El más duro y trágico del mundo

La tradicional competencia, que por primera vez pasará por La Pampa, nació en 1978 por una iniciativa del francés Thierry Sabine, quien se perdió en el desierto africano. En los treinta años de travesías han muerto más de cincuenta personas.
“Un desafío para aquellos que parten. Un sueño para quienes se quedan”. Con ese lema, el francés Thierry Sabine le dio vida en 1978 al Rally Dakar, que con el paso del tiempo se transformó en el más famoso y duro del mundo, y que en su trigésima edición se presentará por primera vez en Sudamérica, surcando desde el sábado 3 de enero de 2009 caminos de Argentina y Chile, y de Santa Rosa y La Pampa en particular.
Esta travesía nació casi por casualidad, porque se debió a que el propio Sabine había estado varios días extraviado en Libia mientras tomaba parte en el Rally Abidjab-Niza, lo que condujo al francés a crear un nuevo raid, desde Europa a Africa, que ya cuenta con treinta ediciones cargadas de mística, historias y tragedias.
El primer París-Dakar se corrió desde el 26 de diciembre de 1978, con poco más de 170 participantes, y el ganador de la general -aún no se dividían en motos y autos- fue el francés Cyril Neveu, con una Yamaha, ya en enero de 1979.
Desde esa consagración de Neveu, el Dakar empezó a hacerse una leyenda, en la que la lucha del hombre y la máquina contra un ambiente hostil fue recurrente hasta nuestros días. En el medio se fueron sumando pilotos, marcas y empresas, hasta transformarlo en una cita “obligada” a cada principio de año.

Tragedia.
Claro que el Dakar también cuenta con una historia “negra”, porque por las complicadísimas travesías, la inestabilidad política en algunos países del norte de Africa y la fatalidad, las víctimas fatales tanto adentro como afuera de la competición han ido creciendo.
Aunque las cifras varían dependiendo de las fuentes, se estima que unas cincuenta personas han perdido la vida, entre pilotos, periodistas, organizadores y habitantes de las zonas por las que transcurre la competición. Entre los nombres más conocidos que se cobró el Dakar están los de Gilles Lalay, Frabrizio Meoni o incluso su propio creador, Sabine, que falleció en Malí junto a otras cuatro personas en un accidente de helicóptero en la edición de 1986.
Igualmente, la tragedia terminó de enlutar a la prueba a inicios de este año, luego del asesinato de cuatro franceses y de tres militares mauritanos ocurridos pocos días antes de la largada de la edición 2008. Tras esas muertes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia recomendó no ir a Mauritania por amenazas terroristas que tenían el rally como objetivo, y entonces un día antes de la partida la edición 2008 fue suspendida, con el visto bueno de los corredores.

A Sudamérica.
Tras esa edición truncada, los organizadores decidieron cambiar de escenario, y eligieron los caminos de Argentina y Chile, donde desde hace años se realiza el Por Las Pampas Rally, una competencia en la que participan varios pilotos del Dakar.
Y así se llegó a hasta estos días, en los que se espera con ansiedad el inicio de la competencia, previsto para el sábado 3 en Buenos Aires, y con paso por La Pampa ese mismo sábado y el domingo 4. El recorrido tendrá una distancia de 9574 kilómetros, incluyendo 5652 kilómetros cronometrados divididos en 14 etapas. Entre las particularidades de esta edición, se destaca que en el tramo de la cordillera de Los Andes los competidores tendrán que enfrentarse a altitudes superiores a los tres mil metros.