El Tricolor sufrió una nueva derrota

Tras la lluvia, y pese a que salió el sol, la mañana en Villa Alonso no fue la esperada. General Belgrano, que había comenzado ganando, no pudo sostener la ventaja, perdió ante Rivadavia de Lincoln por 3-2 y sufrió la tercera derrota consecutiva en el presente Torneo Federal “A” de fútbol. Esto genera cierta preocupación de cara al futuro, teniendo en cuenta que los dos próximos compromisos los deberá afrontar como visitante ante Defensores de Ramallo y Agropecuario de Carlos Casares.
Por la séptima fecha de la Zona “2”, el Tricolor de Villa Alonso mostró dos caras ante un equipo bonaerense que supo pegar en los momentos justos, para llegar a la cima de las posiciones, junto a Alvarado de Mar del Plata, que igualó ante Ferro de Pico (ver página 29).
Los goles del elenco santarroseño, que terminó con diez por la expulsión del mediocampista Damián Pacco, fueron convertidos por Germán Strillevsky y Cristian Luquez en contra. Mientras que Nicolás De La Vega en contra y Esteban Ciaccheri en dos ocasiones (la primera de penal) anotaron los tantos para el conjunto dirigido por Fabio Schiavi.

Dos caras.
Belgrano salió con mucha intensidad en los minutos iniciales y fue el encargado de imponer el ritmo de juego, por intermedio de Maximiliano Prioreschi, Strillevsky, Pacco y Juan Galarraga en la zona media. Tal esa así que apenas iban 6 minutos, cuando Prioreschi avanzó por el medio y sacó un remate que salió apenas afuera.
Cuatro minutos después, Strillevsky estrelló un cabezazo en el travesaño. Y allí se generó la primera polémica de la mañana, cuando el árbitro, Sergio Testa, ignoró un claro penal sobre Javier De Olivera, que se aprestaba a capturar el rebote, dentro del área menor, y fue empujado por un defensor. Todo Belgrano reclamó, pero el colegiado bahiense miró para otro lado.
Sin embargo, Strillevsky, de lo mejor en el local, tuvo su revancha sobre los 17. Tiro libre largo de De Olivera, Jonathan Guerra de espaldas al arco le bajó la pelota a Strillevsky, que de frente sacó un remate inatajable para el arquero Agustín Starópolis.
Hasta ese momento, Belgrano había dominado el encuentro a su antojo. Pero tras la apertura del marcador, se fue metiendo en contra de su campo y le cedió la iniciativa al conjunto visitante, que poco había demostrado hasta ahí. Y lo aprovechó a los 23. Rivadavia movió, con paciencia, la pelota de derecha a izquierda. Ciaccheri habilitó a Facundo Graciano, que ingresando por izquierda sacó un remate cruzado, De La Vega en su intentó por rechazar se llevó la pelota por delante y venció a Agustín Vistarop.
El empate agrandó a la visita, que tres minutos después se encontró con una inmejorable chance para dar vuelta el marcador. Juan Galarraga tocó abajo a Emiliano Perujo dentro del área y Testa, ahora sin dudarlo, marcó penal para la visita. Ciaccheri se hizo cargo del mismo y “picándolo” superó a Vistarop, que se había jugado a su izquierda.
El Tricolor pudo haber logrado la igualdad antes del cierre de la primera etapa, pero la pelota sorprendió a De La Vega dentro del área y no alcanzó a darle de lleno, y minutos después el travesaño le impidió a Strillevsky anotar.

Más goles.
En el inicio de la segunda etapa, Belgrano tuvo la mejor chance para igualar el marcador. Prioreschi remató desde la izquierda, Starópolis dio rebote, la pelota quedó dando vueltas en el área, pero en un torbellino de jugadores prevalecieron los visitantes que impidieron la caída de su valla. El arquero visitante, acusando un golpe de esa jugada, entendió que debía ‘enfriar’ el partido y las acciones estuvieron interrumpidas por unos cinco minutos.
Eso le sirvió a Rivadavia para volver a tener el control del partido y lo hizo mucho más a partir de los 18 minutos, cuando Belgrano se quedó con diez por la expulsión de Pacco. A la salida de un tiro libre a favor, el mediocampista golpeó a Luquez y esto fue observado por el primer asistente Lautaro Andreis, que le avisó a Testa y expulsó a Pacco.
Los minutos pasaban y el Tricolor no encontraba respuestas como para inquietar a Starópolis, por lo que el entrenador Marcelo Costantino metió mano en el equipo, aunque todo siguió igual.
Rivadavia pareció cerrar la persiana a los 30. Graciano puso un preciso centro desde la izquierda, para que Ciaccheri de cabeza ponga la pelota contra el segundo palo del arquero local.
A los 32 estuvo cerca del descuento De Olivera, pero su cabezazo fue tapado abajo por Starópolis. Por su parte, el conjunto visitante pudo haber ampliado la diferencia en un par de situaciones y allí fue donde volvió a aparecer la figura del arquero Agustín Vistarop para mantener la esperanza local.
A los 38 minutos, José Lincopán ingresando por derecha remató al arco y en el camino la pelota se topó con el pie de Luquez, que terminó anotando en contra de su valla. El 2-3 le dio vida nuevamente a Belgrano, pero no logró vulnerar a la defensa visitante.

