Furch, más que un goleador

PAMPEANO VOLVIO A MARCAR Y LIDERA LA TABLA DE ARTILLEROS

El delantero pampeano Julio Furch sigue siendo la sensación de este 2018 en la Liga MX de la Primera División del fútbol mexicano. Luego de un cierre de temporada anterior con tantos fundamentales para que Santos Laguna se quede con el Torneo Clausura; en el presente Apertura el surgido en el Deportivo Winifreda no para de convertir, lo que lo ha llevado a posicionarse como el máximo artillero del torneo, con 11 tantos en 13 partidos.
Su última conquista fue este fin de semana, en el inicio de la fecha de la Liga MX, y sirvió para que Santos supere como local a Rayados de Monterrey por 1-0, resultado que además le permitió a los Guerreros de la Comarca saltar a la punta del certamen.
Transcurrían 17 minutos del primer tiempo cuando el winifredense le ganó el duelo mano a mano al argentino José Basanta tras un pelotazo largo, ganó la posición dentro del área utilizando muy bien el cuerpo y definió cruzado ante el achique del ex River Marcelo Barovero.
De esa manera, el ex Olimpo de Bahía Blanca, San Lorenzo de Almagro, Arsenal de Sarandí y Belgrano de Córdoba convirtió su séptimo gol en los últimos siete partidos disputados, y en lo que va del año participó en 27 de los goles de su equipo, con 20 conquistas y siete asistencias.
En ese contexto, el Emperador del Gol, elegido como el mejor jugador de septiembre en la Liga MX, comenzó a entrar en la consideración de los seleccionadores mexicanos, que estarían evaluando la posibilidad de convocarlo en futuras citaciones para el Tri.

Mucho más.
Además de su faceta goleadora, Furch ha trascendido en esta temporada lo meramente futbolístico, con gestos que han sido resaltados por su club y otras instituciones mexicanas. Hace unos meses le cumplió el sueño a una fanática del club, a la que recibió tras un partido, y ahora le tocó el turno a un pequeño con discapacidad, al que le regaló la camiseta luego del triunfo ante Rayados.
El propio Santos Laguna publicó en su cuenta de Twitter un video en el que se ve al pampeano caminando por los pasillos del estadio Corona al finalizar el partido, y acercarse al pequeño Charly (lo esperaba en silla de ruedas) para saldarlo y obsequiarle su remera goleadora.