Inicio Deportes Estudia y gana carreras

Estudia y gana carreras

EL JOCKEY CASTENSE JAIRO FLORES TUVO UNA JORNADA SOÑADA

El estudiante de jockey Jairo Flores, montando el caballo Juan Moreira, se dio el gusto de ganar el desafío Gran Clásico Aicardi, en el espectáculo que se realizó en el hipódromo del Jockey Club de Santa Rosa. El castense estudia desde hace dos años en San Isidro.
EDUARDO CASTEX – Desde hace dos años, el castense Jairo Flores es alumno de la Escuela de Jockey del hipódromo de San Isidro, mientras tanto se da el gusto de disputar carreras, y de ganar, como lo hizo recientemente en el hipódromo del Jockey Club Santa Rosa, en donde ganó el desafío que se denominó Gran Clásico Pedro Aicardi, donde montó al caballo Juan Moreira, que derrotó al popular Sharper de 9 de Julio.
La historia de Flores es muy particular: desde los que 15 años se quería ir a estudiar, pero su padre no lo dejaba. «A los 17 años me vine solo y acá estamos», comentó ayer en la comunicación telefónica desde Buenos Aires.
«Para mí el mejor jockey es Pablo Gustavo Falero, pero este año creo que se retira. Y mi ídolo es Osvaldo Alderete», señaló Flores.
El joven explicó que la jornada en la escuela es intensa. «Durante toda la mañana hay que montar a caballos y por la tarde se dictan las clases. Después queda tiempo libre, pero no voy a ningún lado».
Flores señaló: «No puedo correr acá porque todavía no tengo la patente. Me la darán cuando termine la escuela, y podré correr en los tres hipódromos de Buenos Aires y los de todo el mundo», y agregó: «Quizás este año me den la patente, pero eso lo manejan los profesores».
Un diario porteño publicó recientemente una nota titulada «Aprendices de jockey: quieren salir de la pobreza montando un pura sangre», y relató que los jóvenes duermen en un cobertizo y limpian los caballos en el hipódromo de San Isidro. «Son los aprendices de la escuela de jinetes, chicos menudos que vienen de hogares sin recursos, muchos del campo. Allí pasan un año y medio, mientras trabajan sin descanso ganando unos pesos por día por ejercitar zainos y alazanes», dijo.
La historia del joven castense no es muy distinta. Ya corrió en varias provincias, y tuvo destacados resultados. «Acá no solo te forman como jockey, sino también como persona. Busco superarme todos los días. Para ser el número uno hay que trabajar duro todos los días».
«Me gusta ir a mi casa, pero acá tengo para correr todos los días, estoy asegurado por el hipódromo. En el interior es distinto, si uno sufre un golpe quizás te dejan tirado. Por eso cuando termine la escuela, me gustaría quedarme en San Isidro para hacer mi carrera», concluyó.

Jornada soñada.
Flores tuvo una jornada soñada en el hipódromo del Jockey Club de Santa Rosa al ganar tres carreras, ante más de dos mil personas. El castense se dio el gusto al imponerse en el desafío Gran Clásico Pedro Aicardi, donde montó al caballo Juan Moreira que derrotó al popular Sharper de 9 de Julio.
El caballo Juan Moreira, cuyos propietarios son Hugo y Gastón Mondino de Trenel, lo iba a correr el jockey Iván Zapata, pero tuvo una rodada en la semana y se lesionó. Los Mondino primero le manifestaron a Flores que iba a competir con Chacarero, pero antes de la competencia le dijeron que sería Moreira.
El desafío no era fácil para el joven que se está formando en la Escuela de Jockey de San Isidro. Sharper es el caballo más popular del país, y los medios especializados lo denominan «el caballo del pueblo» o «el rey del medio kilómetro». En Santa Rosa corrieron 650 metros. Era la carrera esperada por la afición turfistica. «Era una carrera comprometida porque era el clásico del día y enfrente estaba el mejor de la zona, así que trate de manejar los nervios y la presión, cosas que nos enseñan en la escuela.
-¿Qué te dijeron tus compañeros cuando llegaste a San Isidro?
-Cuando llegué me felicitaron todos. Me preguntaban si yo le había ganado al Sharper, pero yo no le gane, el caballo Juan Moreira me llevó a ganar la carrera.
-Sharper es un caballo muy conocido y tiene renombre.
-El caballo recorrió el mundo. Es un caballo muy conocido y muy querido, es muy querida la gente que lo tiene y es un caballo que la gente lo quiere mucho y lleva mucha gente a las carreras. Y la gente siente mucha emoción por el caballo, gane o pierda. Para mí, es el más grande de las cuadreras.
-¿Cuál fue la clave para derrotar a Sharper?
-Si te digo, te miento, porque es un caballo que hace todo solo. Yo seguí las instrucciones de Hugo y Gastón Mondino, que son los que lo cuidan. Trate de hacer todo lo mejor, y le pudimos ganar al caballo del pueblo.
-¿Tras la victoria, crees que te surgirán nuevas carreras?
-Sí porque salió (publicado) en todos lados, la gente sigue mucho a los dos caballos. Pero, cuando lo ven perder llama la atención. Pero el caballo no perdió nada, seguirá siendo muy querido por todo lo que ha logrado.
es muy querido y es un gran caballo.