El Tribunal sin mano “dura”

Los futbolistas José Uriguén, Leandro Bonivardo y Brian Roldán recibieron dos fechas de suspensión, tras los incidentes en Anguilense y Belgrano. Una fecha para Darío Seip, Facundo Outerelo, Diego Domínguez, Kevin Bornes y Héctor Grandón.
El Tribunal de Disciplina de la Liga Cultural de fútbol finalmente aplicó sanciones “leves” a los futbolistas de Deportivo Anguilense y General Belgrano de Santa Rosa, que se vieron involucrados en el tumulto que se produjo una vez concluida la final de la Zona Norte, que favoreció al Fantinero.
Tras analizar los descargos correspondientes, el informe del árbitro Javier Sánchez y observar algunos videos (si es que se apoyaron en las imágenes) los integrantes del TdD dieron a conocer el fallo. La sanción más “pesada” recayó en el entrenador de Belgrano, Juan Carlos Almada, quien deberá purgar una suspensión de seis fechas.
Por otra parte, los futbolistas fueron “premiados” por el Tribunal. Incluso algunos zafaron, ya que si bien se los ve en distintos videos participando de los incidentes no fueron ni mencionados en el informe del árbitro, Javier Sánchez, quien desde su posición podría haber visto todo, o casi todo. Queda claro, que esto no sucedió.
Los futbolistas de Belgrano José Uriguén, Leandro Bonivardo y el mediocampista de Anguilense Brian Roldán fueron los más “castigados” por el Tribunal, ya que recibieron dos fechas de suspensión. En estos casos, para el arquero del Tricolor y el jugador del Fantinero, tuvieron en cuenta el artículo 201, inciso A, del Reglamento de Transgresiones y Penas que señala: “Suspensión de dos a doce partidos al jugador que, replique la agresión a que fuera objeto”.
Mientras que para la sanción de Bonivardo, el Tribunal le aplicó el artículo 205, inciso F: “suspensión de dos a veinte partidos, al jugador que incurra en actos de indisciplina contra el público como: arroje cualquier objeto o proyectil”.
En tanto, los jugadores Darío Seip, Facundo Outerelo, Diego Domínguez y Kevin Bornes (los cuatro de Belgrano) y Héctor Grandón (Anguilense) fueron sancionados con una fecha, por lo que el futbolista del Fantinero ya cumplió la pena y podrá estar presente en el encuentro de vuelta de la final ante Huracán de Guatraché. El Tribunal tuvo en cuenta el artículo 203, que estipula una “suspensión de uno a diez partidos, cuando no pueda determinarse de quien partió la agresión. Esta circunstancia deberá tenerse en cuenta para la graduación por igual de la pena a los infractores”.
Además, fueron sancionados con un partido los auxiliares de campo de Anguilense Carlos Gelos y José Vereb. Mientras que el Deportivo Anguilense recibió una multa económica de 4.000 pesos (equivalente al valor de 50 entradas -40 pesos cada una- por dos fechas).

Sin mano “dura”.
De esta manera, el Tribunal de Disciplinas de la Liga Cultural, quizás solo basándose en el informe de Sánchez, castigó levemente a los futbolistas involucrados en los incidentes. Este mismo Tribunal estuvo a cargo, el año pasado, de las sanciones en el Torneo Provincial y aplicó duras sanciones -en algunos casos 15 meses- contra diez futbolistas de la Unión de Vértiz que habían protagonizado serios incidentes en el encuentro ante Independiente de Jacinto Arauz.
Ante estos hechos, casi similares, queda claro que el TdD no utilizó la misma vara con unos y otros. Incluso no usó el mismo sentido en fallos aplicados durante el Torneo Oficial 2014 de la Liga Cultural.