Estudiantes dejó sin invicto a River

Estudiantes de La Plata derrotó al puntero River por 1 a 0 en un entretenido partido que jugaron anoche en el estadio Monumental pendiente de la decimocuarta fecha del Torneo Transición y terminó con un invicto de 31 partidos que tenía el elenco de Núñez .
El único tanto lo marcó el delantero Diego Vera, a los 6 minutos del primer tiempo, tras aprovechar un error del arquero Marcelo Barovero quien dejó un rebote corto, y el conjunto platense además se "vengó" de la eliminación de la Copa Sudamericana.
Con este resultado River se mantiene como líder con 32 unidades perseguido por Lanús que tiene 30 puntos y previamente cayó por goleada ante Tigre; mientras que luego está Racing con 29 unidades, equipo al que debe visitar el "millonario" dentro de dos jornadas.
Durante la primera parte el encuentro empezó siendo parejo y el elenco visitante logró ponerse en ventaja rápidamente desacomodando los planes de River que luego salió a buscar la igualdad, pero no logró ser preciso.
Iban 6 minutos cuando Ezequiel Cerutti envió un centro bajo desde la derecha que Marcelo Barovero logró controlar, pero cometió un error al dar un rebote corto y el balón le quedó servido a Diego Vera quien no tuvo problemas para definir al medio del arco.
En el segundo tiempo, River tuvo la pelota, pero se mostró apurado para conseguir el empate y eso le impidió poder realizar jugadas de peligro además de quitarle volumen de juego mientras que padeció algunas falencias defensivas.
A los 7 minutos Pisculichi tuvo otro tiro libre, peor esta vez el balón se fue cerca del palo izquierdo de Navarro mientras que a los 26 Estudiantes tuvo otra chance por medio de un cabezazo de Carrillo, pero la pelota se fue cerca del palo derecho de Barovero.

Goleó Tigre.
Tigre complicó las aspiraciones de Lanús por el título, al vencerlo ayer 3-0 en el partido que completó los 45 minutos que quedaban pendientes del partido de la decimocuarta fecha del Campeonato de Primera División, que hasta ese instante estaba igualado 0-0.
Tigre fue más incisivo en el primer mini tiempo de 23 minutos y en virtud de ello se puso en ventaja con un gol marcado por Garate en una acción que debió ser anulada por offside previo de Erik Godoy
Cuatro minutos más tarde, Lanús se quedó con un hombre menos por la expulsión de Maximiliano Velázquez, en otra decisión polémica del árbitro Fernando Echenique.
Lanús se desesperó y se lanzó a la ofensiva, pero dejó muchos huecos atrás y en la primera contra del segundo mini tiempo, Tigre liquidó el pleito con un golazo de fuera del área de Peñalba.
Si la visita estaba desequilibrada hasta ese momento, de ahí hasta el final perdió todo orden y Tigre lo aprovechó para sellar una impensada goleada con una contra letal culminada por Wilchez. (Télam)