El Verde piquense sumó a Cantoni

FERRO BUSCARA TENER UN PLANTEL COMPETITIVO EN EL PROXIMO FEDERAL "A"

Ferro Carril Oeste de General Pico realizará la próxima semana una prueba de jugadores en busca de sumar nombres a la plantilla que afrontará la próxima edición del Torneo Federal “A” de fútbol que se pondrá en marcha el 10 de septiembre. Así lo había anunciado Sergio “Toti” Arias, el nuevo entrenador del Verde de Barrio Talleres al ser presentado de manera oficial el lunes en una conferencia de prensa.
El plantel Verde, que será el único club pampeano que tomará parte del certamen de la que es la tercera categoría del fútbol argentino, comenzará el lunes con los trabajos de pretemporada, puesto que el objetivo del entrenador es llegar con al menos 40 días de trabajo a la competencia.
Para dos días después, el club convocó de manera oficial a todos los futbolistas interesados en ser parte de una prueba que se llevará a cabo ante la atenta mirada del cuerpo técnico que encabeza Arias.
Según indicaron desde la entidad de Barrio Talleres, la prueba se llevará a cabo el miércoles a partir de las 14, en las instalaciones del Country Arco Iris del club, que tiene acceso por las calles 17 y 116. La convocatoria está reservada para jóvenes de entre 17 y 26 años y se indicó que los jugadores que residan a más de 250 kilómetros de General Pico, tendrán la posibilidad de almorzar y alojarse a muy bajo costo en el club.
También se destacó que la intención de la prueba será reclutar futbolísticas y que será la única oportunidad que se brindará para poder ser parte del plantel que afrontará la competencia nacional.

Llegó el quinto.
En busca de conformar un plantel competitivo, la dirigencia del Verde piquense cerró esta semana la incorporación del volante Maximiliano Cantoni, con pasado por Belgrano de Santa Rosa. El futbolista es el quinto refuerzo que se sumó al plantel ya que con anterioridad habían sido presentados de manera oficial los hermanos Antu y Tenca Hernández (quienes ya jugaron como titulares en el Torneo Apertura de la Liga Pampeana de Fútbol), además del delantero Cristian Taborda y el arquero Nicolás Caprio, ambos surgidos de la cantera de Unión de Santa Fe.
Con la incorporación del futbolista que también vistiera las camisetas de Villa Mitre de Bahía Blanca (allí jugó la última termporada), de Juventud Unida de San Luis y de Sol de Mayo de Viedma, la dirigencia le empezó a dar los gustos al entrenador, quien en su presentación manifestó que pretendía sumar marcadores centrales, volantes de contención, un enganche y al menos otro delantero.

Varias negociaciones.
Durante las últimas dos semanas se acrecentó la sangría de jugadores en el Verde, con las confirmaciones de las salidas de Emanuel Morete, Cesar Cocchi, Emanuel Pontet y Pablo Agüero, quienes se sumaron a otros que ya habían dejado la entidad, tal el caso de Juan Francisco Rago, Carlos López Quinteros, Bruno Bazán y Federico Almerares, entre otros. Había otros casos de jugadores que aún no habían definido su futuro y que su continuidad dependería de la intención del técnico, como el caso del marcador Sebastián Hernández. También la situación del habilidoso delantero Gaspar Gentile iba en este sentido, pero el futbolista que buscaba nuevos aires, logró dar el salto y arreglar con Temperley, equipo de la máxima divisional del fútbol argentino. Hasta ayer a la noche no había más confirmaciones, pero si se reconoció que se llevaban a cabo distintas negociaciones para sumar a otros refuerzos.
La tarea de la dirigencia pasa por suplir estas bajas y en eso trabaja de manera ardua, con el propósito de armar un plantel nuevo y competitivo para poner en marcha otra ilusión de ascenso.