Gran triunfo de Belgrano ante la CAI

El equipo santarroseño se impuso por 2-1, como visitante, en su debut en la Zona 1 del certamen federal. Guaycochea y Romero marcaron los goles del Tricolor; mientras que Leguiza estableció la igualdad parcial para los sureños. Cutral Có es la próxima estación.
General Belgrano comenzó ayer de la mejor manera su participación en el Torneo Federal "A" 2015, al vencer como visitante a la Comisión de Actividades Infantiles (CAI) de Comodoro Rivadavia por 2-1, en el partido que abrió la Zona 1 del certamen, correspondiente a la tercera categoría del fútbol argentino.
En el estadio Municipal de Comodoro, Luciano Guaycochea y Jorge Romero marcaron los goles para el elenco santarroseño dirigido por Patricio Mac Allister; mientras que Sebastián Leguiza estableció la igualdad parcial para los sureños conducidos por Armando Tula.
En la próxima fecha, el Tricolor intentará ratificar su buen inicio nuevamente como visitante, en este caso visitando a Alianza de Cutral Có, y buscando un nuevo buen resultado que le permita llegar de la mejor manera a su estreno como local, en la tercera jornada ante el histórico Cipolletti.

Buen inicio.
El puntapié inicial de Belgrano en el Federal "A" fue prácticamente inmejorable, porque a los 5 minutos ya ganaba 1-0 en la lejana Comodoro Rivadavia: el talentoso Guaycochea tomó la pelota pasando la mitad de la cancha, vio mal parado al arquero Carlos Ronco y con un remate lejano encontró la temprana ventaja para los pampeanos.
A partir del resultado a favor, Belgrano encontró el mejor contexto como para desarrollar la idea que Mac Allister quiere imponerle a este equipo: buen trato de la pelota, con mucha gente de buen pie de mitad de campo hacia arriba y dos laterales que llegan por sorpresa. Fue justamente el trabajo de Cristian Vázquez, por el carril derecho, el que empezó a darle réditos a los visitantes, que con el correr de los minutos se asentaban cada vez mejor.
La CAI, por su parte, nunca se salió del libreto escrito por el experimentado entrenador Armando Tula. Bajo la batuta de Lucas Reynoso, el elenco sureño siempre salió por abajo, tocando de un lado a otro y buscando los espacios con tranquilidad.
De todas maneras, el local en ese primer tiempo se encontró con un Belgrano muy bien parado y prácticamente no le generó jugadas de peligro. Hasta que a los 30 minutos cayó una pelota en el área de Agustín Vistarop, se generó una serie de rebotes sin que la defensa pueda despejar y le quedó a Leguiza, que empujó al gol desde un ángulo complicado y estableció el empate.
De allí hasta el final de la primera parte, la CAI acentuó el control de pelota, con un Belgrano un poco más retrasado que buscaba sorprender con alguna contra, algo que casi logra a los 40 cuando Matías Sosa convirtió tras pase de Guaycochea, aunque el tanto fue anulado por posición adelantada.

Aguante y triunfo.
El complemento comenzó como había terminado la primera parte, con los locales manejando los tiempos y haciéndose dueños del balón. Belgrano no pasaba sobresaltos, pero Mac Allister igualmente dispuso los ingresos de Cristian Godoy y Luis Guiñazú para intentar tener más presencia en el medio y cortar la circulación que tenía el juego de los locales. Y lo logró con creces, porque Guiñazú le dio mayor equilibrio al medio y Godoy no sólo recuperó en la derecha, sino que también generó peligro por ese sector.
Además, a los 26 minutos el Tricolor logró el segundo tanto y comenzó a encaminar el triunfo: Guaycochea -el mejor de la cancha- manejó el balón en tres cuartos y realizó una gran habilitación para Romero, quien acomodó la pelota con el pecho entre los dos centrales y de zurda la clavó contra un palo.
En la parte final, la CAI se jugó a buscar el empate y Belgrano mostró templanza para aguantar, con un Vistarop seguro (a los 35 sacó al córner un gran remate de Jorge Gaitán) y una defensa que sacó casi todo (sólo sufrió con un cabezazo de Marcos Rilo en el cierre), hasta que llegó el pitazo final del bahiense Bruno Bocca. Triunfazo de Belgrano, que tras el partido emprendió el largo viaje de regreso, pero con la mayor de las sonrisas por un debut espectacular.