El Rojo reaccionó y sigue en carrera

Independiente obtuvo ayer un triunfo necesario para sus pretensiones de regresar de inmediato a Primera División, tras derrotar por 2-1 a Douglas Haig, en Pergamino, por la trigésimo novena fecha del campeonato de la Primera B Nacional de fútbol. El equipo de Avellaneda, que sigue con ilusiones de subir y reúne 60 puntos, exhibió una muestra de carácter en la segunda parte y dio vuelta la pizarra con los goles de Federico Insúa y Sebastián Penco. Douglas Haig había extraído la ventaja inaugural, con un penal convertido por Iván Etevenaux.
El Rojo llevaba ocho encuentros sin ganar afuera (el último fue por la fecha 22, en el primer juego de la segunda ronda, triunfo sobre Brown de Adrogué, 2-1) y solamente venció en los dos partidos a dos equipos en este torneo: a Sportivo Belgrano de San Francisco y Douglas Haig.
Por su parte, el elenco de Pergamino, que contó con el ex Mac Allister Agustín García Basso, perdió un invicto de 17 fechas como local y con esta derrota acumula cinco encuentros sin sumar de a tres, quedando comprometido con el promedio del descenso.
El primer tiempo fue aburrido y tuvo muy poco juego de parte de ambos equipos, siendo el local el que se acercó de manera más peligrosa, aunque la falta de pericia a la hora de definir determinó que no pudieran concretar las pocas aproximaciones que generó.
Independiente, por su parte, no mostró una idea clara y en los primeros 45 minutos no logró una sola maniobra que ameritara la intervención del arquero local, ya que se mostró incapaz de generar peligro.
Douglas, en tanto, se mostró combativo y rompió los tenues intentos del Rojo, con un conductor como Daniel Montenegro prácticamente ausente y su potencial socio, Hernán Fredes, muy impreciso.
La segunda etapa arrancó similar a la primera, pero una fuerte barrida de Martín Zapata en el área a Pablo Mazza a los 8 minutos, determinó la sanción de un penal que fue cambiado por gol por Etevenaux, dos minutos después.
Recién con el resultado adverso, Independiente pareció reaccionar, y a los 18, tras dos atajadas del arquero Olivero a sendos remates de Montenegro y Sebastián Penco, hubo un rebote que impactó en Federico Insúa y se convirtió en el empate transitorio.
La igualdad provocó que el Rojo se fuera con todo en busca de la victoria y, otra vez, en los pies de Insúa se inició la jugada que, tras un centro desde la derecha con pierna izquierda de Matías Pisano, Penco empujó en la boca del arco, para marcar el definitivo 2-1.
Luego, Diego Rodríguez asumió el protagonismo que todo equipo necesita de su arquero, e Independiente terminó festejando un triunfo tan importante como necesario.

Ganó Instituto.
La alegría de Independiente no fue completa, porque también ayer ganó Instituto de Córdoba, que sigue dos puntos arriba y ocupando el tercer escalón del podio, que hoy le daría el último ascenso en juego. La Gloria, con el pampeano Damián Schmidt como titular, superó ayer como local a San Martín de San Juan por 3-0, con goles de Juan Martín y Javier Velázquez en dos oportunidades.
También ayer, Independiente Rivadavia de Mendoza dejó a Talleres de Córdoba a un paso del descenso al Argentino A, al vencerlo agónicamente por 3-2, como local. Otros resultados: Brown (A) 0-Sportivo Belgrano 0; Aldosivi 3-A. Brown 0; Boca Unidos 1-Crucero del Norte 0; Defensa y Justicia 0-Ferro 1. Hoy, a las 20.10, el ascendido Banfield recibirá al ya descendido Villa San Carlos. (Télam)