“El sueño es poder llegar a la NBA”

EL PIQUENSE LEONARDO LEMA COMPARTIO SU EXPERIENCIA MUNDIALISTA CON DECENAS DE CHICOS

El basquetbolista piquense Leo Lema, que milita en Atenas de Córdoba, compartió ayer un entrenamiento con los jugadores de las categorías formativas de Ferro Carril Oeste de General Pico y contó sobre su reciente experiencia con la Selección nacional Sub 19 en el Mundial de la categoría que se disputó en Egipto, donde Argentina terminó en el octavo puesto. Previo a brindar una clínica de básquet, tomó contacto con los representantes de los medios de prensa locales, ante quienes contó sobre sus expectativas respecto a la próxima Liga Nacional y al campus de la NBA del que participará en el mes de agosto en Estado Unidos.
Ayer a la tarde, el joven surgido de Cultural Argentino y que forma parte de la plantilla de Atenas de Córdoba, llegó al gimnasio del Verde de Barrio Talleres, donde fue recibido por el titular de la entidad, Luis Anconettani, por el técnico de Ferro, Carlos “Caco” Bualó, y por los entrenadores locales Javier Becerra y Héctor “Piki” Cabrera.
“Nos pareció bueno que los chicos lo pudieran ver, compartir cosas con él y verlo como un ejemplo. Hoy está dando que hablar, está jugando Liga Nacional con 19 años y el Mundial que jugó lo está llevando cada vez más arriba. Es un orgullo para todos los clubes y para el básquet de La Pampa”, manifestó Bualó en sus palabras de bienvenida al joven piquense.

Experiencia mundialista.
A su turno, Lema se refirió a su reciente experiencia en el Mundial de Egipto y a su presente en la Liga Nacional, en la que apuesta a seguir creciendo.
“El Mundial estuvo bárbaro, dentro de todo nos fue bastante bien y estoy muy contento por poder ir y competir con las potencias del básquet mundial. Es un orgullo muy grande, me fue bastante bien y me da un impulso para seguir entrenando y ponerme objetivos”, contó. En el mismo sentido, agregó: “No caigo mucho, hace dos años y medio que estaba jugando en la Liga Pampeana y estar jugando la Liga Nacional, es un cambio muy grande”.
Respecto a su presente en Atenas de Córdoba, indicó que pretende en la próxima temporada tener más minutos en cancha y mayor protagonismo en el equipo.
“Arranca una nueva liga, quiero tener más minutos que el año pasado, ser protagonista de mi equipo y poder clasificar al play off”, indicó el piquense.
También se refirió al sacrificio que hizo para ocupar el lugar que hoy se ganó, el cambio que tuvo su carrera en los últimos años y a la esperanza de poder llegar a un futuro ser parte de la NBA, la elite mundial de básquet, dado que en las próximas semanas formará parte de un campus que se hará en Houston.
“Antes de irme a Córdoba sacrifiqué mucho tiempo sin mis amigos, sin salir y entrené mucho. En los veranos me levantaba temprano, iba a tirar, volvía a casa a comer y me iba otra vez al club. Pasaba mucho tiempo en el club. Cuando me fui de General Pico entrenaba 6 horas a la semana y cuando llegué a Córdoba empecé a entrenar ocho horas por día”, manifestó a modo de mensaje y de ejemplo del esfuerzo, que le dejó a todos los adolescentes que lo escuchaban con atención y admiración.

El sueño de la NBA.
Lema formará parte de un campus que se llevará a cabo el 2 de agosto en Houston, donde los jefes de los equipos de la NBA aprovecharán para mirar a jóvenes valores y empezar a hacer un seguimiento de ellos.
“Lo del campus es algo que lo veía en mis compañeros y quería lograrlo y tratar de ir, se me dio la chance y trataré de aprovecharlo al máximo. Van los mejores proyectos de mi categoría, es un campus al que van jefes de equipos de la NBA y miran jugadores y empiezan a ver a chicos que les interesan. El sueño de todo chico es poder llegar a jugar en la NBA, es el sueño de todos”, indicó.
Por último refirió que la Liga Nacional está “cada vez más fuerte”, y se mostró muy agradecido por la recepción que tuvo.
Una vez que finalizaron las preguntas, el joven basquetbolista saltó a la cancha con decenas de adolescentes de la entidad Verde, con quienes por espacio de poco menos de una hora compartió un entrenamiento en el que dejó algunos de sus consejos. Cuando la acción se detuvo, fue el tiempo de las fotos que se quisieron tomar con él, decenas de chicos, que también sueñan en grande con una pelota de básquet en la mano.