Empate y expulsados en el Mateo

SANTA ROSA Y UNION DE RIGLOS IGUALARON 1 A 1

En un Mateo Calderón casi vacío -con más público visitante-, y una jornada acompañada por fuertes ráfagas de viento, Atlético Santa Rosa no pudo hacer valer su peso de local ni aprovechar la ventaja numérica y terminó igualando 0 a 0 con Unión de Riglos, que pese a haber sufrido dos expulsiones, sigue sumando en el campeonato.
El encuentro, que se disputó en el marco de la séptima fecha del Torneo Apertura de la Zona Norte de la Liga Cultural, fue friccionado de principio a fin, a tal punto que tres jugadores vieron la roja -dos de la visita y uno del local- y hubo varios amonestados.
La primera jugada clara llegó a los 13 minutos. Tras una apertura del volante central de Unión, Wilson, para Ormeño, este último ejecutó un disparo que se fue cerca del arco de Moslares. El uno local fue sin dudas la figura del partido.
Los minutos pasaban y las situaciones de riesgo no llegaban. La pelota transitó poco por el medio y ambos equipos abusaron del pelotazo que, dadas las condiciones climáticas, terminaron casi siempre en un lateral o un saque de puerta.
Recién a los 20 volvió el peligro sobre el arco de Moslares, porque luego de un despeje de la visita que cayó en los pies de Wunderlich, el delantero se sacó de encima la marca rival y remató violentamente al palo derecho del portero “albo”, que con una volada espectacular, envió la pelota al corner.
Luego de esa jugada, Atlético fue reaccionando de a poco y comenzó a circular el balón por abajo. De la mano de Gauna, Nicollier y García, y aprovechando la velocidad de ardillita Fensel, el Albo adelantó sus líneas y se dedicó a jugar cerca de del arco defendido por Maxi Castaño.
A los 38 llegó la primera para el local. Buen pase filtrado de Gauna para Fensel y el delantero no pudo definir ante el achique de Castaño.
Ya sobre el final del primer tiempo, Nicollier envió un centro que, tras una serie de rebotes, terminó en un disparo de Díaz que se fue apenas arriba del arco visitante. Santa Rosa se fue al descanso jugando mejor que Unión.

Expulsados.
El complemento comenzó prometedor. Iban apenas 4 minutos cuando Wunderlich hizo esforzar nuevamente a Tato Moslares. El nueve ejecutó un tiro libre por afuera de la barrera que parecía tener destino de gol, pero la figura del encuentro llegó con lo justo para desviar el remate.
El equipo de Riglos emuló el juego de los dirigidos por Benavídez y empezó a realizar pases por abajo. Hidalgo, Wilson y Aranguez se encargaron de manejar los tiempos y el control de la pelota.
Del otro lado, el Albo buscaba constantemente el desborde y posterior centro, pero la “inactividad” de Díaz, hizo fácil la tarea de Castaño de descolgar cada pelota que ingresaba en su área.
El primero en irse al vestuario fue Wilson, de Unión, tras darle un codazo a Tachuela García. Pese a ello, la visita siguió generando peligro, sobretodo desde la pelota parada.
Ya promediando el complemento otros dos jugadores vieron la roja en la misma jugada, uno por cada bando.
Santa Rosa tardó en darse cuenta de la ventaja numérica y no supo aprovechar las contras. En cambio, Riglos, que no quería saber nada con defenderse, le jugo de igual a igual al local y casi se lleva los tres puntos.
Sobre el final, el Ruso de Unión se encargó de preocupar al Albo. Primero tras un tiro libre y luego una chilena, pero como en toda la tarde Moslares se encargó de ahogar el grito de gol de la visita.
El equipo de Petrucci se llevó un empate que tuvo sabor a victoria y que le permite seguir en los primeros puestos. Santa Rosa, por su parte, volvió a sumar, aunque sea un punto, de manera consecutiva.

Cochicó lo dio vuelta para seguir prendido.
Cochicó de Victorica logró ayer una importante victoria en condición de visitante, al superar por 2 a 1 a Independiente de Doblas, en el marco de la séptima fecha del Torneo Apertura en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol.
De esta manera, el conjunto oesteño quedó bien posicionado, en el cuarto lugar, para la parte final del primer campeonato culturalista, cuando restan tan solo cuatro fechas, en las que deberá enfrentar a dos de los equipos que tiene por encima, All Boys de Santa Rosa y Unión de Miguel Riglos.
Por su parte, el Rojo de Doblas dejó pasar una gran chance para seguir prendido en la pelea y sumó su segunda derrota en fila, luego de caer la fecha anterior ante la “U” de Riglos. Igualmente, los dirigidos por Darío Monsalvo comparten la cuarta posición con Cochicó de Victorica.
En una tarde ventosa, como sucedió en la mayoría de las canchas pampeanas, Independiente de Doblas logró adelantarse en el resultado cuando se jugaban 10 minutos de la primera etapa. La apertura del marcador llegó por intermedio de Emilio “Yiyo” Ardohain.
La visita fue en búsqueda del empate, pero no lo consiguió en los minutos posteriores, por lo tanto tuvo que esperar hasta el complemento.
En la segunda etapa aparecieron los hermanos Barboza, Mauricio y William, para que Cochicó de Victorica se termine llevando los tres puntos de una cancha siempre difícil. El empate llegó a los 5 minutos, por intermedio de Mauricio Barboza.
El encuentro se hizo de ida y vuelta y allí fue el visitante el que sacó mejor rédito, porque a los 30 minutos William Barboza convirtió el tanto del triunfo. Así, Cochicó se quedó con los tres puntos y se permite ilusionar con pelear hasta el final del Torneo Apertura.