El Millonario se aprovechó de Lanús

SUPERLIGA: EL CONJUNTO DE LUIS ZUBELDIA SUFRIO UNA NUEVA DERROTA

El alternativo de River Plate fue de menor a mayor en el partido y con un gran segundo tiempo goleó 5-1 a un deslucido Lanús, dirigido por el pampeano Luis Zubeldía, para seguir por la senda victoriosa de la Superliga y llegar entonado al choque del martes de cuartos de final de Copa Libertadores frente a Independiente.
Los 45 minutos de la etapa final fueron de alto nivel para un River que cosechó su tercera victoria consecutiva en el campeonato y quedó a tres unidades del líder Racing Club, frente a un opaco Lanús que no encuentra el rumbo y que peligrosamente se acerca a la zona del descenso.
Ignacio Scocco, Matías Ibáñez en contra, Luciao Lollo, Nicolás De La Cruz y Exequiel Palacios anotaron los goles de River, que desde el domingo se concentrará en Cardales para preparar el crucial duelo del martes frente al Rojo.
Lanús empezó mejor, con buena circulación y la explosión del juvenil De la Vega por la derecha, que los tuvo a maltraer al uruguayo Mayada.
En el primer cuarto de hora, el local abrió el marcador, después de la polémica por el lateral mal cobrado para Lanús, por considerar Aba que el paraguayo Moreira había tocado el balón antes de que saliera. La jugada siguió y Acosta , después de un rebote de una pifia suya, tocó para Maciel, quien levemente adelantado definió cruzado ante Armani y metió el 1-0, para romper la sequía del equipo en el campeonato.
El “Granate” tuvo unos buenos momentos luego, pero River aprovechó su primer avance serio para igualar. Se dio a los 27, cuando Moreira envió un centro desde la derecha, la bajó el oriental De La Cruz para que Scocco controle y dispare frente a Ibáñez y anote el 1-1.
Para lamentar en River antes del descanso fue la lesión muscular de Pérez, quien salió reemplazando por el juvenil Santiago Sosa.

Goleada.
El visitante contó con un gran arranque de segundo tiempo y lo aprovechó para darlo vuelta. Primero, a los 7, el ingresado Sosa sacó un bombazo desde fuera del área, la pelota impactó en el poste derecho, pegó en el arquero Ibáñez y se metió para el 2-1. Y cinco más tarde, el colombiano Quintero envió un tiro libre desde la izquierda y Lollo ganó en lo más alto para cabecear en el área y meter el 3-1.
Lanús fue una sombra en el complemento y una gran jugada de River a los 18 significó el cuarto grito del “Millonario”. La cambió de frente Moreira para De La Cruz, quien descargó para Scocco, devolvió en Mayada y le quedó luego a De La Cruz, para que el uruguayo le ponga el moño al golazo del 4-1.
Ya con Lanús abatido, River hizo cambios y en 25, desbordó el colombiano Santos Borré por derecha, tiró el centro y apareció solo en el área Palacios para el 5-1.

Empate.
Con un equipo alternativo pensando en la revancha del martes próximo ante River, por los cuartos de final de la Copa Libertadores, Independiente empató anoche 0-0 ante Tigre en el estadio Libertadores de América, en el inicio de la séptima fecha de la Superliga argentina de fútbol.
Al equipo de Ariel Holan le costó coordinar algunos movimientos, principalmente en el primer tiempo, producto del desconocimiento entre sus intérpretes, muchos de ellos juveniles. En la segunda mitad el “Rojo” mostró mejores intenciones, pero no le alcanzó para volver al triunfo ante un rival que continúa hundido en la zona de descenso.
Pese a que la visita se mostró más prolija para manejar la pelota en el capítulo inicial, fue Independiente el equipo que contó con la ocasión más clara de abrir el marcador. Fue a los 23 minutos, a través de un penal que Augusto Batalla le atajó a Gonzalo Verón, previa infracción de Sebastián Prediger sobre el ecuatoriano Fernando Gaibor.
El arquero de Tigre, que se había lucido previamente en un mano a mano con Emmanuel Gigliotti, volvió a aparecer minutos después para abortar el peligro ante una incursión ofensiva de Gonzalo Asís.
El “Matador”, conducido interinamente por Juan Carlos Blengio tras la salida de Cristian Ledesma, llegó con frecuencia hasta el debutante Milton Alvarez pero le faltó puntería. La acción más clara fue a los 28, cuando Alan Franco se resbaló y la pelota le quedó a Martín Galmarini, quien cedió al medio para Kevin Ramírez, que no logró empujar a la red, atorado por la marca de Sergio Barreto.
El complemento encontró a ambos con las mismas dificultades para progresar en el campo de juego y las situaciones de peligro comenzaron a escasear. Un remate de Juan Sánchez Miño a los 33 minutos fue la primera aproximación seria del segundo capítulo. (IAM Noticias)