El Superbike comienza a girar en Toay

ENTRENAMIENTOS A MAS DE 300 KILOMETROS POR HORA PENSANDO EN LAS CLASIFICACIONES

El Superbike Argentino, la categoría de motociclismo más veloz del país, comienza a girar hoy desde las 11 en el Autódromo Provincia de La Pampa, en una jornada reservada para los entrenamientos con miras a las clasificaciones de mañana, como parte de la última fecha del año, que se llevará a cabo este domingo.
El espectáculo de motociclismo de velocidad se completa con la presentación de las categorías Stock Bike, 250 cc. y 600 Súper Sport. Alrededor de 70 pilotos vuelven a competir después de casi dos años en Toay, en el Premio Coronación. El precio de la entrada general tiene un costo de 150 pesos y 300 boxes.
La presentación oficial de la carrera se realizó ayer en una conferencia de prensa a cargo del subsecretario General de Gobierno, Lisandro Ranocchia, el promotor de la categoría, Germán Gunzel, el subcampeón mundial de velocidad 2004 Sebastián Porto y los pilotos Ariel “Buba” Ramírez y Luciano Ribodino que definen el título en Superbike, entre otros.
Ranocchia destacó el esfuerzo que realizó la Camod (Confederación Argentina de Motociclismo Deportivo) para realizar el cierre del certamen en La Pampa, al tiempo que destacó la gestión que realizó Gunzel para que la carrera se pudiera concretar.
Ranocchia también agradeció a los distintos organismos del Gobierno de La Pampa y al intendente de Toay, Ariel Rojas, que colaboran con la realización de la competencia, en busca de seguir brindando buenos espectáculos en el autódromo ubicado en las cercanías de Toay.
“Se debe destacar el esfuerzo que hace el Gobierno pampeano, en un momento complejo que vive el país. Esta es una categoría distinta, integrada por los mejores pilotos y esperemos que si el clima lo permite se pueda disfrutar”, sostuvo Ranocchia.
Gunzel, por su parte, aseguró que desde el primer momento que se planteó correr en La Pampa el Gobierno de esta provincia siempre mostró buena predisposición. “Tuve la suerte de conocer a Ranocchia y otra gente del Gobierno que nos brindaron todo lo que está al alcance para que salga un buen espectáculo”.
Gunzel afirmó que el Superbike Argentino cuenta con excelentes pilotos. Agregó que la categoría está atravesando un resurgimiento, y que el año que viene pegará el salto en toda Sudamérica. “Tenemos corredores que en cualquier pista del mundo ganaron”.
El promotor elogió el trazado pampeano, y aseguró que es uno de los tres mejores del país. “En esta pista se verá un gran espectáculo, con chicos que irán a más de 300 kilómetros por hora. Espero que el público lo disfrute”.

El duelo.
El porteño Ariel “Buba” Ramírez (Yamaha) y el cordobés Luciano Ribodino (Kawasaki) protagonizaron una definición electrizante en el Superbike, cuyas motos alcanzarán en la recta principal del circuito de Toay más de 300 kilómetros por hora.
Ramírez llega con sólo dos puntos de ventaja con relación a Ribodino, lo que hace presagiar que la carrera de este fin de semana será difícil para ambos, en la que no hay lugar para los errores.
Ramírez, que en 2015 ganó en 600 Súper Sport y que su padre supo disputar las Vueltas de La Pampa de motociclismo, dijo que “este fin de semana será un espectáculo muy bueno, con una definición terrible”.
Ramírez aseguró que tanto él como su equipo vienen a mostrar lo mejor, y que el resultado se dará haciendo las cosas bien y teniendo un poco de suerte.
Ribodino, por su parte, manifestó que el trazado pampeano beneficia a la Kawasaki, y que la lucha por la corona será emocionante.
El joven corredor dijo que fue un año muy peleado con Ramírez, y que esta carrera no será la excepción, teniendo en cuenta que se define la corona. Agregó que si bien el duelo principal será entre él y Ramírez, otros pilotos también buscarán la victoria.
“Quiero hacer el mejor trabajo desde los entrenamientos. Este es mi gran objetivo”, enfatizó Ribodino.