“El superávit no refleja la realidad”

LA DIRIGENCIA DE BELGRANO INTIMO AL EX PRESIDENTE RICARDO GOMEZ

El presidente del Club General Belgrano, Sergio Bassa, acompañado por la comisión directiva, la contadora Rosana Evangelista y el abogado Mario Aguerrido dieron a conocer ayer la “complicada” situación en la que se encuentra la entidad de Villa Alonso, tras las presidencias de Ricardo Gómez (que renunció a su cargo) y del interinato de Pablo Dacal.
En primer término, Evangelista hizo un repaso de todo el ejercicio correspondiente al período 2017, que terminó con un superávit de 768.336,49 pesos. Sin embargo, aclaró que “es un resultado que no coincide con lo que quedó en caja”, teniendo en cuenta que, en agosto, cuando Bassa asumió la presidencia de la entidad recibió las llaves de tres dependencias y 5.360 pesos.
Evangelista detalló que “como consecuencia del gran desorden administrativo” con el que se encontró la actual comisión se dejó constancia que la información registrada surge de “documentos confeccionados en forma legal y de anotaciones; que no fue posible verificar la existencia física de dinero en efectivo; ni las cuentas a pagar a proveedores y que hay gran falencia documental por lo menos en los últimos cinco meses del año. En consecuencia, el balance general ha sido realizado en función a la documentación existente”.
La contadora manifestó que “hasta mitad de año (por 2017), la documentación estaba bien. Pero a partir de ese momento la documentación es muy escasa. Lo que no está en comprobante no se registró, por esto es que el saldo en la caja es muy alto. Los ingresos están bancarizados, como los subsidios, aportes de gobierno y de AFA. Todo eso entró en blanco, pero ese dinero fue sacado del banco y no tenemos comprobantes para demostrar que ese dinero se gastó de determinada manera”.

“Situación complicada”.
Por su parte, el abogado Mario Aguerrido manifestó que “los 700 mil pesos, físicamente, no existen” y agregó que se les envió carta documento a Gómez y a Dacal para que “remitan la información que permita rendir 20 subsidios. Se los intimó por dos días, entendiendo que los recibo estaban”.
Aguerrido fue más allá al señalar que “la plata ingresó en forma oficial, no así todo el dinero que salió. Hay una diferencia a favor del Club de mas de 700 mil pesos, que es en papeles, porque físicamente no estaba. El 4 de agosto en la entrega de mandato, la gente que asumió recibió tres llaves y 5.360 pesos, que entregó Dacal. El Club tiene un superávit que no refleja la realidad”.
El abogado manifestó que “esos 700 mil pesos están en un papel, no quedaron en la caja fuerte del Club” y añadió que no podrían “decir que los tiene alguien que no corresponda. El Club tuvo revisores de cuenta, tesoreros, la idea es regularizar toda la situación. Estamos esperando que la dirigencia anterior nos facilite información que no es de ellos, sino de Belgrano. Hasta tanto no aparezca, no podrán sincerarse los números”.
“A los socios les digo que la situación del Club es bastante complicada. No podemos hablar de que Belgrano vaya a dejar de existir; está lejos de que eso suceda, porque hay un montón de gente, afectivamente, detrás de la institución. Pero la situación refleja un desorden y un desinterés por lo que pasaba en el Club. Había una desidia que llama la atención”, agregó.
El abogado manifestó que “la idea de la dirigencia es hacer una investigación y reclamar a los dirigentes anteriores todas las sumas que Belgrano tenga que pagar y que se puedan imputar a títulos de responsabilidades personales. Todo lo que nosotros consideremos que corresponda a desidia, desinterés o una mala gestión lo vamos a informar y si correspondiera se va a reclamar a nivel individual el reintegro de las sumas que Belgrano tenga que abonar por esos errores dirigenciales. Que Belgrano recupere lo que tenga que recuperar”.
Además, el abogado detalló que actualmente el club tiene tres juicios. Uno iniciado por quien era concesionario del buffet (en su momento consideró rescindida la relación) contra Belgrano, aunque el Club (durante la presidencia de Gómez) no contestó la demanda, que supera los 450 mil pesos.
Hay un juicio laboral, con una demanda de 480 mil pesos, de una ex empleada que reclama diferencias salariales. “No hay muchas expectativas en cuanto al resultado, será perjudicial para el Club”, dijo el abogado.
Por otra parte, el tercero, corresponde a un juicio que inició Manuel Contreras (el policía que fue agredido por simpatizantes de Belgrano en la final del Provincial 2008 entre el Tricolor y Ferro de Alvear) contra la Provincia de La Pampa, donde también está involucrado Belgrano. “El club respondió la demanda y entendemos que no tuvo responsabilidad”, añadió Aguerrido.

“Lo vamos a sacar adelante”
El presidente de Belgrano, Sergio Bassa, reconoció que cuando asumió el cargo “sabía” que se podía encontrar con estos números porque “había cosas que no estaban claras. Nos hemos encontrado con muchos problemas. La verdad que, tanto uno como la comisión, laburamos, somos del Club y queremos lo mejor de Belgrano. Así que de eso se trata, de seguir para adelante, peleándola hasta que esto se arregle”.
“Nosotros estamos tranquilos, vamos a seguir por este camino hasta que se aclare todo esto de los papeles y lo administrativo para el bien del club. Armamos una comisión y estamos trabajando todos los días, buscando por todos lados, para mejorar todo esto que ha quedado en el club, que es un abandono total. Lo vamos a sacar adelante en un tiempito, no se cuanto, pero de eso se va a tratar”.