Ferro festejó a lo grande

EL EQUIPO PIQUENSE AGASAJÓ A LOS CAMPEONES

En una cena de la que participaron de 500 personas, el club celebró la obtención del último Torneo Provincial, a la vez que reconoció a los planteles campeones de los años 1992 y 2006. La dirigencia busca definir la conformación del cuerpo técnico para la Liga y para el Federal A.
Ferro Carril Oeste de Genera Pico celebró la reciente obtención del Torneo Provincial de Fútbol 2017, con una cena que se desarrolló el miércoles a la noche en el gimnasio del club y de la que participó cerca de medio millar de simpatizantes y allegados a la entidad de Barrio Talleres. En la noche de festejos se agasajó al actual plantel que logró el certamen mayor de la provincia, que fue conducido por Darío Portis, y también se reconoció a los equipos que obtuvieron los títulos de 1992 y 2006, bajo las órdenes de José Aragones, uno de los entrenadores más emblemáticos de la institución, y de Juan Carlos Almada. También se agasajó al plantel de la categoría 1997, que este año cayó en la final del Provincial ante All Boys de Santa Rosa en la definición por penales.
En el salón de las calles 102 y 17, se celebró la obtención del título que el club no conseguía desde hacía más de una década, se le hizo un lugar a los anteriores campeones, a la vez que se vivieron momentos muy emotivos, como fue el que se dio en la entrega de diploma a los padres del futbolista fallecido Ián Pildain, quien marcara en la definición por penales ante Ferro de Alvear, en la final del Provincial 2006.
También se aprovechó la ocasión para entregarles distintos reconocimientos a incansables colaboradores de la institución, como a los cocineros Horacio Magallanes y Ruben Giganti, al utilero Ezequiel Magallanes, al pequeño capitán Bautista Bal, y al directivo y delegado ante la Liga Pampeana de Fútbol, Luis Ovín.
Luego fue el momento del agasajo a los planteles, del que participaron el presidente de la entidad, Luis Anconetani y Darío Merino, por parte de la dirigencia, junto con los referentes de los tres planteles campeones de La Pampa: Luis Cervio (1992), Gastón Bornes (2006) y Cesar Cocchi (2017).

Definiciones locales.
Aunque la noche del miércoles estuvo reservada a los festejos, al recuerdo de antiguos laureles y a la emoción más profunda, también hubo un espacio para la reflexión, para la proyección y para el trabajo referido al futuro más inmediato. Es que el 2 de julio se pondrá en marcha el torneo oficial de la liga norteña, y Portis aún no definió su continuidad. En tanto, se debe resolver la designación de un nuevo cuerpo técnico para afrontar el próximo Federal A, luego de la culminación del ciclo de Mauricio Giganti al frente de la dirección técnica.
Fabrizio Managó, uno de los máximos referentes del Verde de Barrio Talleres, en diálogo con LA ARENA se refirió a todas las cuestiones que se deben resolver en el próximo mes.
“Pensamos arrancar durante los primeros diez días de junio con el plantel de Liga y a partir de julio empezar a hablar un poco de Federal A”, dijo. En el mismo sentido se refirió a la continuidad de Portis, al frente del equipo local: “Todavía no lo terminamos de definir porque no nos hemos sentado con Darío, pero hay que ver si él quiere aceptar seguir con el plantel, nosotros queremos que siga”.

Técnico y jugadores.
También reconoció que se evalúan “varias propuestas para el cuerpo técnico del Federal A”, y señaló que hay tiempo para trabajar este tema.
“Hay mucha que está interesada, que está presentando carpetas y que se ofrece. Tenemos que evaluar sobre que nos vienen a proponer y ver que podemos llegar a elegir para que esté dentro de la idea y el ideal del club dentro de lo futbolístico. No nos apuramos, pensamos que tenemos tiempo y como en el campeonato económico somos de mitad de tabla para abajo, tampoco tenemos que acelerar tanto en este momento porque cualquiera nos pediría el doble de lo que pedirá más adelante”, sostuvo.
En cuanto al plantel que intervino en la competencia nacional, indicó que la premisa del club es lograr la continuidad de la mayoría de los futbolistas, y sumar a “cinco o seis nuevos jugadores como para darle mayor jerarquía a este plantel que fue bueno pero fue joven y no supo cerrar partidos por falta de experiencia”.