Estudiantes frenó al xeneize

BOCA

Estudiantes de La Plata fue práctico y con eso superó a un desdibujado Boca, sin ideas, por 2 a 0, en un partido correspondiente a la segunda fecha del torneo de la Superliga.
El partido disputado en el estadio “Centenario” de Quilmes, donde Estudiantes hizo las veces de local, se definió con los goles de Fabián Noguera, a los 13, de cabeza, y Matías Pellegrini, a los 30.
De esta manera, Boca dejó atrás una racha histórica de 616 días siendo puntero del fútbol argentino, teniendo en cuenta que además consiguió el bicampeonato en las últimas dos temporadas.
Las cosas comenzaron complicadas ayer para Boca, porque a los 5 Izquierdoz sufrió una molestia muscular y le dejó el lugar a Paolo Goltz.
El Xeneize intentó armar un circuito de juego con Cardona por la izquierda y Pavón por la derecha, teniendo a Mauro Zárate en el centro del ataque, pero nunca pudieron conectarse de manera acertada para poder crear peligro. Estudiantes, inteligente, lo llevó a su juego, con mucha presión en el mediocampo y, si bien casi no atacó, se dedicó a neutralizar cualquier intento boquense.
El Pincha siguió acumulando altura en el campo de juego con el ingreso de Noguera, que a los 12 exigió a Andrada con un cabezazo. En la siguiente jugada vino el córner desde la izquierda, Lugüercio cabeceó en el primer palo y apareció el propio Noguera para, ahora sí, vencer al arquero “xeneize”.
El Mellizo metió mano en el equipo y sacó a un Nández sin sorpresa y a un Cardona inexpresivo, para colocar a Wanchope Abila y el colombiano Villa. Enchufado y apretando en todo el terreno, Estudiantes siguió haciendo su juego de neutralizar, correr y apostar a la pelota parada.
Sobre los 30, el joven Pellegrini tomó una pelota aislada, dejó desairado a Goltz y a Magallán y remató de zurda para que el balón ingrese lentamente al arco para el 2 a 0.

Empate.
En el otro partido de ayer, San Martín de Tucumán y Unión de Santa Fe igualaron 1 a 1. Franco Costa, a los 20 minutos, inauguró el marcador para el elenco tucumano, que debutó en la Superliga de la mano del entrenador pampeano Rubén Forestello. En tanto que Diego Zabala niveló las acciones para el cuadro santafesino, a los 36 del complemento. (NA)