El Tricolor llenó la mitad del vaso

TORNEO FEDERAL "A": BELGRANO SUPERO A DEFENSORES DE VILLA RAMALLO Y ES LIDER

Con goles de Sánchez y De La Vega, los santarroseños se impusieron 2-1 ante los bonaerenses del “Mago” Ramírez. Lejos de conformar en el juego, los de Villa Alonso responden con números: marcaron por primera vez, ganaron, siguen invictos y mandan en su zona.
Belgrano ganó y es líder en su grupo. No jugó bien y mucho menos fue vistoso. Pero por primera vez marcó goles, sumó de a tres ante un equipo de los difíciles y, jugadas tres fechas del Torneo Federal “A” de fútbol, mira desde arriba en la Zona 2. Un comienzo que, desde los números, es más que bueno.
El rival de ayer, en el Nuevo Rancho Grande, fue Defensores de Belgrano de Villa Ramallo, uno de los elencos de mejor pie en el certamen y que cuenta con el ex Vélez, Colón y Godoy Cruz (entre otros equipos) David “El Mago” Ramírez, sin dudas un jugador de otra categoría.
El 2-1 del Tricolor comenzó a edificarse con un gol tempranero de Juan Manuel Sánchez, se consolidó con el tanto de Nicolás De La Vega unos minutos después y, pese al descuento de Osvaldo Bielkiewicz en el cierre del primer tiempo y a la expulsión de Amiel Cuestas promediando el complemento, se cerró gracias a una defensa firme y a un arquero como Agustín Vistarop que sigue siendo de lo más destacado.

Arrollador.
El equipo dirigido por Juan Manuel Zubeldía llegaba al encuentro de ayer con dos empates sin goles. La necesidad de convertir era evidente para comenzar a sumar no sólo en los números, sino también en confianza. El DT eligió a Jonatan Guerra en lugar de Cuestas como centrodelantero para ganar en presencia, y la movida le salió bien, porque la potencia y tenacidad del “9” para correr a todos y aguantar la pelota generó algunas dudas en los centrales visitantes. Y Belgrano lo supo aprovechar con una contundencia impensada teniendo en cuenta los partidos anteriores.
A los 7 minutos Guerra aguantó tras un lateral y el remate de Nicolás Sosa, de frente, se fue apenas desviado. Y un minuto después llegó el primer gol, cuando Maximiliano Prioreschi desbordó por derecha luego de una linda combinación y envió un buen centro para que Sánchez se anticipe a los centrales y (¿adelantado?) toque de primera contra un palo.
El Granate no reaccionó y a los 12 Belgrano golpeó de nuevo. Prioreschi envió un muy buen centro al área, el salto de Javier De Olivera confundió al arquero Juan Dobboletta, que no pudo controlar, y De La Vega se quedó con el rebote para definir a la red casi sobre la línea del arco.
El Tricolor estaba 2-0 luego de un comienzo ofensivo arrollador y ante un rival dormido en defensa, lo que permitía ilusionarse con un dominio general y hasta con una goleada.
Pero Defensores tiene un convencimiento tal que, pese a la desventaja, nunca se mostró desesperado. Tampoco le importó el mal estado de la cancha; siguió buscando por abajo, con Ramírez intentando cambiar el ritmo con toques de primera, con Bielkiewicz pivoteando entre los centrales y con las corridas de Julián Bonetto para tratar de romper por afuera.
Igualmente, le fue difícil a la visita llegar hasta Vistarop, porque el local se replegó (por momentos en demasía) y siempre cortaba el juego antes de que la pelota llegara a su área. En ese contexto pasaron a ser clave los envíos del zurdo Tomás Mantia, que con cada tiro libre medido hacía tambalear la ventaja de dos goles.
Buscó por diferentes vías el Granate ante un Tricolor que le entregó pelota y espacios, y a los 39 minutos encontró: un par de cortinas dejaron libre a Bielkiewicz a la salida de un córner, y el centrodelantero definió de primera y contra un palo para el 1-2.

