Inicio Deportes El pampeano que le ganó a Reutemann

El pampeano que le ganó a Reutemann

El santarroseño Dino Pieraligi se dio ayer uno de los grandes gustos en su ascendente carrera deportiva. En el Autódromo Provincia de La Pampa, ante su gente y en su décima carrera en el TC Pista Mouras, obtuvo su primer triunfo parcial al quedarse con la primera serie de la cuarta fecha del calendario 2019.
Pero además lo logró en un mano a mano con una joven promesa, que ya mostró sus cualidades y que porta uno de los apellidos más ilustres del automovilismo argentino de todos los tiempos: Ian Reutemann.
Con apenas 16 años, el sobrino nieto de Carlos Alberto Reutemann debutó esta temporada en la categoría y hace unas semanas, en La Plata, se convirtió en el piloto más joven (aún tenía 15) en hacer una pole position y ganar una serie en una competencia organizada por la ACTC.
El “heredero” del Lole llegó al circuito pampeano con mucho más que su apellido para mostrar, porque fue el mejor en los entrenamientos del viernes y ayer marcó el mejor registro clasificatorio, por lo que paró su Dodge en la primera plaza de la serie inicial con pergaminos como para ratificar su dominio.
Pero al lado estaba el más chico de los Pieraligi, que había clasificado en tercer lugar y contaba con la fuerza de la localía como para intentar pelearle la batería al pariente de quien fuera ganador de 12 carreras en la Fórmula 1 y subcampeón en 1981.
Dino aceleró su Chevrolet número 43 cuando se apagó la luz roja del semáforo, equiparó la marcha de Reutemann en la larga recta del trazado pampeano y se la jugó con una gran maniobra por afuera en la primera curva, para apoderarse del primer lugar.
El piloto del Pieraligi Sprint marcó territorio con una gran vuelta inicial, le hizo una diferencia a su rival directo y a partir de ahí mantuvo su posición durante las cinco vueltas de la serie, que terminó ganando con un tiempo de 6 minutos, 40 segundos y 545 milésimas.
Segundo quedó Reutemann y tercero Fernando Iglesias (Chevrolet), en una batería que fue más rápida que la segunda, ganada por Marcos Castro (Ford), lo que le permitirá al pampeano largar adelante en la final de hoy, que se correrá desde las 13.05 a 18 vueltas.
Así, a los 21 años y en su décima presentación en la categoría, Dino Pieraligi, otro portador de un apellido con historia en el automovilismo nacional, se quedó con su primera serie y lo festejó a lo grande con su equipo, familia y amigos. Hoy irá por más.

“El auto está diez puntos”.
“El auto está diez puntos, pero siempre se puede llegar a un once; es lo que siempre digo y se trabaja para eso”, resumió Dino Pieraligi luego de ganar su serie y perfilarse de la mejor manera de cara a la final de hoy del TC Pista Mouras en el Autódromo Provincia de La Pampa.
El piloto santarroseño, gracias a una gran maniobra en la primera curva ante Ian Reutemann y a una carrera sin fisuras, se dio el gusto de festejar ante su gente y se ilusiona con subir hoy a lo más alto del podio. “La verdad es que estoy muy contento. Me emocioné hasta las lágrimas en la vuelta después de la carrera”, relató Dino luego de imponerse en su batería, la más rápida de las dos y que por lo tanto lo depositará en la pole para la final de hoy, desde las 13.05.
“Cuando aceleramos vimos que teníamos más que él (por Reutemann, que había largado adelante), principalmente doblando, y lo aprovechamos”, relató el pampeano a LA CHUECA al referirse a la maniobra que le permitió pasar al frente de su serie, que luego encabezó hasta la bandera a cuadros.
“En lo derecho se nos venía y eso me hizo pensar un poco en tratar de que no me agarre la succión para que no pueda llegar a la par. Traía al límite al auto y empecé a ir de cola porque lo venía exigiendo para que no me alcance, porque la recta es muy larga. Pero mantuvimos la distancia y eso me hizo pensar en que mañana (por hoy) vamos a hacer una gran carrera”, agregó el joven.
Y con respecto a su Chevrolet, insistió con que “está diez puntos, pero siempre se puede más porque no llegó a su techo”.

Confianza.
Al referirse a la final de hoy, que lo tendrá largando adelante, Dino aseguró que tiene que correr con la cabeza, pero acelerando a fondo. “Vamos a hacer una carrera pensante. Vamos a pelearla para tratar de ganar; esa siempre es la idea, pero ahora está más cerca que nunca”, se entusiasmó.
“Vamos a tratar de que no nos pasen en la recta. Largo con un Ford al lado (el de Marcos Castro, ganador de la segunda serie), que es muy bueno de abajo, pero no le tengo que dar chances doblando… Vamos a doblar rápido en la primera curva para poder mantener la diferencia”, anticipó sobre su estrategia.
“Me tengo confianza porque el auto me lo permite. El auto está bien, como a mi me gusta y me siento cómodo, por eso me permite hacer maniobras como la de la largada”, cerró Pieraligi, quien agradeció a su equipo, a toda la gente La Pampa y especialmente a toda su familia.