Federal “A” en duda

TORNEO NO ARRANCA Y PODRIA CAERSE

El Torneo Federal “A” de fútbol, que cuenta con la participación de Belgrano de Santa Rosa y Ferro de General Pico, no comenzará el 21 de agosto, como estaba previsto, y podría no disputarse si las condiciones no cambian, de acuerdo a lo que manifestaron los dirigentes de la categoría, que piden principalmente mayores aportes de parte de la AFA.
Los integrantes de la Mesa del Federal “A”, entre los que está el presidente de Belgrano, Horacio Rosales, decidieron ayer en el Consejo Federal suspender el inicio del certamen por cuestiones económicas, y enviaron una nota a la Comisión Normalizadora de AFA pidiendo que cambien varias cuestiones, porque de lo contrario el certamen no se disputará.
“La caótica situación económica de los clubes es el motivo que nos obliga a tomar tal decisión, agravada por la falta de actualización del aporte mensual que en virtud del Fútbol para Todos recibían nuestras instituciones”, indicaron los dirigentes en la nota.
En ese sentido, explicaron que el aporte actual es de 72 mil pesos mensuales, menor al que recibían en el torneo pasado (88 mil), y muy por debajo de los 200 mil que reclaman para así quedar equiparados con la Primera B Metropolitana, que también corresponde a la tercera categoría del fútbol argentino.
Además, los dirigentes solicitaron que haya cambios para aliviar la carga impositiva de los contratos de futbolistas, para abaratar los costos de transporte y seguridad, como también pidieron que se abone el dinero que se le debe a los clubes correspondiente a los meses de mayo y junio de este año.
En ese contexto, no solo se planteó el hecho de no comenzar el torneo el 21 de agosto (se debía disputar el clásico pampeano entre Belgrano y Ferro), sino que también se evaluó la posibilidad de directamente no disputar el certamen, algo que no es descabellado si se tienen en cuenta las diferencias de dinero que hay entre las partes y la firme postura del Gobierno Nacional de no hacer más aportes a través del Fútbol para Todos. “Como están dadas las cosas, no se puede jugar”, coincidieron.