El aguante.
Para el segundo tiempo Belgrano no modificó su postura. Intentó conservar la ventaja replegándose contra su arco, por momentos de manera peligrosa, pero al mismo tiempo contó con un aliado que en otras ocasiones suele ser enemigo: el viento en contra. Es que Defensores, un equipo de buen pie y con juego asociado, se vio tentando por la posibilidad aprovechar la corriente a favor para jugar largo, y terminó confundiendo el camino.
La pelota siguió siendo propiedad de la visita, ante un local que apostaba a alguna contra pero que nunca llegó ni siquiera a armarla. Guerra quedó muy lejos, el ingreso de Cuestas no cambió la ecuación y las corridas de Sánchez esta vez terminaron en los rivales.
Sin embargo, la defensa estaba cómoda en su función de sacar todo lo que le tiraban, con Javier De Olivera y De La Vega rechazando por arriba, y con el “Melli” Antú Hernández cerrando su sector ante el difícil Bonetto, como si toda la vida hubiera jugado como lateral izquierdo.
Y quien volvió a aparecer en todo su esplendor fue “Fanta” Vistarop, el mismo que en los otros dos partidos salvó los puntos en momentos clave. Primero respondió ante un difícil tiro libre de Ramírez, luego ante uno no menos peligroso de Mantia, y más tarde ante otro envío del “Mago”, esta vez luego de un rebote y de frente al arco.
Unos minutos antes (a los 30) se había ido expulsado Cuestas por un golpe sin pelota sobre Leonardo Mignaco (el jugador local reaccionó ante un aparente choque del defensor visitante), pero su ausencia no cambió demasiado las cosas. Belgrano siguió aguantando a su modo, Defensores equivocó los caminos y el triunfo quedó en casa. Como para esperar con la confianza a pleno al otro líder de la zona, el próximo fin de semana, en un Rancho Grande que empieza a transformarse en fortaleza.

Zubeldía: “Me gustaría seguir en el exterior”.
El partido entre Belgrano y Defensores de Villa Ramallo tuvo un espectador de lujo, Luis Zubeldía, el ex entrenador de Racing de Avellaneda que, aprovechando sus días de descanso en Santa Rosa, fue a ver al equipo que dirige su hermano Juan Manuel en el club donde él mismo dio sus primeros pasos.
Al finalizar el encuentro con el 2-1 favorable al Tricolor, “Lucho” habló con LA CHUECA sobre la victoria del club de sus amores y acerca de su reciente salida del Santos Laguna mexicano y su futuro como entrenador, seguramente fuera del país.
“Las cosas (en México) no terminaron del todo bien porque nos vinimos antes de tiempo, pero la experiencia fue muy buena y considero que en general nos fue bastante bien”, resumió Zubeldía al referirse a su paso como entrenador del Santos Laguna, club al que llegó a fines del año pasado y en el que tuvo un buen semestre inicial, pero del que tuvo que irse en agosto luego de un mal comienzo en el segundo torneo anual. “Es un torneo muy difícil, muy parejo para todos y en el que los resultados son muy variables”, analizó el joven de 35 años, que luego de su retiro anticipado como futbolista a causa de una lesión, comenzó su carrera como entrenador en Lanús.

Al exterior.
Zubeldía, que en Argentina también dirigió a Racing y en el exterior, además de México, tuvo una doble experiencia como DT en Ecuador (primero del Barcelona de Guayaquil y luego en Liga de Quito), señaló que luego de un período de descanso breve le gustaría volver a trabajar fuera del país.
“Ahora estoy disfrutando de la familia y de lo que no puedo cuando estoy dirigiendo, pero espero volver a dirigir pronto”, comentó. Y ante la pregunta sobre una posible vuelta al país, “Lucho” admitió que hubo un contacto reciente con Racing, pero aclaró: “Ojalá se de afuera, porque quiero vivenciar cosas nuevas. En Argentina tuve la suerte de estar en dos equipos importantes, y por ahora me gustaría seguir en el exterior”.

Belgrano.
Finalmente, Zubeldía se refirió al triunfo de ayer de Belgrano y le dio un valor importante “porque hay que tener en cuenta que enfrente tenía uno de los mejores equipos de la categoría”.
– ¿Le diste algún consejo a Juan (su hermano)?
– No (risas), él es el que más sabe de la familia…