España y Portugal, con sufrimiento

GRUPO B: CIERRE CON EMPATES AGONICOS Y EL VAR COMO PROTAGONISTA

España sufrió ayer para igualar 2-2 con Marruecos, con la ayuda del VAR, en un partido de la última fecha del Grupo B del Mundial 2018, y el resultado le permitió clasificar como primera de la llave para octavos de final, instancia en la que enfrentará a Rusia.
El delantero marroquí Khalid Boutaib abrió el marcador en el inicio tras un error combinado de Sergio Ramos y Andrés Iniesta, pero Isco se encargó de igualar rápidamente aprovechando un pase desde la línea de fondo del propio Iniesta, tras una gran jugada de ataque.
Youssef En Nesyri hizo el 2-1 con un soberbio cabezazo ya en la recta final del encuentro, en tanto que Iago Aspas igualó en el descuento con una exquisita definición de taco que en principio fue anulada por fuera de juego, aunque luego actuó el video arbitraje (VAR) y convalidó el gol porque Aspas estaba habilitado.
El empate, combinado con la igualdad de Portugal 1-1 con Irán en el otro encuentro de la llave, dejó a España en el primer lugar del grupo -por mayor cantidad de goles a favor-, por lo que se enfrentará a Rusia en octavos de final.
En general, la Roja sufrió ante una molesta Marruecos, ya eliminada, pero que salió decidida a defender su honor y despedirse del Mundial con un buen resultado ante España, tras dos derrotas contra Irán y Portugal en los primeros partidos.
Los Leones del Atlas aprovecharon su velocidad para llevar peligro en jugadas de contraataque, frente a un conjunto español que se apoderó pronto de la pelota y la manejó durante todo el partido, pero sin encontrar la profundidad de sus mejores momentos.
Así, Marruecos golpeó dos veces en pasajes clave del partido y estuvo a punto de dejar a España en el segundo lugar del grupo, pero finalmente los dirigidos por Fernando Hierro hicieron prevalecer sus individualidades para igualar y quedarse con la zona.

Sufrimiento de VAR.
El ímpetu de Irán y los caprichos del VAR estuvieron a punto de provocar un sismo en Portugal, que sufrió para empatar 1-1 y pasar como segundo del Grupo B, por lo que tendrá que enfrentarse con Uruguay en los octavos de final del Mundial.
Ricardo Quaresma adelantó a los lusos poco antes del descanso con una definición excepcional, y Cristiano Ronaldo tuvo un penal para sentenciar la historia a su favor, pero el arquero Ali Beiranvand le detuvo el disparo y eso acentuó los nervios de los portugueses.
Irán, que necesitaba ganar para clasificar, fue en busca de lo suyo y empató en el descuento con otro penal convalidado por el VAR que transformó Karim Ansarifard. Y en el cierre tuvo una ocasión muy clara para llevarse la victoria y dejar afuera a Portugal, pero falló en la definición y pasaron los lusos.
Portugal comenzó dominando pero se fue diluyendo, y aunque el golazo de Quaresma dio tranquilidad, el penal (también marcado vía VAR) desperdiciado por Ronaldo lo llenó de dudas.
Incluso pudo quedarse con 10 por un encontronazo de Ronaldo con un rival, pero el árbitro consultó al VAR y lo dejó en amarilla. Otra vez el VAR se utilizó para el penal que terminó en empate, y luego fue Mehdi Raremi quien tuvo la ocasión de hacer historia para su país, cuando entró al área pero estrelló su remate en el lateral de la red.

En el camino argentino
Portugal no pudo quedarse con su grupo (fue ganado por España) y por lo tanto se enfrentará en octavos de final a Uruguay, uno de los campeones del mundo que hay en Rusia y que ganó su zona. El partido se jugará el sábado desde las 15, abriendo una llave por la que iría la Selección argentina en caso de avanzar. Si el equipo de Sampaoli pasa a octavos, jugará ante el mejor del Grupo C (hoy Francia), y el ganador de ese cruce se enfrentará en cuartos con el que pase de Uruguay-Portugal.