“Fue el premio a mucho entrenamiento”

EL "FLACO" LUCERO ASEGURO QUE NO PLANEO LA ESCAPADA

Alfredo Lucero indicó que el circuito obliga a pedalear los 80 kilómetros y que desgasta mucho. Aseguró que no planeó la escapada que lo llevó a la victoria, y agregó que tuvo suerte porque llegó con la cubierta casi en llanta después de tener que inflarla dos veces.
Alfredo “Flaco” Lucero dijo que no planeó la escapada de ayer, que le sirvió para ganar la carrera de mountain bike 80 Kilómetros de Toay, disputada por caminos de esa ciudad, con el auspicio de LA ARENA.
“Este fue el premio a mucho entrenamiento. La verdad que nunca imaginé que podía escaparme en la primera subida, en la primera vuelta”, manifestó Lucero.
-¿Cómo se dio la escapada?
-Partí porque me sentí bien. En un momento dudé si esperar al pelotón o no. Me incliné por continuar escapado y se me dio la victoria.
-Cuando partiste, fue en el momento que Catriel Soto comenzó a tener problemas en su bicicleta.
-A poco de largarse, Catriel tiró fuerte y yo me le prendí a la rueda. Luego, cuando comenzó a quedarse yo partí porque me sentí con fuerzas.
-Llegaste con la cubierta casi en llanta.
-Tuve un problema en la segunda vuelta, cuando en una de las bajadas mordí algo y se me desinfló la cubierta. La inflé dos veces y llegué con lo justo.
-Tuviste la suerte del ganador.
-Parece que sí. Tenía que ganar esta carrera.
-¿Cómo fue rodar a solas tantos kilómetros?
-Me sentí bien. Me ayudó la experiencia de comer y tomar mucha agua. Traté de hidratarme continuamente, y pensar en todo momento en la última vuelta, que es la más dura. Llegué tan bien que en los últimos 26 kilómetros bajé el tiempo.
-¿Cómo te resultó el circuito?
-Es un circuito durísimo. No te deja descansar nunca. Son 80 kilómetros de puro pedal, y eso desgasta y mucho.
-¿Cómo fue encontrarte con rezagados?
-Quiero agradecerles a todos los rezagados, porque se hicieron a un lado. Gracias a Dios se abrieron todos. Esto significa que el mountain bike es una buena comunidad.
-¿Cuál es tu próximo objetivo?
-Me estoy preparando para volver a ganar el Tour de San Luis. Sé que será difícil, pero no imposible. Tengo que seguir entrenando duro para ese gran objetivo, el sueño de muchos ciclistas.

Agradecimiento.
Lucero destacó la organización de los 80 Kilómetros de Toay, y agregó que le gustaría volver a correr el año que viene. “Me atendieron muy bien, antes y durante la carrera, con los puestos de abastecimiento”.
“Quiero volver a disputar esta carrera. No me la quiero perder. Espero que me inviten”, enfatizó Lucero.

“Me faltó suerte”.
Juan Pablo Raffler no pudo volver a imponerse en los 80 Kilómetros de Toay. El ciclista rionegrino ocupó el segundo puesto en la general, y se quedó con la victoria en master A.
Raffler fue uno de los principales protagonistas al ponerse la carrera al hombro, y ser el que más luchó por alcanzar a Alfredo Lucero, quien terminó ganando.
“Esta me faltó la cuota de suerte que siempre se necesita para ganar”, dijo Raffler poco después de la llegada.
Raffler explicó que a poco de largar tuvo problemas en su bicicleta, cuando se le trabó la cadena. “Me pasó todo el grupo, y quedé último. Luego perseguí, alcancé al pelotón, pero el “Flaco” (Lucero) ya iba escapado”.
Raffler explicó que en el pelotón iba Juárez, el compañero de Lucero, quien no tiró en ningún momento. “Me fue imposible poder alcanzar a Lucero. Hice todo el esfuerzo, pero no alcanzó”.
El ganador de la edición 2013 dijo que esta nueva edición de la tradicional prueba resultó la más dura que le tocó correr. “Fue la más dura porque tuve que venir de atrás. No tuve colaboración de casi nadie”.
“A pesar de no poder ganar, me voy contento porque sé que di todo. Estoy seguro que de no haberme pasado nada, el primer puesto lo iba a definir con Lucero”, enfatizó Raffler, quien ahora tiene como meta cumplir un buen papel en la Vuelta del Valle, que iniciará esta semana.
“Quiero felicitar a la organización por todo el trabajo que han realizado. Si el año que viene puedo, quiero volver a correr los 80 Kilómetros de Toay”, aseguró Raffler, quien dijo sentir un cariño especial por la gente de esta ciudad.