Fin a la generación brillante

El seleccionado argentino de básquetbol no pudo con el poderío de su par de los Estados Unidos, que finalmente le ganó por 105-78, para eliminarlo en los cuartos de final del torneo olímpico de Río de Janeiro 2016.
El encuentro, jugado en el Arena Carioca I del Parque Olímpico de Barra, representó la despedida de Emanuel Ginóbili, el jugador símbolo de aquello que fue la Generación Dorada que ganó la medalla de oro en Atenas 2004, y también de Andrés Nocioni, quienes lo confirmaron después del encuentro.
El conjunto norteamericano, que se medirá en las semifinales con España (eliminó a Francia), mostró como principal figura al alero Kevin Durant, responsable de 27 puntos (7-9 en triples). En el quinteto argentino, el máximo anotador resultó el capitán Luis Scola, con 15 tantos.
Pese a la caída y eliminación, los simpatizantes argentinos armaron un verdadero carnaval en las tribunas. Casi tres mil hinchas de un equipo que (con otros exponentes también) supo despertar los mayores elogios y emociones por doquier brindaron una ovación conmovedora. De esas para inflar el pecho de por vida.
Con un notable trabajo de Facundo Campazzo, quien marcó 8 puntos en el primer cuarto, Argentina llegó a estar diez puntos arriba en el principio del partido desarrollado en la Arena Carioca 1. Pero poco a poco, Estados Unidos, con el brillo de Kevin Durant (3-4 en triples en ese primer parcial), se fue acercando y terminó yéndose al descanso con una ventaja de 25-21.
En el segundo cuarto, a la gran tarea de Durant se le sumó la de Paul George y el pivote Demarcus Cousins, y estados Unidos comenzó a despegarse hasta estirar la diferencia a 25.
La diferencia física era evidente. El conjunto norteamericano, aunque viajó a Río sin varios de sus mejores hombres (Stephen Curry y Lebron James, por ejemplo), tiene un importante recambio y lo hizo valer. El dominio norteamericano se extendió en la segunda parte.
En los 4 minutos finales, Sergio Hernández hizo entrar a Ginóbili, Scola, Nocioni y Delfino y la gran cantidad de argentinos que pobló la Arena Carioca deliró, más que nada cuando Ginóbili dejó el rectángulo a dos del epílogo.

Síntesis.
Argentina (78): Facundo Campazzo 13, Emanuel Ginóbili 14, Patricio Garino 8, Andrés Nocioni 12 y Luis Scola 15 (FI) Carlos Delfino 6, Nicolás Laprovíttola 2, Marcos Delía 0, Gabriel Deck 2, Leonardo Mainoldi 2, Nicolás Brussino 2 y Roberto Acuña 2. DT: Sergio Hernández.
Estados Unidos (105): Kyrie Irving 11, Klay Thompson 4, Kevin Durant 27, Carmelo Anthony 7 y DeAndre Jordan 2 (FI). Paul George 17, Demarcus Cousins 15, Kyle Lowry 5, Jimmy Butler 7, Draymond Green 1, Demar DeRozan 6 y Harrison Barnes 3. DT: Mike Krzyzewski.
Arbitros: Belosevic (Serbia), Locatelli (Brasil) y Lottermoser (Alemania). (Télam)

Scola sigue; el ‘Chapu’ no
El alero Andrés Nocioni anunció ayer su retiro “definitivo” del seleccionado argentino de básquetbol después de quedar eliminado ante Estados Unidos. “Este fue mi último partido con la camiseta de Argentina, ya le di todo lo que tenía para dar. La verdad es que después dirán si lo hice bien o mal, no lo puedo hacer yo, lo único que sé es que dejé todo lo que tenía para brindar”, reveló el santafesino.
“La verdad es que las sensaciones son muchas porque ha sido un placer jugar con estos compañeros, en especial con Manu (Ginóbili), el mejor basquetbolista argentino. Por suerte nos dimos el gusto de estar juntos una vez más y ahora es el turno de los más chicos”, celebró el ex Independiente de Pico.
Por su parte, el interno Luis Scola avisó que continuará jugando en el “seleccionado argentino” de básquetbol, a pesar de sus 36 años, y solicitó que dejen “tranquilos” a los nuevos basquetbolistas.
“Voy a seguir jugando en el seleccionado, a mí nadie me avisó que no podía hacerlo”, arremetió el porteño en la rueda de prensa posterior a la salida de Río.
“Sé que a ustedes (los periodistas) les encanta el tema de la Generación Dorada, pero lo cierto es que varios de sus exponentes se fueron hace rato”, afirmó.

La última bola
Emanuel Ginóbili confirmó que el de ayer fue su último partido en el seleccionado argentino y afirmó que disfrutó haber vestido la camiseta celeste y blanca en cuatro Juegos Olímpicos. “Esto fue como un suplementario, me vino de arriba”, resaltó “Manu”, que tras el partido se llevó la pelota del juego, que recibió de manos de un oficial de la FIBA.

El voley no pudo
El seleccionado argentino de vóleibol cayó anoche ante Brasil 3-1 (parciales de 25-22, 17-25, 25-19 y 25-23) y quedó eliminado de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
Ante una multitud de brasileños que copó el Maracanazinho, el conjunto local, que había terminado cuarto en su grupo en la fase inicial, fue levemente superior y se quedó con un triunfo que lo deposita en las semifinales, en las que se medirá con Rusia.
El equipo de Julio Velasco jugó un muy buen segundo set, pero en el resto del encuentro tuvo altibajos que le impidieron rendir como en la mayor parte del certamen y quedó al margen del torneo.
Fue el cierre de un torneo agridulce para el equipo de Julio Velasco, que hizo una muy buena fase inicial en la que ganó cuatro partido y perdió sólo uno.

A la final.
Braian Toledo avanzó anoche a la final en lanzamiento de Jabalina. Si bien finalizó quinto con una marca de 81,96 metros, lo que no le alcanzó para clasificar automáticamente, se ubicó el último en el pelotón que otorgaba una plaza para la final y podrá competir el sábado a las 20.55 en la jornada decisiva de la disciplina.
Matías Albarracín, por su parte, en la especialidad salto individual en equitación se clasificó a la final A. El argentino tuvo cinco puntos de penalidad en el tercer recorrido y finalizó séptimo en la clasificación, por lo que mañana disputará la final A desde las 10.
Ramiro Quintana no corrió la misma suerte y quedó eliminado al finalizar su tercer recorrido con 10 puntos de penalización y 18 en total.
La final del certamen individual de salto se divide en dos tramos y los 35 binomios arrancan de cero, sin faltas.
Luego del primer recorrido, los 20 mejores avanzan a la segunda final y el acumulado de las dos vueltas determina las posiciones finales.

BMX.
Los ciclistas argentinos María Gabriela Díaz y Gonzalo Molina tuvieron ayer una opaca actuación, aunque la primera puedo avanzar directamente a las semifinales de mañana y el segundo deberá pasar por los cuartos de final de hoy, tras las tandas clasificatorias de BMX en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
La cordobesa Díaz quedó decimosexta y última en la clasificación individual del denominado “Time Trial”, con un tiempo de 40s 07, prueba que ganó la colombiana Mariana Pajón, máxima favorita al oro, con una marca de 34s50.