Estudiantil goleó a Costa y es líder

LIGA PAMPEANA: "EL TRICOLOR" GANO SU SEGUNDO PARTIDO CONSECUTIVO Y ES UNO DE LOS PUNTEROS

El conjunto dirigido por Braulio Palacios goleó en su estadio a Costa Brava de General Pico y comparte la punto con Ferro Carril Oeste. El equipo piquense terminó el partido con nueve jugadores por las expulsiones de Alan Torris y Facundo Pildain.
Estudiantil goleó 4-1 a Costa Brava en el estadio Próspero Jañez de Eduardo Castex, sumó la segunda victoria consecutiva y quedó como uno de los punteros del Torneo Apertura de la Liga Pampeana de Fútbol. Los goles tricolores fueron marcados por Bruno Galván, Neyen Salina y Jordan Cornara, en dos oportunidades; mientras que el delantero Raúl Escudero había establecido el empate transitorio para el visitante en el primer tiempo. El árbitro Maximiliano Reinoso expulsó al defensor Alan Torrisi y al mediocampista Facundo Pildain en el equipo píquense.
Estudiantil obtuvo la segunda victoria consecutiva en la misma cantidad de presentaciones en este torneo. Y goleó a Costa Brava de General Pico, en un partido que pudo definir en los primeros minutos del segundo tiempo, donde tuvo “la ayuda” del nerviosismo de los visitantes que cosecharon dos expulsiones casi consecutivas, y facilitaron el desarrollo del juego para los castenses.
El primer tiempo terminó empatado en un gol por bando. Los tricolores tuvieron más la pelota, y generaron peligrosidad por intermedio de Neyen Salina y Bruno Galván, mientras Cornara recorría el área en búsqueda de un rebote y una habilitación. La primera jugada clara se la dejó Cornara para el ingreso de Yonathan Sánchez, y el mediocampista porteño definió cruzado y desviado. Después, Sánchez sacó un remate al área que no contuvo Del Pópolo y el balón cruzó toda la línea de gol.
A Estudiantil le faltaba el puntazo final. Y llegó a los 30 minutos. Un centro de Salina desde la izquierda del ataque bohemio, y Cornara cabeceó en el área chica, para meter el balón en el primer palo del arquero Del Pópolo, y abrir el tanteador.
El partido ganó en intensidad, y los últimos 15 minutos fue lo más atractivo del encuentro. Costa Brava trató de ir hacia el arco de Yori, y Estudiantil se prendió en el juego acelerado que planteaban los piquenses, y ahí empezaron a perder las marcas.
El arquero Yori tuvo dos intervenciones consecutivas. En la primera le tapó un “mano a mano” a Nicolás Pildain, y en la otra le sacó un tiro rasante a Escudero.
Y finalmente a los 36 llegó el empate. Una jugada que inicio Petisco, se la pasó a Luciano Pildain que enganchó dos veces para sacarse las marcas de encima, y sacó un centro que conectó Escudero para vencer al arquero castense.

Goles y expulsiones.
En los primeros quince minutos del complemento, se definió el partido. Primero, a los 10 minutos, fue la jugada “mortal” para los piquenses. Primero, se fue expulsado Torrisi por doble amonestación, tras una falta contra Cornara. El tiro libre lo ejecutó Salina, y “clavó” el zurdazo en el palo derecho de Del Pópolo, que pese al esfuerzo no pudo despejar el balón.
Y a los 15 minutos se fue expulsado -infantilmente- Facundo Pildain, tras una innecesaria fuerte falta contra Salina, en terreno tricolor. Y los costeros quedaron con nueve jugadores, y encima abajo en el tanteador.
Los minutos siguientes fueron un monologo de Estudiantil. Empezó a mover el balón, hizo valer la diferencia numérica y terminó goleando.
A los 21 minutos, se proyectó Perujo para sacar un centro que recibió Bruno Galván, la paró con dificultad, trabó con el arquero Del Pópolo y ganó del delantero, y solamente le quedó empujar el balón para festejar el tercer gol tricolor. Y siete minutos después, Cazenave subió por el andarivel izquierdo, habilitó el ingreso solitario de Cornara, y el delantero definió -sin
sobresaltos- ante la salida del arquero píquense, para sellar el cuarto tanto bohemio, y el segundo de su cuenta personal.
Los últimos 17 minutos fueron un aburrimiento. Estudiantil tocó para que los costeros salgan del fondo, los piquenses no querían perder por más diferencia. Y la pelota iba y venía. Los técnicos hicieron cambios. Y así hasta que Reinoso dispuso el pitazo final.

Compartir