El nuevo Belgrano arma su plantel

EL TRICOLOR, ENTRE CONFIRMACIONES Y UNA PRUEBA MULTITUDINARIA DE CARA AL FEDERAL "A"

El nuevo General Belgrano puso ayer en marcha su operativo para el Torneo Federal “A” 2016, con una prueba multitudinaria de jugadores tras la que el flamante entrenador, Juan Zubeldía, definirá si quedan algunos futbolistas para sumarse al plantel que el 4 de enero próximo iniciará la pretemporada.
Zubeldía, reemplazante de Patricio Mac Allister, fue presentado la semana pasada y ayer tuvo su primer trabajo en cancha, al encabezar una prueba que se cerrará hoy, con el objetivo de sumar jugadores a un plantel que quedó muy reducido tras el alejamiento de casi todos los futbolistas que estuvieron este año y no pertenecían al club.
Más de treinta fueron los deportistas que formaron parte de la práctica, que además de Zubeldía estuvo conducida por los ayudantes de campo Marcelo Costantino y Mauricio Rambur, además del preparador físico Cristian Savarese. También estuvieron mirando atentamente el resto de los colaboradores y varios dirigentes, encabezados por el presidente Horacio Rosales.

Caras conocidas.
La prueba propiamente dicha, tras un calentamiento previo, se realizó en la cancha principal, donde Zubeldía armó inicialmente dos equipos y luego hizo ingresar al resto de los jugadores que estaban presentes.
Entre los futbolistas que llegaron -varios de provincias vecinas con pasado en torneos de ascenso- hubo muchos conocidos por haber jugado en el ámbito de la Liga Cultural o Pampeana, como los defensores Maximiliano Moralez Páez y Huelten Monaiser, y los volantes Emanuel Toro y Gonzalo Turri. También llegaron el arquero Matías Coria y el delantero Leonardo Acosta, que este año jugaron el Federal “B” para el Deportivo 25 de Mayo.
Además, entre otros estuvo Ignacio González del Bono, un delantero surgido en el Deportivo Mac Allister y que ha jugado varios años en el fútbol de ascenso de Alemania.
Las prácticas continuarán hoy por la mañana con la segunda parte de la prueba, en la que participarán algunos jugadores que llegaban anoche y los que ayer hayan convencido a Zubeldía como para seguir en evaluación. Luego, el DT definirá junto a su cuerpo técnico si hay algunos para sumar al plantel, que desde el lunes 4 de enero comenzará con la pretemporada para participar a partir del 7 de febrero del Federal “A” de transición.

Se quedan y llegan.
La mayor parte de los jugadores que no pertenecían al club y que formaron parte del plantel que dirigió Mac Allister en esta temporada, no seguirá en la institución, salvo algunos futbolistas que la dirigencia se encargó de asegurar rápidamente para no desmembrar del todo a la columna vertebral.
El que ya arregló para seguir es el arquero y capitán Agustín Vistarop, y también continuará el marcador central y subcapitán Javier De Olivera. El otro jugador que Belgrano quiere retener es el delantero Jorge Romero, pero aún están en negociaciones porque el paraguayo también está evaluando una oferta del fútbol boliviano y además estaría interesado Ferro de General Pico.
Entre los que llegarán, es posible que en estas horas se sume el delantero macachinense Agustín López Alduncín; mientras que es casi un hecho que arreglará Nicolás Sosa, proveniente del Deportivo Anguilense, que en compensación recibiría a tres futbolistas del Tricolor: Julián Galant, Facundo Losada y Santiago Cejas.
Además, están avanzadas las charlas con el defensor Nelson Seguel, que jugó este año para la Comisión de Actividades Infantiles (CAI) de Comodoro Rivadavia. Mientras tanto, los dirigentes comenzarán a negociar en estas horas para la continuidad de la mayoría de los jugadores locales que estuvieron este año.

Villa Mitre, con escándalo
En una final con un polémico arbitraje de Facundo Elgart, Villa Mitre de Bahía Blanca logró el primero de los tres ascensos del Federal “B” al “A”, al vencer por 3-1 a Rivadavia de Venado Tuerto, luego de haber perdido 1-0 en la ida. Entre otras polémicas, el bochorno llegó con el tercer gol local, porque hubo un claro golpe intencional con la mano de un jugador, que terminó con la pelota en el travesaño y tras el rebote llegó el tanto. Tras el final, Elgart y sus colaboradores fueron agredidos por el plantel visitante, que terminó con ocho jugadores y el cuerpo técnico imputados en una causa.