El Rojo ganó y acaricia el ascenso

Independiente obtuvo ayer una victoria más que necesaria para regresar inmediatamente a Primera División, tras derrotar como visitante a Instituto, en Córdoba, por 2-1, en un partido válido por la penúltima fecha del campeonato de la Primera B Nacional. Con este resultado, el conjunto de Avellaneda lleva tres triunfos seguidos, en los cuales terminó 2 a 1 a favor y siempre empezó perdiendo.
El equipo de Avellaneda, que ahora reúne 66 unidades, dio vuelta la pizarra con los goles marcados en el segundo tiempo por Daniel Montenegro y Sebastián Penco. Instituto, con 62 y fuera de la lucha por el tercer ascenso, había sacado ventaja con una conquista de Raúl Damiani.
El local empezó mejor: decidido a buscar el triunfo llevó a Independiente a jugar en su campo, aunque luego el visitante emparejó y fue el que manejó la pelota, pese a no poder generar juego con claridad.
El conjunto cordobés, donde fue titular el pampeano Damián Schmidt, basó su generación de peligro en las pelotas paradas, y de esa manera llegó el gol a los 30 minutos, cuando en el rebote de un corner la peinó Juan Martín y quedó solo Damiani, por atrás de todos, y anotó el 1a 0.

Personalidad.
En el segundo tiempo levantó Independiente, porque se fue en busca del empate con un adversario que, de a poco, se fue replegando. De los pies de Montenegro llegó el empate. El capitán se mostraba impreciso y ausente en la mayor parte del juego. Pero a los 16 minutos, el autor del gol ensayó una combinación con Insúa y con un remate de pierna izquierda, de media distancia, clavó el balón en el ángulo de Chiarini, para decretar el empate transitorio.
Todo era de Independiente en la segunda etapa, lo tuvieron sucesivamente Insúa, Fabián Monserrat y Adrián Fernández pero Chiarini impedía que el ‘Rojo’se quedara con los tres puntos.
A los 42 minutos hubo dos jugadas idénticas tras un corner, la pelota quedó ‘boyando’ en el área chica y Sebastián Penco remató en ambas ocasiones. En la primera, el balón fue tapado por Chiarini, pero en la segunda, el ex Nueva Chicago quedó en la misma boca del arco y la impactó con violencia para decretar el triunfo, un éxito que bien puede valer el ansiado regreso.

El resto.
Asimismo, Huracán se mantuvo en carrera por el ascenso a Primera División, al vencer a Unión 1-0, de local, en un partido con polémico arbitraje de Germán Delfino, que expulsó a tres jugadores del conjunto de Santa Fe (Nicolás Bertocchi, Nicolás Bruna y Sebastián Caballero).
El equipo de Parque de los Patricios se impuso con un exquisito tiro libre de Gonzalo Martínez, a los 5 minutos del segundo tiempo.
Además, Atlético Tucumán superó en su estadio a Crucero del Norte de Misiones por 1-0. El único gol del partido lo convirtió el delantero Diego Jara que también se fue expulsado por una insólita agresión a un defensor visitante.
Por último, Patronato de Paraná y Ferro Carril oeste igualaron sin tantos, en un pobre y aburrido encuentro de fútbol correspondiente a la anteúltima fecha del torneo de la Primera B Nacional.
Patronato se despidió de su público con otra floja labor y con dos expulsiones, ya que vieron la tarjeta roja Alejandro Almadía y Damián Toledo, uno en cada tiempo. Ferro, por su parte, tampoco aportó demasiado y desaprovechó la ocasión de quedarse con los tres puntos.

Tranquilidad.
El DT de Independente, Omar De Felippe, destacó anoche el segundo tiempo que jugó su equipo en Córdoba ante Instituto que le permitió dar vuelta el resultado y ganar 2 a1 para quedar a un paso del regreso a la "A". Además, resaltó: "hay que conservar la calma durante la semana para preparar el partido del próximo fin de semana frente a Patronato". En cuanto al cotejo contra Instituto, De Felippe admitió desatenciones en defensa en acciones originadas con pelotas paradas a favor de Instituto. (Télam)