El “Misil” le hizo honor a su apodo marcando el mejor tiempo

Que Matías Rossi marque el mejor tiempo clasificatorio no es novedad; es algo casi habitual en el piloto de Del Viso. Sin embargo, para cada carrera parece guardarse alguna sorpresa, y mucho más en una pista que le cae muy bien como la del Autódromo Provincia de La Pampa.
Ayer, ante una muy buena cantidad de público si se tiene en cuenta que se trataba de un viernes, el “Misil” se subió a su Chevy número 2 con la templanza habitual, aunque consciente de que horas antes habían tenido algunos inconvenientes que tenían a todo el Doto Racing intranquilo.
La amenaza radicaba en un problema con la presión de aceite, que había provocado que el auto se detuviera durante los ensayos previos realizados por la mañana. Pero a la hora de clasificar Rossi salió a la pista como si nada ocurriera. Esperó a que los doce integrantes de su grupo (los que pelean por la Copa de Oro) aceleraran, puso primera y, como para evitar prolongar el sufrimiento de su equipo, dio un giro contundente y se guardó.
A tal punto fue efectivo con su vuelta rápida, que con un registro de 1 minuto, 14 segundos y 502 milésimas no sólo se quedó con la pole provisoria del Turismo Carretera, sino que también estableció el récord absoluto del circuito toayense, a una velocidad que superó los 200 kilómetros por hora (200.454) de promedio para realizar la vuelta. Un verdadero “Misil”.

Show inicial.
La decimotercera fecha de “La Máxima” en La Pampa se inició con un lindo marco de gente, que desde temprano ocupó todo el perímetro del circuito. También acompañó el clima, con un sol radiante y un viento fresco que tornaba la tarde muy agradable. Todo estaba en condiciones como para comenzar a disfrutar de un nuevo fin de semana con la principal categoría del automovilismo nacional como protagonista.
El show en pista lo fueron dando las diferentes salidas de los autos del TC y TC Pista para los entrenamientos, y el plato fuerte llegó con la primera clasificación. En la salida de cada grupo la vara se fue elevando. El primero en pisar el circuito a toda velocidad fue Josito Di Palma (Torino), que marcó el mejor registro de su grupo (1.15.307); Gastón Mazzacane (Chevrolet) retrucó a su turno en el segundo grupo bajando el tiempo (1.15.038); en la tercera tanda se acercaron Christian Ledesma (Chevrolet) y Lionel Ugalde (Ford), quedando provisoriamente como segundo y tercero, respectivamente. Y todavía faltaban los mejores.
Los doce integrantes de la Copa de Oro esperaban su turno con los ojos bien abiertos, sabiendo que sus predecesores estaban haciendo las cosas muy bien. Y enseguida marcaron terreno con Rossi, que en la primera vuelta pulverizó los relojes y pasó a comandar la clasificación.
Casi al mismo tiempo que el “Misil”, mejoró los registros previos el entrerriano Mariano Werner (Ford), que también en un giro rápido bajó el minuto y quince segundos, para quedar como escolta a 364 milésimas. Tercero, a 536/1000, finalizó Gastón Mazzacane (Chevrolet), quien había dominado los entrenamientos y había tenido la pole en sus manos hasta la salida a pista del último grupo. El otro integrante de la Copa de Oro que se metió en la conversación fue Agustín Canapino (Chevrolet), quien quedó cuarto.

Mano a mano.
Así, Rossi y Werner, primero y segundo en la lucha por el campeonato con 98,5 y 96,5 puntos, respectivamente, amenazan con seguir peleando mano a mano en esta nueva excursión por Toay, mientras que el tercero en el torneo, Guillermo Ortelli (91), aparece un poco relegado con el noveno puesto conseguido ayer.
La lucha continuará hoy, con la segunda y definitiva tanda clasificatoria, en la que desde las 15.10 todos tendrán una nueva oportunidad para buscar la pole definitiva de cara a las tres series y la final que se disputarán el domingo.

TC Pista.
También ayer se llevó a cabo la primera clasificación del TC Pista, en la que dominó Sebastián Diruscio (Dodge). Hoy,a las 13.10 se hará la tanda definitiva; en tanto que a partir de las 16.40 se correrán las dos series de esta categoría.

“El auto fue superior al resto”
Matías Rossi no dudó en calificar a su Chevrolet como “superior” al resto de los autos que ayer salieron a clasificar en el Autódromo Provincia de La Pampa. El “Misil” se mostró feliz por la pole provisoria y por el tiempazo conseguido en Toay, pero a la vez aclaró que el problema de la presión de aceite los tendrá atentos durante todo el fin de semana.
“La diferencia respecto a (Mariano) Werner habla por sí sola e indica que tengo un auto contundente”, dijo una vez concluida la clasificación y luego de pasar por la revisión técnica de rutina. “Mi auto fue superior al resto y espero tener un buen funcionamiento a la hora de correr la final”, agregó el líder de la Copa de Oro.
Además, al referirse a su única vuelta rápida y a su decisión de guardar el auto, aclaró: “Di una sola vuelta porque sabía que no iba a mejorar el tiempo. Conozco el auto y el plus que tenemos con la goma nueva. Me salió una vuelta perfecta en la primera, e iba a ser en vano permanecer en pista”.
Finalmente, dijo que buscarán corregir el tema del aceite para correr tranquilos el domingo. “Tenemos un problema y, aunque el auto no falló como en los entrenamientos, sí saltó la alarma. Esperamos corregirlo para no tener problemas el domingo”, cerró.

Compartir