El pampeano que compartió la vuelta olímpica con Maradona

EL "LUNGO" ALVAREZ, DE VISITA EN SANTA ROSA, RECORDO SU "TRAVESURA" EN MEXICO '86

El ex basquetbolista, profesor de educación física y hoy periodista vive en España desde hace 27 años. Repasó su anécdota en el Azteca, cuando saltó al campo y se hizo famoso en todo el mundo dando la vuelta al lado de Diego.
“Con el paso de los años puedo decir que fue una travesura de juventud”, resumió José Alberto Alvarez, el “Lungo”, al referirse a su salto al campo del estadio Azteca luego de que Argentina se consagrara campeón del mundo en México ’86, para dar la vuelta olímpica junto a Diego Maradona y el resto del equipo nacional.
“Es algo que te desborda en el momento y que uno nunca puede medir hasta dónde puede llegar”, agregó el pampeano con una sonrisa, destacando que se hizo famoso mundialmente al aparecer en las portadas de todos los diarios y revistas en la foto en la que se ve a Maradona en andas con la copa en sus manos, y al “Lungo” un paso detrás con la mano levantada acompañando la celebración.
En una charla con Radio Noticias, en el marco de una visita a Santa Rosa que no se daba desde hace cinco años, Alvarez repasó la anécdota y, 31 años después, dio detalles de lo que ocurrió aquel 29 de junio de 1986, cuando decidió saltar el foso para entrar al campo y convertirse en uno de los pocos argentinos que tuvo el privilegio de dar la vuelta junto a Diego y compañía.
“En el entretiempo de la final, como estábamos (junto a Nelson Festa, con quien había ido a México) muy cerca de la cancha, detrás de un arco, me acerqué a ver el foso porque me tenía intrigado si tenía agua a o no. Y cuando me asomo veo que en el foso había policías mexicanos, con los cascos blancos y bastones, por si alguien se quería pasar. Igualmente en ese momento medí si podía llegar a saltar de un lado al otro”, explicó el “Lungo”, que hace 27 años vive en España.
Y continuó: “Entonces cuando terminó el partido me animé, pegué el salto y caí dentro de la cancha. El único escollo que me quedaba era sortear a los policías que estaban armando un cordón agarrados de la mano, pero como estaban mirando al centro del campo, me metí por abajo y listo; a correr…”, repasó con una sonrisa.
“Recuerdo que había muchos fotógrafos, medios, y después de mucha pelea y algo de rugby, llegué hasta donde estaba Maradona”, agregó Alvarez, quien quedó inmortalizado en las fotos de todas las agencias del mundo y se transformó en el centro de los comentarios de todos los pampeanos que lo conocían.
Al referirse a la foto en sí, el “Lungo” destacó que “la FIFA la utilizó como saludo de fin de año para las Federaciones de todo el mundo”, aunque aseguró que no fue la única en la que se lo ve festejando con los jugadores argentinos. “Hace dos meses, ahora, un sobrino me mandó una foto inédita en la que se ve a (Oscar) Ruggeri y Maradona abrazándose, y yo paradito atrás”, dijo. “Aparte, en un momento de los festejos recuerdo que me alejo un poco, lo veo venir a (Jorge) Valdano, que empieza a dar una vuelta olímpica en solitario, y yo empiezo a corre detrás de él. Y al otro día aparecí en el diario El Mercurio dando la vuelta con Valdano”, añadió.
¿Cómo hizo para salir de la cancha? “Volví a saltar al lugar donde estaba antes, donde me estaban esperando, y porque ya se habían ido los policías”, cerró con un gesto cómplice, y completó la historia.

Periodista en España
El “Lungo” Alvarez estuvo unos días en Santa Rosa y esta semana regresa a España, donde se fue hace 27 años a trabajar como docente y luego como periodista. Radicado en Santa Pola, en la costa del Mediterráneo, Alvarez es desde hace 18 años corresponsal de deportes del diario Información. El “Lungo”, nacido en Victorica, se destacó como basquetbolista en Pico FBC y Santa Rosa, y es recordado como profesor de educación física en diferentes instituciones de la provincia. “¿Volver a La Pampa? No lo descarto”, anticipó.

La foto famosa
La imagen de Diego Maradona en andas, levantando la Copa del Mundo, recorrió todos los diarios y revistas y se convirtió en un ícono del triunfo argentino en México ’86. Al lado de Diego, con el brazo derecho en alto y entonando el “¡dale campeón!”, aparece el “Lungo” Alvarez, el pampeano que cometió una “travesura” y también se hizo famoso.