El Xeneize consiguió un respiro

BOCA

Después de haber tenido una dura semana con la derrota en el Superclásico y eliminación en Copa Argentina, Boca Juniors derrotó anoche 3-1 a Colón de Santa Fe, en La Bombonera, y consiguió un respiro antes de su viaje a Brasil para el crucial desquite del jueves contra Cruzeiro, por los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.
El “Xeneize” se impuso con los tantos de Lisandro Magallán, Mauro Zárate, de penal, y Carlos Tevez, y pudo levantar cabeza y no quedar tan relegado en la Superliga, en el marco de la séptima fecha. El punto más alto de Boca estuvo en el delantero colombiano Sebastián Villa.
Boca arrancó el partido enérgico y tuvo a su mejor arma para desequilibrar a la velocidad del colombiano Villa, además de la profundidad que le dio con sus pases Gago, en su reaparición en el equipo titular.
El local abrió el encuentro mediante una pelota parada, a las 15 minutos: Villa ejecutó un córner desde la izquierda, la peinó en el primer palo el uruguayo Nandez y apareció por atrás Magallán para empujarla y anotar el 1-0.
Colón intentó salir luego, pero le faltó presencia en el área rival, y, pesar de haber minado la zona media, no pudo tenerla y además cometió fallas que Boca no perdonó. A los 22, Gago tocó para Chicco, le llegó a Zárate y el delantero se la pasó a Villa, quien hizo la diagonal y justo salvó con las piernas el arquero oriental Burián.
Contestó Colón tres más tarde, con un bombazo de Clemente Rodríguez que Rossi desactivó a un costado.
Los santafesinos no pudieron parar a Villa, jugador que en 31 capturó una mala cesión de Fritzler, encaró y se la tiró larga a Burián. El guardavalla lo tocó y Delfino cobró el claro penal. Se hizo cargo Zárate y con un remate a la derecha del arquero aumentó la distancia.
Lo de Colón fue muy tibio y recién estuvo cerca a los 44, con un centro desde la izquierda del paraguayo Estigarribia y un cabezazo de González , entre los centrales, por arriba.
La primera del complemento le correspondió a Colón. Antes de los dos minutos, González conectó un envío desde la derecha e hizo lucir a Rossi, quien se llevó una gran ovación de parte de la afición “Xeneize”.
Boca lo remató a los 35, con una buena jugada entre Villa y Tevez, que finalizó con un derechazo desde fuera del área del “Apache” que se metió al lado del poste derecho de Burián.
Colón tuvo luego un acierto en el ingresado uruguayo Gonzalo Bueno y descontó para al meno no irse en cero de La Bombonera. Buena y necesaria victoria de Boca para encarar lo que viene y apagar el incendio de los últimos días.

Cuarto consecutivo.
Huracán se impuso ayer 1-0 a Belgrano en el Gigante de Alberdi para sumar su cuarto éxito consecutivo en la Superliga y quedar como uno de los escoltas del líder Racing Club, a cinco puntos de distancia, en la continuidad de la séptima fecha. El gol del triunfo lo marcó el colombiano Andrés Roa, con un tremendo misil que se colocó en un ángulo.
El “Pirata” no encuentra el rumbo con el cuestionado Lucas Bernardi, se quedó con diez por la expulsión de Sebastián Luna y en la próxima jornada afrontará el clásico con Talleres.

Triunfo de Unión.
Unión de Santa Fe mermó ayer la alegría de Gimnasia de La Plata por haber eliminado a Boca de la Copa Argentina, al superarlo por 1 a 0 como local, en la continuidad de la séptima fecha de la Superliga.
El único tanto del partido lo anotó el mediocampista uruguayo Diego Zabala, a los 40 minutos del primer tiempo, para ratificar su buen pasar futbolístico en el equipo dirigido por Leonardo Carol Madelón.
Con la victoria, el “Tatengue” llego a doce puntos y se mantiene en el lote de perseguidores del líder Racing, que está siete por delante.
El Gimnasia de Pedro Troglio, en tanto, volvió a su cruel realidad de la Superliga, donde necesita sumar la mayor cantidad de puntos posibles, porque se acerca peligrosamente a la zona de descenso.

Técnico que debuta…
Patronato, con el debut de Mario Sciacqua como entrenador, logró ayer su primera victoria en la Superliga al derrotar a Talleres de Córdoba por 2 a 1 en un entretenido partido que se jugó en la ciudad de Paraná por la séptima fecha de la Superliga.
El elenco cordobés se puso en ventaja a los 11 minutos del primer tiempo por medio de Nahuel Bustos quien aprovechó una mala salida del arquero local Sebastián Bértoli.
A los 13 minutos de la primera etapa, Mauricio Sperduti marcó el empate de penal tras una mano en el área de Javier Gandolfi y a los 28 del segundo tiempo Facundo Barceló convirtió la segunda conquista. (IAM Noticias)