. Quintu Panal.
En Master, los cuartos (desde las 11.30 en Forestier) tendrán los duelos Ospida vs. Las Estrellas; Zapala vs. General Pico; Comodoro Rivadavia vs. Plottier; Talleres vs. Santa Rosa.
Finalmente, en Fundadores jugarán (desde las 11.30 en Forestier y el Horacio del Campo) Afuven vs. La Amistad; Puerto Madryn vs. Catamarca; AMFA vs. Quintu Panal y Córdoba vs. Granjas Pampeanas.