Garra y corazón: Sarmiento es de Primera

EL AZUL EMPATO CON EL ELYON Y SE CONSAGRO CAMPEON DE LA "B" DE LA LIGA CULTURAL

El Fortín de Villa Elisa fue una verdadera fiesta: Sarmiento dio la vuelta olímpica y jugará el próximo año en la Primera A de la Cultural. Por su parte, El Elyon deberá disputar la liguilla para buscar la promoción.
Poco más de dos años tuvieron que pasar para que desde el Fortín de Villa Elisa se escuchara un nuevo “dale campeón, dale campeón” y “Sarmiento es de Primera”. Es que el equipo dirigido por Edgardo “Topo” González consiguió ayer el tan ansiado ascenso tras empatar en un emocionante mano a mano ante El Elyon en la última fecha.
De esta manera, el Azul mantuvo la ventaja de puntos sobre su perseguidor y se consagró campeón de la “B” de la Zona Norte de la Liga Cultural.
Ante un excelente marco de público, que rodeó toda la cancha, se disputó el partido que definía todo. Tras largos meses buscando un solo objetivo, dos equipos fueron los que se separaron del resto y mantuvieron el suspenso hasta el final, hasta el último minuto de juego. Y como en cada definición deportiva, hubo un ganador: el Club Social y Deportivo Sarmiento.
El conjunto de Villa Elisa contó con un respaldo glorioso y hasta soñado. Los hinchas alentaron con bengalas y petardos, acompañando la lluvia de papelitos sobre el campo de juego. Aunque del otro lado hubo respuesta. La visita, que llevó también mucha gente, arengó en todo momento con gritos y bocinazos.
Y cuando Jorge Villalva, de correcta actuación, decretó el cierre de esta historia, se desató la alegría. Jugadores abrazados y llorando, y simpatizantes entrando al campo para saludar a sus “príncipes azules”. Todos envueltos por los colores de la pirotecnia y la música de algún minicomponente colado en el banco local.

El partido.
Poco para decir de los noventa minutos. Sarmiento tuvo las mejores chances y estampó dos pelotas contra el palo. Mientras que del otro lado, El Elyon careció de prolijidad y precisión, afectado por la presión del resultado ya que solo le servía la victoria. Además, abusó mucho del pelotazo, esperanzado en que sus rápidos delanteros, Ian Urquiza y Federico Alvarado, llevaran peligro al arco de Gastón Gómez.
Lo que si sorprendió fue la estrategia de juego del local, que no salió a defenderse y aguantar la igualdad. Constantemente buscó el área rival y presionó bien arriba, generando las mejores situaciones del cotejo.
Hubo una clara en cada tiempo. A los 14 minutos de la etapa inicial Gonzalo Salvatierra, emblema de los azules, ejecutó un tiro libre que fue bien rechazado, pero desde el borde del área grande Fabricio Capdevilla tomó el rebote y sacó una mediavuelta que se estrelló contra el palo derecho de Juan Rosales.
Ya en el complemento, el habilidoso Matías Polanco tuvo la suya. A los 22 y luego de una de las tantas faltas cometidas por la visita, el volante se paró a un 25 metros del arco rival, barrera por medio, y con un violento remate dejó el travesaño temblando.

Justo campeón.
En un encuentro entretenido de momentos y por otros muy cortado, Sarmiento fue un justo campeón y merecedor del ascenso.
El Azul superó claramente a su rival: manejó el ritmo de juego, fue ordenado en todas sus líneas, generó situaciones y supo contener a su contrincante, que terminó con 10 jugadores por la expulsión de Nahuel Canhué en el epílogo de la segunda etapa.

El Topo no sigue.
“Dejamos a Sarmiento donde lo agarramos, donde merece estar. Los muchachos hicieron un gran trabajo”, fueron quizás las últimas palabras del Topo al frente del equipo.
Edgardo González aseguró tras el partido que definió el ascenso que no continuará como técnico de los azules. “Me voy, hoy fue mi último partido. Fue mucho desgaste y sacrificio. Solo quería dejar a Sarmiento en Primera. Ya lo había hablado con los jugadores y es una decisión tomada”.
Por otra parte, González felicitó a sus dirigidos: “Hicimos un gran sacrificio, tanto jugadores como dirigentes. La mayoría no cobra un peso por esto y sin embargo dejaron de lado muchas cosas para entrenarse y jugar. Se lo tienen muy merecido porque han trabajado duro para conseguir este objetivo”.
Para finalizar, el Topo se quejó por la sistema de ascensos: “Un ascenso para la B es muy poco, esperemos que la liga trabaje de otra manera y que en un futuro otorgue dos ascensos, porque El Elyon también se lo merecía por haber realizado un gran trabajo en un campeonato largo y duro”.

Se viene la Liguilla.
Unión Acha venció a Campos en el clásico por 1-0 y Matadero goleó a Guardia del Monte por 5-2 en los partidos que completaron ayer la última fecha de la “B”. Con el ascenso de Sarmiento, ahora vendrán los cruces de la Liguilla para buscar un lugar en la Promoción. Los choques, a la espera de la confirmación oficial (podría darse un desempate en la octava posición entre Uriburu y Daniel López), serán los siguientes El Elyon-Escuela Daniel López; D. Penales-D. Uriburu; Campos-Matadero y Guardia-Unión (A).

Compartir