El Rojo festejó en Castex

INDEPENDIENTE DE PICO BAJO A ESTUDIANTIL DE LA CIMA

El conjunto piquense logró un valioso triunfo frente a Estudiantil por 2-1 y quedó como único escolta del puntero, Ferro de Pico. Ortellado de penal y Mollo en contra anotaron para el Rojo; Yori (luego expulsado) anotó el empate parcial.
Sportivo Independiente logró un valioso triunfo frente a Estudiantil en el estadio Próspero Jáñez de Eduardo Castex, y quedó como único escolta del puntero, Ferro de Pico. El Rojo ganó 2-1 con tantos de José Ortellado de penal y Daniel Mollo en contra de su valla; mientras que el arquero Osvaldo Yori de penal, había establecido el empate transitorio. El árbitro Marcelo Aredondo expulsó, sobre el cierre del partido, a Yori, por supuesto exceso verbal; y luego se desataron incidentes, empujones y tuvo que intervenir la policía para frenar el enojo del cuerpo técnico y futbolistas castenses.
El partido cerró la octava fecha del Torneo Clausura de la Liga Pampeana de Fútbol. Estudiantil llegó diezmado por la falta de algunos habituales titulares que habían llegado al límite de amonestaciones, y Sportivo Independiente viene en ascenso -en las últimas fecha- para dar pelear en el segundo torneo del año. Los incidentes ocurridos en la primera ronda, en General Pico, le daban un condimento extra al cotejo. Pero, lejos estuvo de colmar las expectativas. El juego fue cortado, peleado en el mediocampo y los arqueros tuvieron pocas intervenciones.
A los 17 minutos llegó la apertura del marcador para los piquenses. En el primer ataque. Una buena jugada por la derecha, con una pared que dejó al defensor Martínez frente a frente con el arquero Yori, y el guardameta no tuvo más alternativa que cometer penal. El delantero José Ortellado se encargó del remate y batió al arquero castense, con un remate suave al palo izquierdo.
Estudiantil no hizo demasiado. Solamente dos disparos de media vuelta de Cañete que pasaron cerca de los tres palos de Guaraglia.

Goles, expulsión e incidentes.
El complemento comenzó con un imprevisto cambio de planes para los dos técnicos. A los 3 minutos, Martínez y Perujo se empezaron a empujar mientras esperaban un tiro libre en el área visitante; y cuando partió el balón Martínez infantilmente le pegó una patada y Arendondo sancionó penal. El arquero Yori se hizo cargo del remate, y pudo convertir con un remate bajo al palo izquierdo de Guaraglia.
Estudiantil por algunos minutos pensó que podía quedarse con el triunfo, porque tenía la posesión de la pelota, pero carecía de profundidad e ideas ofensivas. Y esas esperanzas se dilucidaron a los 20 minutos. Bertino recuperó un balón sobre el lateral derecho, se fue por ese sector y fue derribado por Vázquez. El centro lo ejecutó Filomía y Mollo intentó despejar de cabeza, pero terminó metiendo el balón en su propio arco, ante un Yori que dudó y quedó a mitad de camino.
Los Tricolores mostraron actitud, pero carecieron del resto necesario para generar peligro en el arco de enfrente. Independiente se replegó para tratar de salir con contragolpes. Y la jugada más clara quedó en los pies de Barraza, pero el recién ingresado con todo el arco a su merced, terminó tirando el balón afuera.
Cuando finalizaba el partido, se produjo una situación confusa, donde terminó expulsado Yori, por supuesto exceso verbal informado por el juez de línea al árbitro Marcelo Aredondo. Y ahí se desataron empujones, incidentes y tuvo que intervenir la policía para disuadir a los exaltados jugadores y cuerpo técnico bohemio. A Yori lo acompaño a los vestuarios, el ayudante técnico Parisi.
Independiente ahora quedó en el segundo puesto, a un punto del líder Ferro de General Pico. Y Estudiantil quedó relegado al tercer puesto. Quedan tres fechas apasionantes en la Liga Pampeana.

Compartir