Ferro empató con suspenso en ‘La Feliz’.
Ferro de Pico empató ayer 1 a 1 con Alvarado de Mar del Plata en el estadio José María Minella, en el marco de la séptima fecha de la Zona “2” del Torneo Federal “A” de fútbol. En el cierre del partido, tras una mano de Cesar Cocchi dentro del área, el juez del partido sancionó penal para el local, pero el ejecutor falló y estrelló el tiro en el travesaño.
Durante los primeros pasajes, el local intentó hacerse dueño de la pelota y preocupó con alguna pelota parada como el tiro libre de Damián Luengo que se fue muy cerca. Sin embargo, el Verde comenzó a hacer pie en la zona media con un buen trabajo de Leandro Canelo, y se mostró firme en la última línea.
La primera opción de gol que generó el once pampeano ocurrió a los 20 minutos de la primera etapa. El delantero
Federico Almerares cabeceó desde el borde del área menor, un centro que vino desde la izquierda, pero el arquero Mauro Beltramella le ahogó el grito de gol. Luego Francisco Rago hizo lo propio en el arco de Ferro, al tapar abajo un remate cruzado de Wilson Albarracín, cuando se jugaban 26 minutos.
El dueño de casa insistió, y dos minutos más tarde volvió a llegar con peligro. Esta vez el “uno” pampeano mandó al tiro de esquina un disparo de Gabriel Compagnucci, que segundos antes le había robado la pelota a Emanuel Morete. Luego Rago sacó de manera magistral al tiro de esquina un remate de zurda de Francisco Molina, y en los pasajes siguientes el once marplatense llegó a la apertura del marcador.
En una jugada de contragolpe la manejó muy bien Albarracín que mandó un centro que bajó Compagnucci para el ingreso del pampeano Joaquín Susvielles, quien no perdonó a Rago y puso arriba al local.

Merecido empate.
El Verde salió decido a buscar la igualdad desde los primeros pasajes de la parte complementaria, y de a poco comenzó a meter a Alvarado en su campo. Se jugaban 12 minutos del segundo capítulo, cuando Beltramella tapó de manera notable un remate de tiro libre de Morete, que buscaba la red. El Verde lo metió al local contra su área, que la pasó mal por momentos. Tras dicha jugada detenida, el marcador Carlos López Quintero, en el área visitante estuvo cerca de cabeza y minutos después, tras un desborde de Sebastián Hernández, no pudo definir con claridad Almerares.
La réplica del dueño de casa llegó a través de una jugada rápida en la cual Rago le ganó el mano a mano a Susvielles.
Luego el entrenador del once de Barrio Talleres, Mauricio Giganti, apostó a la presencia de dos delanteros de área, con el ingreso de Santiago Aguirre en reemplazo de Morete.
Pasada la media hora de juego, Canelo habilitó al delantero ingresado minutos antes, que superó la marca de Sebastián Corti y ante la salida del “uno” definió con un disparo cruzado para marcar la igualdad ya merecida a esa altura.
El Verde no se conformó y siguió buscando en el arco contrario, y poco después Luengo despejó el peligro de su área tras un envío de Gaspar Gentile.
El local acosó con una serie de tiros de esquina que cayeron sobre el área de Rago, y el conjunto piquense esperó poder ganarlo de contragolpe. En la última acción del juego, a la salida de un lateral, la pelota dio en el brazo de Cesar Cocchi, que había ingresado poco antes. El juez Fernando Marconi sancionó la pena máxima a favor del local. Fernando Ponce se hizo cargo de la ejecución y estrelló su tiro en el travesaño. Con mucho suspenso en el cierre del partido, Ferro de Pico, que venía de golear a Belgrano de Santa Rosa, logró cosechar un valioso punto que lo mantiene cerca de la cima de las posiciones.

Compartir