Inicio Deportes El programa Pro Vida desembarcó en el paraje Chos Malal

El programa Pro Vida desembarcó en el paraje Chos Malal

Por primera vez desde la puesta en marcha del programa Pro Vida, el paraje Chos Malal, ubicado en el Oeste de la provincia tiene su colonia de vacaciones de verano a cargo de un profesor de educación física.
Desde los primeros días del año se instaló en el Centro Comunitario de la zona Guido Verna, acompañado de Belén Vendramini, su novia y también vinculada al deporte y durante algo más de un mes llevarán adelante las actividades, en especial la natación para lo que se colocó una pileta con las dimensiones que les permita aprender a nadar.
«Estamos trabajando muchísimo en la inclusión y este es un resultado de eso», dijo a LA CHUECA la ministra de Desarrollo Social Fernanda Alonso. «Por primera vez se profesionaliza la Colonia en Chos Malal y se la agrega una infraestructura adecuada y adaptada a las necesidades y la realidad del lugar», añadió.
«La idea del gobierno de Carlos Verna fue y es siempre darle a todos los pueblos y parajes igualdad de condiciones, especialmente si son del Oeste», sostuvo luego y dijo que esta decisión «va por ese camino y queda instalada. Desde ahora en los veranos siempre será así», ya que durante el invierno el programa Pro Vida se desarrolla en los ámbitos escolares. «Estamos siempre atentos a las necesidades de la gente del lugar y ahora estos chicos tienen un mes de actividades sistemáticas, con los mismos objetivos y medios que el resto de los pampeanos», resaltó.

Profesor.
Por primera vez un profesor de educación física llega a Chos Malal y se pone al frente de la Colonia de Vacaciones, un programa tan común en el resto de La Pampa como desconocido para ese paraje del Oeste profundo. «Hasta ahora se ponía en el verano una pileta de lona y los chicos la aprovechaban, pero nunca se hizo nada con una programación como tiene una Colonia», explicó el director de Deportes provincial, Ceferino Almudévar, que no deja de hacer notar su «felicidad por esta situación, es una gran alegría tener más de mil chicos en Santa Rosa y esta docena en Chos Malal».
Guido Verna (sin parentesco con el gobernador) y su novia Belén Vendramini, se instalaron en los primeros días del año en el Centro Comunitario y trabajan «de la misma manera que el resto, con un horario y un programa de actividades que fundamentalmente contempla el aprendizaje de la natación. Para nosotros es primordial que los chicos sepan nadar, que tengan armas para defenderse en el agua».
Para eso se reemplazó la pileta de lona por una «más grande, plástica, donde por las dimensiones pueden nadar. Además cuentan con todos los elementos para otros juegos y actividades, incluido el campamento, y recibirán además las charlas sobre alimentación sana, los controles sanitarios y los refrigerios», informó el funcionario.
Almudévar indicó que «Belén es estudiante de abogacía y árbitro de vóley. Está vinculada al deporte y aporta como monitor. Quedaron muy contentos, instalados y frente a una experiencia distinta y he hablado con ellos en las últimas horas y están felices, encantados con la calidez de los chicos y con el trato de la gente del lugar en general.
En el lugar cuentan con todas las comodidades para su vida, con aire acondicionado, televisión satelital y señal de Internet vía wi-fi. «El lugar es distinto a todo, contrasta mucho para quién va desde una ciudad y ellos parece que lo están disfrutando», indicó.
A las actividades concurren alrededor de una docena de chicos que viven en los puestos que se ubican en toda la región en torno al Centro Comunitario.