Fiesta y “locura” por la Selección

SANTA ROSA VIBRO CON EL PRIMER TRIUNFO

Apenas el árbitro turco dio por finalizado el encuentro en San Petersburgo, decretando la clasificación a octavos de final de la Selección argentina de fútbol, cientos de santarroseños salieron despedidos a las calles para festejar un triunfo que había sido esquivo en las dos primeras presentaciones.
Largas caravanas comenzaron a formarse desde todos los barrios de la capital pampeana para confluir en el lugar de fiesta de la ciudad, la plaza San Martín, donde chicos y grandes celebraron a su manera el triunfo del equipo de Lionel Messi sobre Nigeria.
Toda la familia se reunió en un solo grito para teñir el centro santarroseño de celeste y blanco, sumando sus camisetas, gorros y banderas al merchandising que se ofrece desde que comenzó el Mundial, y que por fin encontró la demanda que los vendedores esperaban.
En medio de los festejos, al compás de cantos y bocinas, sobresalía la “locura” de un grupo de muchachos saltando sobre su auto (sin reparar en posibles roturas), entre los que estaban los jugadores de Mac Allister Yael Ferreyra, Tenca y Antú Hernández.
Un ratito después se sumaron muchos de los chicos y adolescentes que salían de los diferentes establecimientos educativos, donde también pudieron observar el partido y vibraron al ritmo de los goles de Messi y Rojo.
La fiesta se fue apagando ya entrada la tardecita, con la promesa general de volver el próximo sábado si Argentina vence a Francia y clasifica a los cuartos de final.