El “Rey” se despide del tenis

David Nalbandian, un tenista de elite que sin haber sido número uno dejó una huella imborrable, pondrá punto final a su brillante carrera profesional hoy con una despedida de lujo,
nada menos que ante el múltiple campeón español Rafael Nadal, quien es en la actualidad el mejor del planeta.
La despedida definitiva del “Rey David” será hoy a partir de las 16 en un estadio con capacidad para ocho mil personas construido especialmente para la ocasión en el predio de La Rural,
en el barrio de Palermo, y promete ser de alto vuelo, por la jerarquía de los invitados a su última función.
En ese contexto, el cordobés nacido en Unquillo saldrá a escena por última vez ante Nadal, número uno del ranking mundial de la ATP que está de gira por Sudamérica.
También habrá una encuentro de dobles que los unirá a los dos para enfrentar al serbio Novak Djokovic, escolta del español en el escalafón, y al tandilense Juan Mónaco, amigo personal del
protagonista.
Nalbandian comenzó su gira de despedida el miércoles por la noche en Chile, con una exhibición ante el local Nicolás Massú, quien también colgó la raqueta, y continuó el jueves en su Córdoba natal, donde se dio el gusto de vencer al mallorquín Nadal por 6-4 y 7-6 (8-6) en una velada cargada de sentimiento y emoción.
Sin dudas, el unquillense de 31 años no transitó el segmento final de su carrera como hubiera querido, ya que acosado por las lesiones apenas pudo jugar 11 partidos este año, el último en el Masters 1000 de Miami ante el finlandés Jarkko Nieminen, en marzo pasado.
Y por la Copa Davis, su gran pasión, se lo vio en abril, en el punto de dobles ante Francia.
En esa ocasión, David, junto al marplatense Horacio Zeballos, venció a los franceses Michael Llodrá y Julien Benneteau, Argentina ganó la serie por 3-2 y avanzó a las semifinales.
Pese a su esfuerzo no pudo estar en la derrota ante la República Checa, en Praga, en septiembre último, ya que no se recuperó de la doble operación de cadera y hombro derechos a las que fue sometido en mayo pasado, y vaya si lo lamentó.
En el circuito conquistó 11 títulos de ATP, con puntos salientes como el Masters de Shanghai 2005, cuando venció en la final al suizo Roger Federer, o los Masters 1000 de Madrid y París,
ambos en 2007.
Sin haber ganado un Grand Slam ni conquistado la Davis, el cordobés Nalbandian se ganó el respeto del circuito en su totalidad.
Por eso, la foto del final lo encontrará, como tantas veces, entregado al reconocimiento de su público, que lo erigió como el símbolo por excelencia en la Copa Davis, donde fue un verdadero “Rey” sin corona.

Glaciar.
Tuvieron partidos en los cuatro Grand Slams, en escenarios de los más importantes a nivel deportivo, pero seguramente el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic, número 1 y 2 del ránking mundial, no imaginaron nunca lo que vivieron ayer al jugar a la orilla del imponente Glaciar Perito Moreno. Los dos mejores del mundo realizaron una exhibición de tenis frente a uno de los lugares más visitados de la Argentina. (Télam)