Francia empató con Suiza y clasificó primero en el grupo

EUROCOPA: ALBANIA DIO LA SORPRESA AL DERROTAR A RUMANIA

Francia y Suiza empataron a cero ayer en Lille, un resultado que permite a la selección anfitriona acabar como primera del grupo A y al combinado helvético como segundo de la llave.
En un encuentro intenso y de mucho desgaste físico, la Nati tuvo el control del juego, sobre todo en el segundo tiempo, pero las mejores oportunidades fueron para los franceses, que dispararon en tres ocasiones al larguero.
Sabedor de que el empate le garantizaba el primer puesto de la llave, el seleccionador francés Didier Deschamps aprovechó para introducir varios cambios en el once inicial.
Así, Olivier Giroud y NGolo Kanté, los dos jugadores advertidos con una suspensión en caso de ver amarilla, se quedaron en el banco, igual que Dimitri Payet y Blaise Matuidi, por descanso.
Suiza comenzó dominando y tuvo su primera ocasión a los 8 minutos con un corner desde la derecha que Fabian Schär desvió en el primer palo y Pogba casi la mete en su portería al intentar impedir el remate de Johan Djourou en el segundo.
Francia respondió con dos ocasiones consecutivas del cuestionado Pogba: primero con un disparo desde fuera del área que Yann Sommer metió la mano cando se colaba por la escuadra. Y a los 17, tras un robo en el centro del campo, Pogba recibió carrera y enganchó un disparo con la zurda desde 25 metros que se estrelló en la transversal.

Complemento..
Los suizos mandaron en el segundo tiempo, sabedores de que la victoria de Albania ante Rumania en el otro partido del grupo le garantizaba al menos el segundo puesto.
Se aproximaron en un par de ocasiones al inicio de la reanudación, pero sin remate. Francia respondió con un disparo de Gignac a las manos de Sommer y con una pared entre Griezmann y el jugador del Tigres de Monterrey que finalizó el delantero del Atlético con un disparo duro que rechazó el portero suizo.
Suiza dominaba, pero Francia se encontraba muy cómoda jugando a la contra. Y, al final, el resultado pareció contentar a ambos equipos y el 0-0 fue ya inamovible.

Sorpresa de Albania.
En el otro partido que cerraba la llave, Albania dio la sorpresa al derrotar a Rumania por 1-0, con lo que el grupo acaba con Francia como líder con 7 puntos, 5 para Suiza y 3 para Albania, que aspira a clasificarse para los octavos como uno de los mejores terceros en su primera participación en una Eurocopa.
Rumania, en cambio, se convierte en el segundo equipo eliminado matemáticamente, junto a Ucrania.

Inglaterra-Eslovaquia.
Inglaterra, después un inicio de torneo algo accidentado y con partidos que se decidieron justo al final, espera poder conseguir una victoria contundente ante Eslovaquia, hoy en Saint-Etienne, que le garantice el pase a octavos como líder del grupo B sin nuevos sobresaltos.
Tras el debut el sábado de la pasada semana, dejando escapar en el descuento la victoria ante Rusia (1-1) en Marsella, donde hubo violentos incidentes entre hooligans, los ingleses sufrieron mucho para remontar y ganar en el descuento a Gales (2-1), el jueves en Lens.
Esa victoria ante sus vecinos deja a los ingleses (4 puntos) con pie y medio en los octavos, a falta de rematar ante los eslovacos, que tienen 3 puntos tras ganar a Rusia, recuperándose así de la derrota de la primera jornada ante los galeses.

Violencia.
Seis hinchas húngaros, detenidos tras los altercados ocurridos el sábado en el estadio Velódromo de Marsella durante el partido Hungría-Islandia, fueron encarcelados y pasarán a disposición judicial hoy, informó una fuente policial.
Tres de ellos están acusados por “violencia entre ellos y contra las fuerzas de seguridad” y otros tres por haber encendido bengalas en el interior del estadio, precisó esta fuente.
Antes del inicio del encuentro (que acabó 1-1), se produjeron algunas peleas en la zona ocupada por aficionados húngaros, cuando dos grupos que estaban separados por una valla quisieron juntarse.
La seguridad del estadio lo impidió y entonces los aficionados golpearon a los agentes. Los incidentes acabaron rápidamente tras la intervención de los antidisturbios.
Justo antes del encuentro se encendió una primera bengala y otras dos durante el partido, que acabaron en el césped, procedentes siempre de la tribuna ocupada por los húngaros. (NA)

Compartir